Martes, 26.03.2019 - 00:06 h
Una estructura a tres bandas

Una jefa de Microsoft España ideó una 'trama' para inflar las ventas de Windows

El TSJ de Madrid le da la razón al gigante, que despidió la directiva tras detectar un esquema con documentos falsos para elevar ventas a HP.

3. Microsoft
Microsoft despidió a la directiva y ahora el TSJ de Madrid respalda la medida. / Pixabay

Una jefa de ventas de Microsoft España lideró, junto con otros dos miembros de su equipo, una 'trama' con documentos falsos con el fin de engordar las ventas de Windows al fabricante de ordenadores Hewlett-Packard. Así queda reflejado en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que da la razón al gigante empresarial y asegura que el despido de esta directiva, tras la detección de la práctica, no era improcedente.

Todo arrancaba a principios de 2015. La entonces jefa de ventas de las licencias de Windows para fabricantes de ordenador (OEM) ideó un sistema para realizar descuentos a HP por encima del 5% -para fomentar su introducción en sus ordenadores- que era autorizado por la matriz estadounidense para las multinacionales. ¿El sistema? Se utilizó un esquema a tres bandas en las que se implicaba a una agencia de marketing y uno de los distribuidores autorizados del sistema operativo.

En concreto, Microsoft contrataba, según reza en la sentencia a la que ha tenido acceso La Información, “falsas campañas” de promoción a la empresa de publicidad Windchannel, que “sin hacer ningún tipo de trabajo” presentaba una prueba falsa de la ejecución de esa acción promocional, que era aprobada por la directiva y daba luz verde a la compra. La agencia “entregaba el dinero directamente” a la distribuidora autorizada GTI, que compraba los productos en Irlanda y los servía a HP con un descuento del 10%. ¿Qué ganaba Windchannel? Se quedaba con una comisión del 11%.

El esquema estuvo activo desde marzo de 2015 hasta noviembre de 2016. En este periodo se crearon órdenes de compra falsas a Windchannel por valor de 205.000 euros, vendiendo el programa Office Home and Business a HP por importe de 2,7 millones de euros. La actividad cesó cuando la directiva y el equipo comprendieron “que no era rentable y sólo beneficiaba a la distribuidora porque HP no vinculaba el Home and Business Office a todos sus ordenadores”.

En enero de 2017, arranca una serie de movimientos desde el departamento de cumplimiento normativo para Europa de Microsoft. Se inicia una investigación en marzo que desemboca en el despido de la directiva por causas disciplinarias en mayo de ese año. Tras su recurso, un juzgado de primera instancia le da la razón a ella y declara improcedente el despido. Le obliga a pagar el abono de los salarios dejados de percibir hasta la readmisión (su salario bruto anual era de 270.000 euros) o le indemnice con 116.000 euros. Microsoft recurre y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anula la sentencia anterior y respalda su medida.

Ante este recurso, la directiva alega que ha pasado el periodo de seis meses de prescripción de una irregularidad para que cuente en un despido disciplinario. Sin embargo, el TSJ asegura que hasta el cese de esta conducta -noviembre de 2016- no puede iniciarse la cuenta atrás.

Despido procedente, según el TSJ de Madrid

La directiva alegó que la práctica no era en beneficio propio para mejorar el cumplimiento de objetivos de su departamento -como llegó a alegar el departamento de cumplimiento de Microsoft-, sino que buscaba “evitar la piratería”. En la sentencia de primera instancia, no tenía ninguna necesidad de mejorar su objetivos personales “pues ya los tenía muy altos y había sido objeto de reconocimiento interno y además la operación era de poco calado en el conjunto de las operaciones de la mercantil, si bien todo sucedía en un contexto en que la empresa presionaba más y más para elevar los objetivos a nivel global”.

A este argumento, la sala del TSJ de Madrid suma otro: pese a que la trabajadora no pretendiera procurarse un beneficio directo para sí, sino para la empresa, “la práctica irregular de la que hizo uso, sí nos parece causa de despido”. Y lo es, según los magistrados, porque podría haber perjudicado a otros trabajadores de Microsoft, quienes no podrían competir utilizando los procedimientos autorizados por la compañía, en la consecución de objetivos igual de satisfactorios para sus departamentos. Además, el sistema “perjudica la seriedad de la empresa de cara al cliente, que sólo puede garantizarse si se evita que terceras empresas simulen operaciones que nunca llevaron a efecto”.

Consultada por La Información, la empresa asegura que cuenta con un código de conducta profesional, cumplimiento y buen gobierno que deben respetar todos los empleados. “Microsoft detectó que se había cometido una práctica irregular que contravenía nuestro código de conducta y, como consecuencia, ejecutamos las medidas disciplinarias que estimamos convenientes, poniendo fin a dicha práctica”, concluye un portavoz oficial.

¿Cómo opera Microsoft en España?

Microsoft opera en España a través de su filial Microsoft Ibérica que en su ejercicio fiscal 2017 -que concluye a finales de junio de ese año- sumó unos ingresos de 187 millones de euros y unos beneficios netos de 11,6 millones, unas cifras casi calcadas a las de un año antes. La sociedad actúa como comisionista de la matriz irlandesa, prestando servicios de soporte en ventas y marketing a ésta.

A su vez, en España, Microsoft tiene activa una Entidad de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE). Esa es la figura de su hólding de la que hoy por hoy cuelga la filial danesa. Esta estructura le ha permitido repatriar casi 500 millones de euros a través de dividendos de las diferentes compañías europeas sin tributar, gracias a los beneficios fiscales de esta figura.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios