Jueves, 21.06.2018 - 02:57 h
Los primeros en llegar fueron Hewlet y Packard (HP)

De Chuck Cohn a Sabeer Bhatia... los otros Zuckerberg de Silicon Valley

Conseguir inversión, este es el motivo que lleva a muchos emprendedores a desplazarse hasta Silicon Valley para montar o desarrollar sus empresas.

Silicon Valley
Silicon Valley

Silicon Valley es un centro tecnológico establecido en Californía, en el extremo sur de la Bahía de San Francisco. Varias empresas como Apple o Google comenzaron a instalarse en esta zona que acabó conociéndose como el corazón de la tecnología informática. Sin embargo, ha sido Mark Zuckerberg quien puso de moda este nombre y todo lo que representa.

Los primeros que asentaron sus reales fueron Hewlet y Packard (HP), los fundadores de la famosa marca de ordenadores. Tras ellos vinieron muchos más. Pequeños emprendedores que desde Mountain view a Palo Alto y desde Santa Clara a Cupertino; convirtieron sus empresas en las más cotizadas del mundo: Apple, Google, Intel, Oracle, Visa o Facebook. Un mundo virtual, manejado por robots que nos lleva a descubrir pizzerias en las que el hombre queda relegado por máquinas que preparan las pizzas. Sí, existe: Zuma Pizza.

Otro caso de éxito es el de Sabeer Bhatia. Este joven creó el servicio de correo Hotmail lo que le ha llevado a ser el indio más influyente en Silicon Valley y uno de los que más influye a nivel global en materia de negocios.

Conseguir inversión de primer nivel. Este es el motivo que lleva a muchos emprendedores a desplazarse hasta Silicon Valley para montar o desarrollar sus empresas. Chuck Cohn, el CEO de Varsity Tutors, desplazó de St. Louis para conseguir financiación para su negocio. A los pocos días había conseguido su objetivo asegurándose 50 millones de dólares tras entrevistarse con 10 inversores potenciales.

“Comenzar una empresa en Silicon Valley da prestigio como estudiar una carrera en Stanford”, señaló el socio de Technology Crossover Ventures, Woody Marshall, quien lideró las primeras inversiones de su firma en Netflix. Spotify y Airbnb.

Ahora tiene 500 empleados

La idea de negocio le pillo a Cohn estudiando francés. Tras una mala experiencia cuando estaba aprendiendo un idioma se le ocurrió montar un negocio de tutorías sin que los estudiantes tengan que ir a un centro. Comenzó en el negocio en 2007 cuando todavía era estudiante en Washington, en ese momento repartía folletos en el campus y en la cafetería para conseguir uno a uno sus clientes.

"Nuestro modelo de negocio original era similar al negocio de DVD por correo electrónico de Netflix: vaya a nuestro sitio web y solicite un tutor para ir a su casa", afirmó Cohn a la CNBC. Hasta a la fecha, la empresa ha formado a más de 100.000 estudiantes en más de 3 millones de horas.

Ahora en portada

Comentarios