Miércoles, 15.08.2018 - 22:39 h
A golpe de clic

Coverfy, la competencia en el sector de los seguros que está levantando ampollas

Ya trabaja con más de treinta aseguradoras, pero algunas de las grandes temen una revolución en un sector que mueve miles de millones.

Coverfy
Coverfy va especialmente dirigido a los jóvenes..

Coverfy nació en 2016 y es una app pionera dentro del fenómeno
Insurtech en España y una de las aplicaciones de moda en el mundo de los seguros. Una app que te permite “gestionar y optimizar de manera rápida, ágil y sencilla todos tus seguros desde el móvil y además, ahorrar dinero”, según asegura su CEO y fundador, Vicente Arias.

Coverfy, que en el fondo y en la forma es un corredor de seguros por internet (así lo tiene reconocido por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con la licencia J3360), ha logrado más de 100.000 usuarios en sus menos de dos años de existencia; ha levantado 4,25 millones de euros de financiación; emplea a 39 personas, y ‘trabaja’ ya con más de treinta aseguradoras (Allianz, Axa, Zurich, Pelayo, Liberty, Aegon, RACE, Asisa…).

La empresa ha ganado la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo por la Asociación Europea de Economía y Competitividad, pero también ha suscitado el recelo de los corredores de seguros tradicionales y de alguna de las más grandes compañías del sector, que no han entrado en su cartera.

David Navarro, responsable de la vertical InsurTech de la Asociación
Española de Fintech e Insurtech,
ahonda en el recelo de las ‘grandes’
hacia estas startups y asegura que "2018 pretendemos que sea el año donde los acuerdos entre startups Insurtech y los grandes players dejen de ser anécdotas y se conviertan en la norma”.

Poco a poco, esta tendencia está cambiando con la aparición de nuevos players y modelos queden hacer factible llegar a personas que sin tener un coche o una casa en propiedad, pueden necesitar otro tipo de seguros (esquí, viaje, mascotas...).

Todo ello, explica, supone un gran reto para el sector asegurador, ya que estos nuevos modelos requieren del diseño de nuevos productos aseguradores, en muchos casos a medida y/o más sencillos; interfaces tecnológicas que permitan una conectividad en tiempo real, tanto en productos masa como en productos no masa, y adecuar servicios de atención al cliente para alinear la experiencia de usuario ofrecida por este tipo startup. Por ello, remata el directivo de la multinacional francesa de los seguros, “afrontar estos retos ahora puede suponer una oportunidad de transformación del sector hacia un nuevo modelo de relación con los clientes”.

El resto de compañías, tanto las que están en la cartera de Coverfy como las que no, Mutua Madrileña, Santa Lucía, Allianz… dan la callada por respuesta, haciendo gala, quizás, de esa “opacidad” del sector que denuncian las empresas tecnológicas emergentes. "Las Insurtech en España nacen para crear modelos ágiles, transparentes y competitivos en precio”, explica David Navarro. “Las aplicaciones para gestionar los seguros tienen encaje en un cliente que lo quiere todo organizado y controlado a golpe de clic".

todo un negocio

Un sector que mueve el 5,74% del PIB nacional

El sector de los seguros en España supone, según el informe anual 2017 de Mapfre, el 5,74% del PIB nacional, o lo que es lo mismo, en 2016, solo en primas, el negocio asegurador movió 63.892 millones de euros en nuestro país. El informe estadístico anual de mediación 2017 de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones del Ministerio de Economía y Competitividad tasó en 1.081 millones de euros (más de un billón americano) las comisiones que se pagaron en 2016 en el sector.  Un festín de miles de millones de euros en el que cada vez más comensales quieren sentarse a la mesa para repartirse la tarta y un sector, en fin, que ve cómo en los últimos años ha surgido un fenómeno nuevo, que ‘amenaza’ con revolucionarlo, el de las InsurTech. Rastreator, Fintonic, Wiquot, Sharenjoy, Lemonade, Friendsurance, TROV, Pepephone o la mencionada Coverfy son nombres que cada vez suenan más a los consumidores.

La idea surgió de una experiencia personal en un viaje

La idea surgió “de la necesidad de simplificar la gestión de los seguros personales” después de un viaje de Vicente Arias a Estados Unidos con su mujer. “Contratamos un seguro de 146€ por persona cuando, de haber estado bien asesorados, hubiéramos pagado solo 14€ por la misma cobertura. Ahí vi que había mercado y que se podía hacer algo”.

Y ese algo fue Coverfy, que asegura al consumidor poder gestionar todos
sus seguros “en un clic” y “en la palma de la mano”. ¿Cómo funciona y qué ventajas ofrece? Vicente Arias despliega el catálogo: “Puedes gestionar todas las pólizas desde una sola app, en cualquier momento y lugar, independientemente de la compañía. El usuario puede descargar su póliza, declarar un siniestro, recibir avisos de sus renovaciones o cancelar una póliza; optimiza las pólizas de forma proactiva y proporciona mejoras en precios, duplicidades.. Se identifican necesidades no cubiertas y propone mejoras de forma automática, además de dar asesoramiento gatuito a través de un experto vía telefónica o e mail…”.

El CEO de Coverfy ofrece un dato que busca atraer al usuario que aún no
se ha descargado la app: “Quien usa Coverfy se ahorra un 40% en sus
pólizas
respecto a lo que pagaba anteriormente”. Y quizás radique ahí la
principal reticencia de las grandes compañías con esta Insurtech, “pero les ofrecemos una mayor capacidad de captación de clientes porque nuestros usuarios tienen una media de 2,7 pólizas, el doble que la media del sector”.

Críticas por la forma de captar clientes

La captación de clientes de Coverfy, y la relación de los mismos cuando hay siniestros con la compañía aseguradora ha suscitado polémica entre los agentes y corredores de seguros. Según fuentes de este sector, se acusa a Coverfy -‘sotto voce’, porque de manera oficial desde la Asociación Española de Corredurías de Seguros (ADECOSE) se “rechaza” hacer comentario alguno-, de que esta empresa se hace automáticamente, “y de maneras poco transparente” con la posición mediadora de las pólizas del usuario cuando éste se da de alta en la aplicación.

Un alta que se lleva a cabo en tres pasos: contraseña, enumeración de pólizas del usuario y permiso para mejorarlas y optimizarlas. Un proceso, aseguran desde Coverfy, “reversible, perfectamente claro y nítido y del que se puede uno dar de baja cuando y como quiera”. Además, algunos profesionales tradicionales del sector critican el hecho de que la aplicación diga “que debes encargarte tú de hablar con las compañías cuando hay un siniestro y que ellos te facilitan los teléfonos por lo que, en el fondo, cobran por no hacer el trabajo más importante que debe hacer un mediador de seguros”. El tiempo dará y quitará razones.

Insurtech, otra palabra de moda

Insurtech. Palabra surgida de la unión de insurance (seguro) y tech
(tecnología)
y que habla de la aplicación de la tecnología al mundo de los
negocios. Según el informe de Finnovating, el número de empresas
Insurtech en España se acerca ya casi al centenar y el empleo que generan entre éstas y las Fintech (tecnología aplicada a las finanzas) supera las 5.000 personas. Para David Navarro, “Cuando decimos startups hablamos de empresas muy enfocadas en resolver un problema de la forma más automatizada posible, lo que la convierte en escalable (los costes fijos no se incrementan cuando aumenta el volumen de trabajo). En conclusión, resuelven un problema de forma altamente eficiente. Casi siempre se trata de problemas del cliente final, pero también hay empresas que resuelven problemas de los profesionales. 2017 ha sido el año del bautismo del Insurtech español. Si antes no estábamos a la altura de las iniciativas Fintech, ahora se las verá creciendo a mayor velocidad que su hermano mayor.

Coverfy, la competencia en el sector de los seguros que está levantando ampollas

Ahora en portada

Comentarios