Martes, 22.10.2019 - 19:21 h
Busca ser el 'Netflix' de los deportes

Dazn: el magnate ruso que irrumpe en el streaming de la Euroliga y la MotoGP

Está controlada por Len Blavatnik, el tercer británico más rico y con conexiones con el dueño de Dia. Ahora trata de hacerse con derechos millonarios.

Blavatnik donó más de 100 millones a la Universidad de Oxford, entre otros actos de filantropía
Dazn: el magnate ruso que irrumpe en el streaming de la Euroliga y la MotoGP / J. Caims

Dazn. Muy pocos en España habían oído hablar de esta plataforma de vídeo bajo demanda. Muy pocos hasta que este mes de noviembre ha sucedido a Movistar como dueño de los derechos de retransmisión en Internet de MotoGP y se ha hecho también con los de la Euroliga de baloncesto. Todos ellos los emitirá a partir de 2019. Su objetivo es convertirse en el ‘Netflix de los deportes’. Para ello está poniendo sobre la mesa cientos de millones en adquirirlos. Pero, ¿quién está detrás de esta compañía?

Len Blavatnik no es un nombre especialmente conocido en España. Sí lo es en Reino Unido, donde es la tercera persona más rica con una fortuna de más de 17.000 millones de euros, y también en Rusia. Su conglomerado, Access Industries, tiene una división vinculada al contenido y medios deportivos, Perform Group. Y bajo su paraguas se sitúa Dazn, que ahora irrumpe en el mercado de las retransmisiones deportivas en España después de hacerlo en otros mercados como el británico -donde tiene su sede- o el italiano.

Un magnate para los derechos

¿Quién es Blavatnik? Su origen hay que encontrarlo en la Unión Soviética antes de la caída del Muro de Berlín. A mediados de los 80, fundó Access Industries, el conglomerado empresarial localizado en Nueva York (Estados Unidos) y que hoy es matriz de una cantidad ingente de inversiones y negocios en sectores como el hotelero, el cine o el petróleo. Pero el punto de inflexión más significativo hay que encontrarlo en 2013.

Él, junto con otros magnates multimillonarios rusos -entre los que se encontraban Mikhail Fridman, el dueño del 29% del grupo español de distribución DIA-, vendieron el 50% de TNK-BP, la tercera compañía petrolera más grande del mundo. Con la operación, Blavatnik obtuvo, según la revista Forbes, 7.000 millones de dólares. Tras cerrarla, el medio estadounidense lo colocó como “uno de los cuatro jinetes del Apocalipsis económico de Rusia”.

Durante este tiempo ha estado señalado como uno de los oligarcas rusos cercanos al presidente, Vladimir Putin. Fue investigado por Robert Mueller, Fiscal General Adjunto y fiscal especial que se encarga de las pesquisas sobre la presunta intervención electoral de Rusia en las elecciones presidenciales estadounidenses en 2016. ¿La razón? Su donación de un millón de dólares al llamado Fondo Inaugural, es decir, la hucha con la que se pagaron costes del comité de Donald Trump, tras su victoria en las elecciones estadounidenses.

En 2011, antes de esa ‘megaoperación’, el magnate compró por 3.300 millones de dólares el grupo Warner Music, a través de su conglomerado de empresas. A esto hay que sumar operaciones de inversión en Hollywood, con diferentes producciones. En 2014 puso sobre la mesa 1.200 millones de dólares para hacerse con Perform, para aterrizar en el negocio del streaming deportivo. Esta llegada al mundo de los contenidos fue el inicio de su nueva batalla: construir el ‘Netflix de los deportes’ a través de la plataforma Dazn. Y es por eso precisamente por lo que aterriza en España.

Dazn, sin sociedad propia en España

Dazn hoy tiene su sede en Reino Unido. Opera a través de la sociedad Perform Investment Limited, que forma parte del grupo del mismo nombre y que incluye otros negocios vinculados al deporte como el servicio de análisis de datos y estadísticas Opta. La sociedad arrancó en el año 2016, y durante ese ejercicio lanzó su servicio (y filiales) en Alemania, Suiza, Austria, Reino Unido y Japón.

¿Sus ingresos? En 2017, cuando aún no había aterrizado en otros mercados como el de Reino Unido o el español, logró un volumen de negocio de 90 millones de libras (101 millones de euros al cambio), pero con unas pérdidas antes de impuestos de 260 millones de libras (291 millones de euros). ¿La razón? “Refleja la inversión durante la fase de lanzamiento de la plataforma”, explica en la memoria presentada en el Registro Mercantil británico (Companies House).

En España, la compañía no cuenta con sociedad propia para operar la plataforma. De hecho, remite a la sociedad británica cabecera (Perform Investment Limited) en su página web. El grupo sí que tiene una filial en España, Perform Media Spain SL, pero que se centra en los servicios vinculados a los medios vinculados al deporte.

Miles de millones en derechos (los últimos en España)

Más allá de la presencia societaria, Dazn está generando sorpresa en el sector por su afán inversor para hacerse con derechos. A cierre de 2017, tenía el compromiso de adquirir derechos por valor de 2.586 millones de libras (2.900 millones de euros). De ellos, un 15% debía pagarlos durante este año 2018. Su apuesta ha continuado durante 2018 donde, por ejemplo, ha alcanzado un acuerdo para quedarse con los derechos para retransmitir numerosos eventos de boxeo por 1.000 millones de dólares.

Tal es el esfuerzo inversor de la compañía, que están plantéandose deshacerse del área de ‘Contenido’, donde se alojan negocios como el de los datos Opta, para hacer caja y abordar la fuerte inversión que tienen por delante. ¿Cómo devolverla? Confían en que, al igual que Netflix o Amazon, consigan la masa crítica suficiente de clientes para hacerlo rentable, tal y como reconocía Simon Denyer, CEO de Dazn (Perform), en una entrevista con 'The Guardian'. Por ahora, en los mercados donde están presentes cobran 12 dólares al mes por ver toda la oferta deportiva.

Ahora, en España han ganado posiciones. Ha relevado a Movistar y a partir de 2019 se encargará de las retransmisiones de MotoGP. A ello suma la Euroliga, que también podrá ser incluida en su paquete en España, que será lanzado próximamente (hoy no está disponible). No descarta ir a por La Liga y la Champions League de fútbol. Ahora queda por ver si esta fuerte apuesta económica convierte al magnate en una alternativa real a las grandes telecos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios