Martes, 17.09.2019 - 08:34 h
El escándalo no afecta a la actividad

La crisis de BBVA aterriza en el telediario y amenaza con impactar en los clientes

El CEO de la entidad reconoce que el 'Caso Villarejo', en el largo plazo, puede afectar a la relación del banco con sus clientes y empleados.

BBVA
La crisis de BBVA aterriza en el telediario con el riesgo de impactar en los clientes. / BBVA

Crece la exposición mediática de BBVA, que teme que la actual crisis reputacional que ha generado su implicación en el 'Caso Villarejo' termine por afectar, en el largo plazo, a la confianza de sus clientes. Por el momento, el escándalo del espionaje no tiene reflejo en la actividad del segundo mayor banco de España, pero su imputación como persona jurídica en la causa que investiga su relación con el comisario jubilado abrió el lunes por la noche el telediario de RTVE, mientras también ocupó un lugar destacado en los informativos de Antena 3 y Telecinco.

Además, las portadas de los prácticamente todos los diarios generalistas de España también resaltaron la decisión del juzgado de investigar a BBVA por los delitos de descubrimiento y revelación de secretos, corrupción entre particulares y cohecho. Por si fuera poco, alguna tertulia de media mañana, normalmente copadas por la información política, se hicieron eco ayer de los resultados del banco y de las declaraciones de su consejero delegado, Onur Genç, que reconoció que el asunto está impactando a la reputación de la entidad.

"No nos gusta estar en los periódicos en un asunto como este, que obviamente tiene (en el largo plazo) una repecursión en el pensamiento de nuestros empleados y clientes", afirmó el número dos de Carlos Torres. Y es que un foco constante de los medios en BBVA y en su relación con Villarejo es un riesgo importante, tanto para el banco como para el conjunto de la economía, del que la entidad es plenamente consciente, como demuestran las palabras de su consejero delegado.

Genç recalcó en más de una ocasión el "compromiso" del banco de esclarecer los hechos y colaborar con las autoridades judiciales, pero no detalló qué tipo de medidas va a aplicar para atajar su crisis reputacional. Solo aseguró que se han reforzado los procesos de control interno tras los "hallazgos relevantes" de la investigación 'forensic' encargada a Garrigues, Uría Menéndez y PwC.

Alegando no poder interferir en la investigación judicial, el CEO tampoco explicó a que se refieren los citados hallazgos ni a qué se debe la destitución de un peso pesado como Eduardo Arbizu, que hasta hace dos días era el responsable de Control Interno y Regulación de BBVA y que durante la etapa de Francisco González fue el responsable de los servicios jurídicos de la entidad.

Los analistas no muestran su preocupación públicamente

Sea como fuere, los resultados de BBVA al cierre del primer semestre de 2019, como defendió Genç, no tienen un reflejo directo de la crisis reputacional, un asunto que es muy difícil de medir en términos financieros, tal y como explican desde el departamento de análisis de mercado de uno de los principales bancos de España, desde el que aseguran que, pese a que ayer los analistas no se interesaran en público por el Caso Villarejo, el asunto sí que despierta preocupación en el mercado, por los potenciales efectos que pudiera tener sobre la cotización de la entidad.

De hecho, son estas mismas fuentes las que recuerdan que los procesos judiciales se dilatan durante años y que la imputación de BBVA y de algunos de sus directivos y exdirectivos (entre los que, por el momento, no hay ningún primer espada que siga en el banco) se ha producido en el mes de julio, fuera del primer semestre. Es por ello que, durante los próximos trimestres, tanto supervisores como inversores y accionistas seguirán mirando con lupa, trimestre a trimestre, los resultados en España de la entidad para comprobar que el caso no afecta a su actividad.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios