Lunes, 06.04.2020 - 14:16 h
Contra la histeria colectiva

De informático a reponedor: 'baile' de puestos en la crisis de los supermercados

Hay casos de todo tipo en grandes superficies, que incluso han empezado a reasignar a personal de oficina para que siempre haya alimentos.

Promoción de productos de CyL en Carrefour
De informático a reponedor: 'baile' de puestos en la crisis de los supermercados. / EUROPA PRESS

La histeria colectiva parece haberse apoderado de los clientes de supermercados, especialmente en Madrid y Vitoria, donde este martes se veían estantes vacíos, largas colas para entrar en las tiendas y párkings saturados de coches. Por eso, y ante la falta de protocolos de actuación oficiales en el sector, algunas grandes superficies han empezado a tomar medidas temporales para prevenir el desabastecimiento por el miedo generalizado al coronavirus. Entre ellas, reubicar a trabajadores de centros como Carrefour o Alcampo para que ejerzan de improvisados reponedores mientras dure la crisis.

Fuentes del sector reiteran a 'La Información' que por el momento no existe ningún plan de actuación, ya que aún "no se han observado cambios significativos en los hábitos de consumo", a excepción del incremento de tiendas en lugares como Madrid o Vitoria que ya han sufrido esta semana los efectos de la histeria colectiva por el coronavirus. Sin embargo, eso no ha impedido que los centros que se están viendo sobrepasados por la situación hayan decidido tomar medidas excepcionales.

En algunos casos, los trabajadores tienen que cambiar sus funciones temporalmente para cubrir las necesidades de la empresa: por ejemplo, hay quienes trabajan en la sección de venta de productos tecnológicos de grandes superficies como Alcampo, pero que han sido reubicados como reponedores eventualmente, hasta que remita la altísima demanda de productos alimentarios que se vive en esos centros ahora mismo. También se aplica, en casos como el de Carrefour, a empleados de oficina que tienen que dedicarse a reponer alimentos en los centros comerciales a modo de horas extra. tal y como ha podido saber 'La Información'.

De la oficina al almacén

De hecho, algunos de estos empleados que habitualmente en puestos administrativos o en entornos digitales se quejan de que están llegando a recibir coacciones por parte de sus superiores para que cambien de puesto haciendo horas extra como reponedores o en almacén. 'La Información' ha podido saber que hay departamentos enteros que ya están trabajando en centros comerciales, excepto el personal imprescindible. Sin embargo, desde Carrefour explican que se trata siempre de "labores de apoyo" para las que no en absoluto se coacciona a la plantilla.

En el caso de quienes ya tienen un puesto como reponedores o mozos de almacén, hay casos en los que los empleados aseguran tener que entrar antes a trabajar para poder reponer los lineales con más alimentos, con un doble objetivo: que no tarden más tiempo en vaciarse y que influyan en el comprador impulsivo, aplacando sus ganas de adquirir todos los productos que pueda meter en su carro.

Todas las cadenas de supermercados consultadas reconocen este cambio de puesto o esas horas extra temporales de parte de sus empleados mientras dura la alta demanda. Sin embargo, puntualizan que trata de una situación excepcional que no compromete la estructura de la empresa ni el puesto de cada trabajador reasignado temporalmente: "Se trata de un reajuste por causas ajenas a la empresa".

Desde el pasado lunes, muchos supermercados, especialmente en Vitoria y Madrid, se han visto desbordados por la alta demanda de los clientes, que han dejado varios estantes vacíos por momentos. La ternera y el papel higiénico han 'volado' en muchos casos, siendo los principales productos que compran quienes llenan sus carros como si se preparasen para el apocalipsis. Otros son los productos enlatados o no perecederos como la pasta, que los empleados tienen que reponer con más frecuencia de lo habitual. Y empiezan a no dar abasto.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING