Lunes, 20.05.2019 - 08:33 h
Le quedan por pagar 68,24 millones

El Corte Inglés blinda su acuerdo con Adif antes de replantear su proyecto para Azca

La empresa prorroga el acuerdo de compra de los terrenos antes de abordar el posible cambio de uso de la parcela.

Terreno perteneciente a El Corte Inglés en Azca.
Terreno perteneciente a El Corte Inglés en Azca. / EFE

La operación se cerró el 27 de enero de 2015 mediante un contrato privado de compraventa. El Corte Inglés se comprometía a abonar a Adif 136,48  millones de euros por la parcela de terreno de Azca en la que actualmente su ubica el párking anexo al centro comercial de Nuevos Ministerios, conformada por 10.176 metros cuadrados sobre rasante en tres alturas calificados para uso comercial y otros 17.128 metros cuadrados bajo rasante para uso de aparcamiento. El gigante de la distribución pagó de entrada el 50% del precio acordado y pactó con la empresa estatal el abono del 50% restante cuando se firmara la Escritura Pública, siempre que eso ocurriera en un plazo máximo de tres años.

El plazo estipulado en el contrato venció el pasado mes de enero de 2018 sin que el Ayuntamiento de Madrid hubiera aprobado el trámite administrativo necesario para dar vía libre a la operación. Sin embargo, las partes consintieron en prorrogar un año más las condiciones del mismo ante las positivas expectativas transmitidas por el Consistorio en relación a la aprobación de la licencia necesaria para comenzar la actuación que preveía desarrollar El Corte Inglés: un gran centro comercial con firmas 'premium' de moda y gastronomía para ampliar las instalaciones de las que la compañía ya dispone en esta zona de la capital.

El retraso en la resolución del papeleo municipal ha hecho que este plazo vuelva a vencer. La incertidumbre generada por el estancamiento del expediente en alguna instancia de la estructura administrativa del Ayuntamiento de Madrid no ha socavado en absoluto la confianza de la cúpula de El Corte Inglés en las posibilidades de ese terreno y la compañía ha instado la firma de una nueva prórroga con Adif hasta el 31 de diciembre de 2019, según recoge el operador de la red ferroviaria estatal en sus últimas Cuentas Anuales

Esta nueva prórroga tiene, no obstante, un sesgo un tanto diferente. La intención de la nueva Dirección de la compañía es modificar de cabo a rabo el proyecto de 'centro comercial premium' ideado para la parcela por el equipo de Dimás Gimeno. El Corte Inglés pretende aprovechar la extraordinaria ubicación de esa parcela al máximo. Según adelantó la agencia EFE el pasado 31 de marzo, podría levantarse un hotel en el terreno que compró a Adif, lo que implicaría un nuevo cambio de uso y su consecuente retraso en el proyecto y como consecuencia en el pago. 

Lo cierto es que, fuentes conocedoras consultadas por La Información, señalan que aún no hay un proyecto cerrado para esta parcela, por lo que blindar el acuerdo de compraventa suscrito con Adif es más que importante, ya que el proceso administrativo podría ser aún más arduo de necesitar llevarse a cabo un nuevo cambio de uso. 

Al fin y al cabo el proyecto de instalar en el actual párking de Nuevos Ministerio un centro comercial estaba encauzado después de que el pasado 20 de diciembre el Ayuntamiento de Madrid aprobara el Plan Especial Urbanístico que afecta a la parcela, aunque todavía estuviera pendiente la licencia definitiva en una situación similar a la que está el gran proyecto urbanístico de la ciudad, Madrid Nuevo Norte, o las viviendas que irán en la actual ubicación de las Cocheras de Cuatro Caminos. 

Según señalaba Efe en aquel momento, de construirse finalmente un hotel en esta parcela, hay varias alternativas posibles. Está la de promoverlo y explotarlo a través de FTS Hoteles, la firma hotelera urbana que comparte al 50% con la familia Matutes y que operaba bajo las marcas Ayre y Only You. Otra posibilidad que está sobre la mesa es la de construirlo para posteriormente arrendarlo a otra cadena hotelera, según señalaron fuentes conocedoras del proyecto a la agencia.

La construcción y puesta en marcha del centro comercial de lujo ahora en el aire fue la primera gran apuesta personal de Dimas Gimeno al frente de la compañía. El gigante de la distribución nacional tenía la intención de convertir el solar situado justo al lado de sus icónicos almacenes de Raimundo Fernández Villaverde en un gran centro comercial con firmas 'premium' de moda y gastronomía para ampliar sus instalaciones en esta zona de la capital madrileña. Ahora, los planes parecen que no están claros y lo que comenzó como un proyecto personal puede finalizar, tras el cambio de mando en la compañía, en algo completamente diferente. 

Los vaivenes administrativos

Adif decidió vender los terrenos hoy propiedad -pese a faltar el último pago- de El Corte Inglés en el año 2014 por medio de una subasta en el marco de su plan de desinversiones de activos no estratégicos. La por aquel entonces compañía de Dimas Gimeno puso sobre la mesa 136 millones de euros y se quedó con el jugoso solar. Pero el plan inicial de firma parecía no estar en consonancia con lo que su ubicación requería. "Esta parcela está clasificada como Suelo Urbano Consolidado y calificado como Terciario/Comercial. Las edificabilidades lucrativas objeto de enajenación son 10.176 metros cuadrados sobre rasante en tres alturas (planta baja más dos) con un uso terciario/comercial y 17.128 metros cuadrados bajo rasante en tres sótanos con un uso de aparcamiento", confirmaba Adif en sus cuentas del ejercicio de 2017.

Pese a todo ello, cuando ya parecía que las cosas comenzaban a salir bien -una primera aprobación en 2015-, hubo un nuevo sobresalto que dio al traste con las esperanzas de desbloqueo. La declaración por parte de la Comunidad de Madrid de la Torre BBVA de Azca como Bien de Interés Cultural en el año 2017 hizo que el Ayuntamiento de Madrid se viese obligado a replantear el Plan Especial de este desarrollo. Finalmente, este se aprobó en diciembre de 2018. Ahora solo falta que se decida su uso final. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios