Miércoles, 20.06.2018 - 20:32 h
Diversificación de inversiones

Del aceite al cine o sus cotos cinegéticos: los negocios del socio de Amancio Ortega

Abastece de zapatos y complementos a Inditex, fabrica aceite en Albacete y se codea con Juan Roig en la listas de los más ricos. 

Fábrica de Tempe.
Fábrica de Tempe.

Hace un mes la Asociación de Empresarios Valencianos recibía con galones a nuevos miembros de su organización. Allí estaba Ignacio Ferrero, dueño de Cola Cao y Nocilla, y Vicente García, el hombre que comparte accionariado con Amancio Ortega, aunque como el del grupo Inditex, retirado ya de la primera línea. Vicente García Torres es un nombre que pisa fuerte en el tejido empresarial, sobre todo el valenciano. Al frente de Tempe, en la que comparte accionariado a partes iguales con Inditex, en la localidad alicantina de Elche algunos le conocen como ‘El Emperador del calzado’. La empresa, la mayor factoría de calzado del país, tiene sede empresarial en Arteixo, A Coruña, y unas oficinas modernas en la zona de la ‘Ruta del calzado’, a mitad de camino entre Alicante y la localidad ilicitana. Cerca, en la misma calle del polígono se ubica también uno de sus primeros outlets.

Ortega y García Torres estrecharon lazos en 1989. Fue entonces, cuando se codeó y firmó sus creaciones con Inditex, cuando su nombre cobró significado en el panorama nacional. Vicente García era Presidente y Fundador de la firma y tenía el 50% de las acciones. La primera colección de calzado llegó a la sección de niño de Zara en 1990. Sucesivamente, sus zapatos pasaron a ocupar escaparates en todas las marcas de Inditex. La sociedad aumentó su comercialización con esta alianza y se transformó en uno de los líderes de zapato español con una producción de más de cincuenta millones. Desde su centro logístico de Elche suministra sus productos a los cerca de siete mil establecimientos que Inditex tiene repartidos por 88 países. En los próximos años espera superar la cifra de 100 millones de pares de zapatos anuales. En 2017 ganaron 94, 8 millones de euros y tuvieron un negocio de 1.117 millones de euros, pero esperan superar los 100 millones de pares de zapatos anuales. No tienen competidor. Camper, otra de las marcas más reconocidas en el sector, de la familia Fluxá, no se le acerca ni de cerca en facturación.

Amancio Ortega figuraba como apoderado en esta empresa hasta que en 2017 decidió abandonar este cargo en 53 de sus filiales, entre ellas su división zapatera. Entonces pasó a asumir ese puesto Ramón Reñón, uno de los hombres de confianza del emporio textil. Ahora en el consejo de administración se sientan dos miembros de cada ‘familia empresarial’. Por Inditex, Ramón Reñón y Antonio Abril. Por el lado mediterráneo, Vicente García, que preside el consejo, y su esposa, Isabel Peralta, procedente de una acaudalada familia de Alcoi.

Hay vida más allá de Tempe

Pero Vicente García Torres era y es un hombre de negocios con una trayectoria empresarial muy reconocida entre las élite empresariales y sociales del mediterráneo al margen de Tempe. Como suele decirse, no hay palo que no toque. Desde Promociones Azarbe dirige un holding empresarial con intereses en carburantes, seguros, transportes, seguros, comercio, inversiones inmobiliarias…. Ha ocupado 16 cargos en once sociedades aunque en la actualidad solo mantiene cargos puestos en Zócalo Urbana, Inversia Cantal Proyectos S.L., Edifica, Inversiones Inmobiliarias Aliwood Mediterráneo Producciones, Inversia G-Plus, además de Tempe, su nave nodriza. Poco a poco, y como ha hiciera hace unos años Amancio Ortega, ha dejado paso a sus dos hijos. Promociones Azarbe, se administra solidariamente por Antonio e Isabel García Peralta a través de las entidades Vimar Capital y Marvi IGP Investment. Mientras Antonio es el sucesor ‘designado’ y cara visible de Tempe, Isabel está a los mandos de la productora de cine con discreto éxito. Está detrás de ‘Un cuento chino’, película nominada a los Goya y protagonizada por Ricardo Darín.

Torres gasta discreción, como su homónimo gallego. Comparte afición por el descanso que aporta el campo. A través de Promociones Azarbe, es titular de una propiedad en la tranquila localidad albaceteña de Elche de la Sierra, muy cerca de Hellín en la que posee desde 2005 un inmueble en la calle 18 de julio con vuelta a la calle de Goya. De una extensión de 1150 metros cuadrados de los que están edificados un poco más de trescientos metros cuadrados rodeados de jardín. La propiedad se divide en una planta baja de un porche de poco más de cuarenta metros y una vivienda de doscientos setenta y un metros cuadrados compuesta de hall, distribuidor, salón comedor, cocina, lavadero, un dormitorio principal, otros dos dormitorios y un desván en la planta alta. En este municipio produce desde 1995 aceite a través de Acecasa, una empresa que ha sido reconocida con galardones por la calidad de su producto que se produce a través de olivos cultivados en Andalucía, Murcia, Castilla la Mancha y Valencia.

Promociones Azarbe es titular de inmuebles en Alcoi, de donde es originaria su mujer, y en Santa Coloma de Gramanet. Hace unos meses, además, se hicieron con Isla Marina, tal y como publicó Valencia Plaza. El dueño de Tempe quiere continuar con el local Vip de la noche alicantina. Pero no es la única empresa inversora en inmuebles que tiene. La promotora Edificia, controlada por Azarbe, es la autora de un residencial de lujo en la Playa de San Juan o la artífice de la sede de la consultora Deloitte en la Explanada de Alicante. Aquí tiene la sede Eventos Los Casales S.A., la antigua Coto Minero de Hellín SA, que tiene como socio único a la nave nodriza del empresario Promociones Azarbe S.A, la organización de eventos de todo tipo, como alojamientos rurales, cinegéticos, cacerías, monterías, captura de animales y todos los servicios complementarios con dichas actividades. El antiguo Coto Minero de Hellín, situado en la pedanía de Las Minas, un pueblo casi fantasma en la frontera con Murcia, entre los ríos Mundo y Segura. La empresa es una de las que explotaban el azufre tan codiciado hace muchos años pero que dejó de tener actividad en 1960 y que ahora permanecen vacías como una reliquia turística para paseantes y curiosos.

Vicente García es un cazador reconocido. Es dueño de las fincas Marines y Peralta, en Ayora, dos cotos cinegéticos de más de 2.600 hectáreas controlados por Cortijo de Trifillas, perticipada por el Grupo Azarbe. Una de sus fotos cazando las publicó El Mundo junto al empresario Vicente Huerta, dueño de Alviasa, y el delegado del Gobierno, Serafín Castellano, con motivo de las investigaciones que constaba en el sumario del ‘cartel del fuego’.

Ahora en portada

Comentarios