Lunes, 19.08.2019 - 10:35 h
"Podría empeorar la situación financiera de España"

Deutsche Bank alerta de la inestabilidad de un Gobierno de Sánchez con Iglesias

El mayor banco de Alemania quiere que el futuro Gobierno de España cuente con la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados.

sanchez e iglesias
Deutsche Bank avisa de la inestabilidad de un Gobierno de Sánchez con Iglesias. / EP

A pocas horas de que dé comienzo la primera sesión del debate en el Congreso de los Diputados para la investidura de Pedro Sánchez, el Deutsche Bank, el gigante financiero alemán por antonomasia, advierte a los inversores de que un potencial gobierno de coalición del PSOE con Unidas Podemos generaría un clima de inestabilidad política en España que está en disposición de elevar la volatilidad de los mercados de capitales y penalizar a la situación financiera del país.

Así se desprende de una nota que la filial española del Deutsche Bank ha remitido esta semana a la CNMV. El mayor banco de Alemania es mucho más explícito que el resto de entidades respecto a los riesgos que entraña el clima de incertidumbre política que impera en España y avisa de que su negocio podría resentirse como consecuencia del resultado de las elecciones generales celebradas el pasado 28 de abril, en las que ningún partido político obtuvo una mayoría que le permita gobernar e investir a su candidato sin recurrir al apoyo de otras formaciones.

En el documento, el banco teutón no hace referencia a ninguna alianza en particular, pero sí dice que los mercados españoles podrían debilitarse si el Gobierno que accede al Palacio de la Moncloa no cuenta con la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados. Así, está subrayando tanto el riesgo de un Ejecutivo de Pedro Sánchez en solitario como de una alianza del PSOE con Unidas Podemos, ya que la unión del actual presidente en funciones con Pablo Iglesias no suma los escaños suficientes para impulsar iniciativas legislativas en el país sin necesitar el apoyo de otros partidos.

Por lo tanto, para dar estabilidad económica a la economía española, la alternativa preferida por el banco germano sería un Gobierno de Sánchez junto a Ciudadanos -opción que desea el sector financiero y que suma mayoría absoluta- o, en su defecto, una ‘gran coalición’ del PSOE con el PP de Pablo Casado. Estas opciones, en cualquier caso, están lejos de materializarse, por lo que el Deutsche Bank, que no atraviesa sus mejores momentos desde hace unos cuantos años, se ve obligado a poner en guardia a los inversores ante el supervisor.

“La inestabilidad política que un potencial gobierno sin mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados puede suponer para España podría provocar la volatilidad de los mercados de capitales y afectar a la situación financiera de España y, por tanto, al entorno en el que el grupo opera”, reza el documento remitido por la entidad, que en España está presidida por Antonio Rodríguez Pina.

Subraya que Torra sigue siendo 'president' 

La entidad financiera alemana también se muestra muy crítica con otro de los riesgos políticos que tiene capacidad de afectar a los mercados españoles: Cataluña. Frente a las advertencias de un carácter más general que hacen el resto de bancos, Deutsche Bank se encarga de recordar al mercado que el actual presidente de la Generalitat es Joaquim Torra Pla, dirigente con un marcado perfil independentista.

Deutsche Bank subraya que en la actualidad sigue existiendo una situación política inestable en Cataluña a consecuencia del desafío soberanista. En esta región de España el banco concentra casi un tercio de su volumen de negocio en el país. En concreto, cuenta con créditos concedidos por importe de 3.678 millones de euros, mientras que los depósitos ascienden a 1.952 millones de euros,

“A la fecha de este folleto, continúa en el poder en Cataluña el gobierno presidido por D. Joaquim Torra Pla, si bien sigue presente cierta incertidumbre derivada de las tensiones políticas y sociales en la región, lo que también podría provocar la volatilidad de los mercados de capitales y afectar a la situación financiera de la región y de España”, afirma el Deutsche Bank en el documento remitido a la CNMV en la tarde del pasado jueves.

Despedirá a 18.000 empleados

Una vez que se frustró su fusión con Commerzbank -el otro gran banco alemán-, el CEO de Deutsche Bank, Christian Sewing, anunció una reestructuración "radical" en el banco que contempla reducir de forma significativa el área de banca de inversión y que supondrá el recorte de 18.000 empleos durante los próximos tres años. Este proceso tiene un coste de 7.400 millones de euros y provocará pérdidas de 2.800 millones en el segundo trimestre al banco, que presenta resultados el miércoles.

En paralelo, la entidad alemana tiene previsto crear una especie de banco malo que se encargará de gestionar 74.000 millones de euros en activos ponderados por riesgo. Con estas acciones el banco pretende centrarse en áreas 'core' como banca corporativa, intercambio de divisas, banca privada y gestión de activos con el objetivo de volver a la senda de la rentabilidad y del crecimiento sostenible en el futuro.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios