Temor a los riesgos 'ocultos'

La división de banca de inversión de Credit Suisse dificulta el rescate por UBS

El gigante estaría preocupado por los riesgos que puede encontrarse en esta división, por lo que estaría pidiendo garantías estatales. Los posibles costes legales a futuro sería otro tema que está en discusión.

Logos de los bancos suizos Credit Suisse y UBS
La división de banca de inversión de Credit Suisse complica el rescate de UBS
EFE

Las autoridades suizas y Credit Suisse y UBS apuran una contrarreloj para tratar de cerrar un plan de rescate lo antes posible. Una de las cuestiones más complicadas durante las negociaciones estarían siendo cerrar ciertos pactos de responsabilidad con Suiza. De acuerdo con Bloomberg, UBS está preocupado por las consecuencias a medio plazo de una operación en principio no deseada y la falta de visibilidad sobre 'las tripas' del negocio de banca de inversión de su compatriota. En este sentido, habría pedido al gobierno suizo que asumiera posibles pérdidas y también hipotéticas responsabilidades legales que pudieran surgir a posteriori. A última hora del sábado varios medios financieros confirmaban que Suiza apoyaría el 'rescate', que no está siendo todo lo exprés que se pensaba

De hecho, las consecuencias legales son una de las cuestiones no solventadas en las resoluciones que se han llevado a cabo en el pasado y uno de los ejemplos es el rescate del Banco Popular por parte del Banco Santander. El sistema europeo no definió las responsabilidades legales del comprador y el Santander ha heredado una amplía oleada de demandas; una experiencia que UBS no parece que quiera repetir, por lo que estaría tratando de negociar con las autoridades suizas.

El banco, en principio, según Bloomberg, sólo estaría realmente interesado en el negocio de gestión patrimonial de Credit Suisse -otras entidades como Deutsche Bank también lo ven atractivo- y no en el negocio bancario. Aunque UBS habría preferido no hacer declaraciones al respecto de las negociaciones, uno de los problemas estaría en que estaría preocupado por los riesgos que pueda encontrarse una vez tome el control dentro del área de banca de inversión del Credit Suisse. 

Al ahora comprador y hasta hace poco competidor se le va a juzgar este lunes con dureza en bolsa y la cotización de UBS ya se ha visto afectada por la crisis de su compatriota. La semana pasada, en plena tormenta de Credit Suisse, UBS se dejó en bolsa más de un 11%. Aunque en términos de valor bursátil es mucho más grande que su compatriota -todavía supera los 60.000 millones de euros de capitalización por los apenas algo más de 7.500 millones de Credit Suisse- es una operación de absorción relevante, que concentra en un único banco mucho riesgo.

Juntos controlaría depósitos por más de 726.000 millones (490.000 de UBS y 236.000 de Credit Suisse) y su volumen de activos conjunto alcanzaría los 1,5 billones de euros. Un verdadero gigante, creado de la fusión de dos bancos sistémicos, cuya primera obligación sería recuperar la confianza del mercado... y la bolsa espera ansiosa noticias para ponerlas en precio el lunes.

Mostrar comentarios