Martes, 19.11.2019 - 08:29 h
A cargo de una provisión

Cúpula y plantilla de Wallapop ingresan 13 millones de bonus tras salir de EEUU

La startup española de compraventa de segunda mano ralentizó el crecimiento de ingresos por promoción de anuncios y envíos hasta algo más del 20%.

Wallapop
La cúpula de Wallapop ingresó 13 millones de bonus. / L.I.

Algo más de 13 millones de euros es el bonus que se repartieron el equipo directivo y empleados de la plataforma de compraventa de productos de segunda mano Wallapop después de la venta de las acciones de su filial en Estados Unidos al gigante sudafricano Naspers. El dinero salió de los 134 millones de euros que ingresaron por esta operación a mediados del año 2018. Un ejercicio en el que los ingresos se ralentizaron y crecieron apenas un 20% respecto al año anterior.

El origen de esta operación hay que encontrarlo a mediados del año 2018. Dos años después de la fusión de su filial estadounidense con su competidor Letgo -en manos del gigante Naspers-, los accionistas de Wallapop deciden hacer líquidas esas acciones y vendérselas a los sudafricanos. Venden el 31% de los títulos en el mes de agosto 2018. Este movimiento implicaba la activación de su plan de incentivos, pues directivos y empleados entendían que esta operación suponía una causa para liquidarlo, al menos, en parte. Y así lo aprobaron en un consejo de administración en diciembre.

De esta forma, el equipo directivo de aquel ejercicio y la plantilla se repartieron un incentivo total de 13,6 millones de euros. ¿Cuántos son los beneficiarios? No son precisados en la memoria anual recién presentada en el Registro Mercantil, en la que da cuenta de toda la operación. Ese desembolso va a cargo de la provisión de 23 millones de euros que ya habían reservado a finales de 2017 para este plan. Los 10 millones restantes siguen reservados para la venta de la propia Wallapop, para la que los accionistas -liderados por los fondos estadounidenses Accel Partners e Insight- creen que hay un 75% de probabilidad para los próximos cinco ejercicios. A cierre del año pasado quedaban por entregar otros 605.000 euros.

Estos planes de incentivos suelen ser habituales en el caso de startups tecnológicas, que basan parte de su remuneración al equipo en 'stock options' que se ejecutarían en caso de una venta. Por ejemplo, el equipo fundador y parte de la plantilla de Social Point, la desarrolladora de juegos móviles con base en Barcelona, ingresaron 13,7 millones de euros después de la adquisición de la compañía por el gigante estadounidense Take-Two. O Privalia, donde se aprobaron tres planes de incentivos desde 2008 que supusieron el desembolso de más de 36 millones tras la compra por parte del grupo francés Vente-Privee.

Ralentización de los ingresos

Parte del plan de incentivos de Wallapop se desembolsó justo después del año 2018 en el que su negocio se ralentizó. Durante ese ejercicio, los ingresos crecieron apenas un 21% (13,6 millones), cuando en 2017 crecieron casi el 70%. Estos proceden, principalmente, de la promoción de los anuncios de particulares en su plataforma y de los envíos de las compras -de los que se quedan con una comisión-. Desde la compañía aseguran que la previsión para este ejercicio del que quedan apenas dos meses es alcanzar la barrera de los 20 millones de euros. Es decir, esperan duplicar el ritmo de crecimiento (un 45%).

Excluyendo el efecto de la venta de los activos de Estados Unidos, que se han contabilizado como 'Otros Resultados' en forma de ingresos, se ha recortado de manera importante las pérdidas hasta prácticamente eliminarlas de la cuenta de resultados. Hay que tener en cuenta que durante los ejercicios anteriores se habían acumulado más de 100 millones de euros de 'números rojos'. En su plan de negocio, precisamente, se encontraba lograr 'números negros' en este ejercicio fiscal. "Estamos realmente satisfechos; somos una compañía sólida y con un futuro prometedor", explica el CEO, Rob Cassedy, que tomó el testigo tras la salida del anterior máximo directivo, Agustín Gómez.

Diferentes cifras de la operación

Al margen de las cifras de negocio de ese año, la memoria anual de Wallapop contabiliza de manera diferente la venta de Estados Unidos respecto a cómo lo hace el comprador, los sudafricanos Naspers. Éste último reportó en su informe anual presentado en la bolsa de Nueva York y Johannesburgo que había desembolsado 189 millones de dólares (unos 160 millones de euros al cambio de aquella fecha) por adquirir ese 31% que controlaba Wallapop.

Sin embargo, la española fija ese ingreso en 155 millones de dólares (134 millones de euros). De esos, repartió entre los fondos y resto de accionistas 122 millones de dólares, es decir, en torno al 80%. Sea como sea, lo que sí queda claro es que la auditora de la empresa española, EY, planteó una salvedad en su informe por la forma de contabilizar los ingresos recibidos por la venta y los cambios en los activos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING