Jueves, 22.08.2019 - 16:40 h
El sector financiero celebra el batacazo de Pablo Iglesias

La debacle de Podemos alivia a Bankia: aleja el fantasma de una banca pública

La derrota de la formación morada en las elecciones limita de manera notable su capacidad de influencia sobre el futuro Bankia.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri
La debacle de Podemos alivia a Bankia: aleja el fantasma de una banca pública. / EFE

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, puede respirar tranquilo tras el batacazo de Pablo Iglesias en la cita electoral del pasado domingo. La derrota en las urnas del líder de la formación morada, que ha perdido representación política en todos aquellas comunidades donde se abrieron las urnas, limita sobremanera la capacidad de influencia de Unidas Podemos sobre el futuro Bankia, entidad en la que el Estado aún cuenta con una participación del 60% y cuya privatización debe estar completa antes de finales de 2021.

Tal y como refleja el programa de la formación magenta, Iglesias tenía la intención de sustituir con carácter inmediato a Goirigolzarri para hacer de Bankia -cuya gestión recae en manos privadas a pesar de que la mayoría del capital es de titularidad estatal- una banca pública, pero sus planes tendrán que esperar tras la debacle experimentada por Podemos. Y es que la posición negociadora del partido de Iglesias de cara a la futura investidura de Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno ha quedado notablemente debilitada tras la pérdida de más de 800.000 votos y unos setenta diputados autonómicos.

Estos resultados han sido bien recibidos desde la entidad financiera y aliviarán a su presidente, que hace unos meses pidió al nuevo Ejecutivo evitar la "tentación" de convertir Bankia en una banca pública. Algunos directivos del banco reconocían en privado estar preocupados por un eventual Gobierno socialista con una importante influencia de Podemos, unos temores que comenzaron a desvanecerse una vez se conoció el resultado de las elecciones generales del pasado 28 de abril y que ahora prácticamente desaparecen. "A la hora de negociar el gobierno no vamos a poder pedir muchos elementos que nos gustarían", reconoció el propio Iglesias ayer.

Falta, no obstante, conocer la estrategia de privatización que aplica el nuevo Gobierno del PSOE. La intención del anterior fue maximizar la recuperación de las ayudas públicas inyectadas en el banco, lo que llevó a ampliar dos años el plazo de la desinversión y a considerar la venta de grandes paquetes de acciones de Bankia entre fondos de inversión internacionales. Está por ver si durante la nueva legislatura se promueve la fusión de Bankia con alguno de sus principales competidores.

"En clave país, es un buen resultado"

No obstante, el desenlace de las dos citas electorales de los últimos meses no solo alivia a Bankia, sino que también satisface al conjunto del sector financiero. "El derrumbe de Podemos reduce la posibilidad de que entre a formar parte de un Gobierno de coalición con el PSOE, lo que resulta una buena noticia, pues su entrada en el Ejecutivo podría haber supuesto medidas populistas y de izquierdas, así como políticas poco favorecedoras para la economía y el mercado", asegura el banco de inversión Alantra en una nota dirigida a sus clientes tras las elecciones.

Por su parte, un importante directivo del sector financiero español incide en que los resultados de las elecciones municipales y autonómicas son buenos "en clave país", pues muestran a Pedro Sánchez que, a pesar de la clara victoria del PSOE, no tiene "barra libre" para implantar cualquier tipo de política al tiempo que los partidos que se sitúan en los extremos del arco parlamentario, Vox y Podemos, pierden fuelle.

Además, desde Alantra inciden en que el hecho de que el PP, Ciudadanos y Vox puedan retener la Comunidad de Madrid supone también una buena noticia para los inversores. En opinión del banco de inversión, un gobierno autonómico en la capital con el PSOE a la cabeza hubiera elevado "masivamente" los impuestos en la región más rica de España, lo que hubiera tenido un impacto "negativo" sobre el crecimiento.

Con todo, Alantra es prudente y califica el resultado de las elecciones municipales y autonómicas como ligeramente positivo a la espera de conocer los pactos que dan lugar a la investidura de Pedro Sánchez como presidente y las políticas económicas que instaura el nuevo Ejecutivo antes de realizar una lectura más en profundidad de la nueva situación política en España.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios