Martes, 11.12.2018 - 21:47 h
Los Wertheimer

¿A quién pertenece Chanel? La clave está en una saga empresarial judía millonaria

La 'maison' francesa es la marca más importante del mundo del sector del lujo, pero existe mucho misterio alrededor de quién está detrás de ella.

Chanel
La firma de lujo Chanel facturó 8.000 millones en 2017 / EFE

Hace unos días, la firma de moda y lujo Chanel celebró el Museo MET de Nueva York su último desfile de este año, el llamado Métiers d’Art, dedicado a los artesanos de la casa francesa. Con una estética egipcia y numerosos rostros conocidos entre los asistentes -incluida la española Penélope Cruz, que es su nueva embajadora-, la marca volvió a deslumbrar al mundo como lleva haciendo nada menos que 108 años. Pero en este tiempo, una duda ha sobrevolado el sector del lujo, ¿a quién pertenece esta poderosa enseña?

Porque Chanel está fuera de los dos grandes conglomerados de moda y alta gama del mundo, los grupos LVMH y Kering, los cuales poseen a las principales firmas de este segmento. Esta empresa, fundada por la mítica Coco Chanel en 1910, siempre se ha mantenido al margen de estas luchas de poder, ya que ha caminado de forma independiente sin necesidad del capital ajeno para seguir dictando las tendencias mundiales. Si bien detrás de ella también hay dinero, y es el que maneja la familia Wertheimer.

Este clan francés de origen judío siempre ha estado detrás de Chanel prácticamente desde el principio, ya que Pierre Wertheimer fue socio de Coco en los inicios de la marca. En 1924, se alió con este empresario procedente de una familia de importantes comerciantes para constituir Parfums Chanel con el objetivo de extender su mítico Chanel nº 5 a un público más amplio. Así, se constituyó el germen de House of Chanel, la compañía que engloba hoy todos los negocios del grupo -también están bajo su paraguas las marcas Bell&Rose y Eres-.

A partir de entonces, Chanel ha ido pasando de padres a hijos Wertheimer hasta que, a día de hoy, está en manos de Gerard y Alain, nietos de Pierre. Este año para celebrar los 108 años de historia de la 'maison', la firma publicó por primera vez en la historia sus resultados, que reflejan unas ventas de casi 8.300 millones de euros en 2017, con un beneficio de 1.790 millones. Todo esto coloca a Chanel como una de las firmas de moda que más dinero mueve de forma independiente, pues los grandes grupos facturan más al poseer diferentes marcas.

Los Wertheimer: perfil idéntico a Amancio Ortega

Según publicó Bloomberg este año, se estima que la fortuna de esta saga de comerciantes judíos ascienda a unos 14.000 millones de euros, siendo Chanel su principal baluarte. Porque al fallecido Pierre no se le escapaba que esta marca iba a tener un gran éxito, de ahí que tuviera una lucha encarnecida con la fundadora Coco para hacerse con ella.

Aunque en principio la relación fue amistosa, finalmente derivó en un enfrentamiento por quedarse con el control de la marca, algo que pasó por numerosos tribunales pero que finalizó en 1954 cuando la visionaria diseñadora vendió a Wertheimer su parte de la empresa a cambio de que respetara su legado, su estilo creativo y le pagara todos sus gastos hasta que viviera. Incluidas las facturas de su estancia perpetua en el Hotel Ritz de París -a pesar de tener casa propia, Coco prefería vivir en este hotel para sentirse más acompañada-.

En 1974 los hermanos Alain y Gerard sucedieron a su padre, Jacques, al frente de la casa. Y fueron ellos quienes tomaron la mejor decisión hasta la fecha, porque fueron quienes ficharon al considerado mejor diseñador vivo, el alemán Karl Lagerfeld. Él ha sido capaz, introduciendo su particular toque vanguardista, de mantener el legado de Coco y que sea el que siga marcando la pauta de la moda mundial tantos años después.

Karl Lagerfeld
Karl Lagerfeld en uno de los últimos desfiles de Chanel en París / EFE

Además, la estrategia les ha salido redonda a estos empresarios, pues poniendo de principal creativo a un hombre tan mediático como Lagerfeld - sus comentarios siempre generan polémica- ellos podían permanecer en la sombra tranquilamente. Porque, a día de hoy, no existen apenas documentos gráficos que permitan identificarles. 

Chanel
Alain y Gerard Wertheimer, los dueños de Chanel / EFE

La discreción es una de sus máximas, algo que han heredado de sus antepasados y que es cada vez más habitual en el sector de la moda. Porque estos dos franceses siguen la misma pauta que el empresario español más famoso y millonario y, también, el más desconocido. Amancio Ortega, el fundador de Inditex, no concede nunca entrevistas y sus apariciones públicas son contadas -la boda de su hija Marta ha sido la única ocasión en la que hemos podido verle de forma relajada ante la prensa-, algo similar a lo que hacen estos dos hermanos, que prefieren poner en toda su atención en hacer que su gran negocio siga creciendo que en dedicarse a las bondades de las fiestas y eventos que son el pan de cada día de muchos otros millonarios.

Ahora en Portada 

Comentarios