Sábado, 07.12.2019 - 20:51 h
Nueva startup

Devengo: el emprendedor que batallará para que cobres tu sueldo cuando quieras

El creador de Aplazame, vendida a Wizink, lanza otra startup tras recaudar más de 1,2 millones. Su negocio: las comisiones que cobrará a las empresas.

Fernando Cabello-Astolfi, fundador de Devengo
Fernando Cabello-Astolfi, fundador de Devengo. / L.I.

¿Por qué cobrar la nómina a final de mes y no los días que ya hayas trabajado sin tener que pagar un sobrecoste? Esa es la pregunta en la que se basó Fernando Cabello-Astolfi para poner en marcha Devengo. El creador de la startup Aplazame, vendida a Wizink Bank por unos 20 millones de euros el pasado año, empieza ahora una pelea por conseguir que la empresa ofrezca como beneficio social a los empleados este pago personalizado del sueldo. Para el arranque ya ha logrado algo más de 1,2 millones de euros de financiación de varios 'business angels'.

Cabello-Astolfi se lanzó a crear su segundo proyecto en 2014. La idea: conocer lo que compran los consumidores en internet, otorgándole el crédito para respaldarla justo en el momento de la transacción. Querían 'insertar' este crédito instantáneo en todo el proceso de compra online. Era la razón de ser de Aplazame, la startup que acabó en manos de Wizink tras un proceso de venta en el que participaron otros tres bancos más. Esta adquisición, una de las más destacadas del panorama 'fintech' español, se produjo en julio del año pasado. Algo más de un año después, persigue sacudir otro vertical.

Devengo busca situarse entre el empleado y la empresa. Convertirse en un intermediario para personalizar ese cobro de la nómina. ¿Cómo funciona? Básicamente, desarrollan un aplicación desde la que el trabajador podrá solicitar de manera inmediata el pago de los días trabajados de esa mensualidad. Ellos adelantarán el dinero a través de acuerdos con bancos y por ello cobran una comisión a la empresa que emplea a ese trabajador. ¿La razón? Configuran este servicio como un beneficio social más, similar al 'cheque guardería' o al gimnasio, con el que tratar de hacer más atractiva la propuesta laboral.

El objetivo es hacer mucho más extensivo ese pago personalizado de las nóminas. Al contrario de los hábitos en otros mercados como el anglosajón, en España lo habitual es el desembolso mensual tras haber trabajado las cuatro semanas. Pese a ello, nada impide que se flexibilice. De hecho, en el Estatuto de los Trabajadores se confirma expresamente que el trabajador tendrá derecho a percibir anticipos a cuenta del trabajo ya realizado. "Se parte de la base de que la gente no se sabe administrar porque la tratamos de manera paternalista", apunta el cofundador, quien insiste en que es "un mal acuerdo" para el empleado sólo cobrar un día al mes, pues se trata de un dinero correspondiente a un servicio ya prestado y no cobrado.

El servicio, que estará operativo próximamente, debe ser lo suficientemente atractivo para la empresa que lo ofrezca a sus empleados para que esté dispuesta a pagar el peaje en forma de comisión. Según explica Cabello-Astolfi, que se mantendrá como administrador y socio fundador pero seguirá por ahora al frente de la gestión de Aplazame bajo el paraguas de Wizink, este pago es doble. Por cada empleado que se registre en su plataforma deberá abonar un euro al mes. A esto hay que sumar 2,5 euros fijos por cada anticipo reclamado. Con ese dinero paga a las entidades financieras con las que trabaja y logra su margen.

¿Por qué elegir a esta startup y no hacerlo de manera directa con el banco o con alguna entidad especializada? Esta es la clave para hacer que su propuesta tenga sentido. Primero está el ajuste del precio al máximo, para conseguir que sea un beneficio relativamente barato de ofrecer, junto con otros como el gimnasio o el 'cheque restaurante'. Y después está la tecnología construida, con la que pretenden eliminar toda la fricción posible en el proceso.

"Es un modelo que ya existe en otros países", apunta Cabello-Astolfi, quien insiste en que, realmente, hay dos tipos de compañías a las que atacarán con su propuesta. Unas son las entidades, principalmente bancos, que ofrecen el servicio del descubierto con unas comisiones elevadas. Las otras son las compañías que ofrecen 'minipréstamos' rápidos a un tipo de interés muy elevado como Kredito24 o Vivus, que han crecido a una gran velocidad en los últimos años en España.

Este emprendedor en serie ha embarcado a otro socio fundador en la compañía: Alberto Molpeceres, creador de Besepa, vendida a principios de este año a la tecnológica Enxendra. En el lado inversor, también ha conseguido sumar como aliados a inversores como el propio François Derbaix y directivos del sector de la banca. En total ha sumado para arrancar algo más de 1,2 millones de euros de capital. Se inicia así esta dura batalla para tratar de sacudir otro de los hábitos históricos en este país: el cobro de la nómina los últimos días del mes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING