Ofensiva judicial del expresidente

Gimeno se querella por corrupción contra el jefe de seguridad de El Corte Inglés

Acusa a Fernández Cernuda, su madre y su socio de delitos societarios y corrupción entre particulares. Afirma que miembros del consejo lo conocían.

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno (Foto: ECI)
El expresidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno / ECI

Dimas Gimeno recrudece su guerra judicial en el seno de El Corte Inglés. El que hasta hace unos días ha sido presidente del mayor grupo distribuidor de España ha presentado una querella criminal contra el jefe de seguridad de la compañía, según confirman a La Información fuentes cercanas al todavía consejero de la empresa. El movimiento judicial de Gimeno se produce dos días después de que impugnara su cese y solicitara medidas cautelares.

En esta querella, Dimas Gimeno acusa al responsable de la seguridad de El Corte Inglés, Juan Carlos Fernández Cernuda, a su madre y a su socio, Joaquín Domingo Martorell, de delitos societarios y corrupción entre particulares por diferentes prácticas, bajo su punto de vista, irregulares y que han perjudicado a la firma de distribución de él ha dirigido en los últimos años.

En concreto, Gimeno apunta a las siguientes prácticas en su querella: mediante sociedades interpuestas facturaba "importantes cantidades económicas" a El Corte Inglés. Además, incluye en la querella que estas irregularidades se produjeron con el conocimiento de miembros del Consejo de Administración de la histórica compañía. 

Dimas Gimeno ha presentado esta querella criminal esta misma mañana ante la negativa del mismo consejo de administración de querer esclarecer los hechos. Hay que recordar que este mismo lunes, hace solo 48 horas, el expresidente impugnó la última reunión del consejo de administración de la compañía que determinó su cese al frente del gigante de distribución al entender que la reunión fue nula.

En su escrito de impugnación, la defensa de Gimeno solicitó la adopción de medidas cautelares para que se suspenda el acuerdo de su cese al frente de El Corte Inglés, una decisión que podría adoptar el juez sin escuchar a la otra parte o bien convocando una vista de cautelares en la que se pronuncien las dos partes interesadas. Desde el entorno de Dimas Gimero se considera que el consejo de administración celebrado el 14 de junio, en el que se destituyó al empresario y se nombró presidente ejecutivo a Jesús Nuño de la Rosa, fue nulo al ser convocado por el secretario del consejo y no por el presidente de acuerdo con la Ley de Sociedades de Capital y los estatutos de la propia compañía.

En el lado opuesto, las hermanas Álvarez Guil no han dado tampoco la batalla contra su primo por finiquitada. Tal y como se publicó en estas páginas, el bloque vencedor que ellas capitanean junto a la vieja guardia está estudiando la posibilidad de interponer una acción social de responsabilidad contra Dimas Gimeno por entender que las decisiones del expresidente han causado un serio daño a El Corte Inglés al, por ejemplo, bloquear una emisión de bonos por valor de 1.200 millones de euros. La medida también actuaría de forma preventiva ante lo que pueda pasar en el futuro si el expresidente sigue litigando. Y es que de prolongarse la crisis interna y la parálisis financiera, el grupo puede enfrentarse a males mayores.

Esta acción social de responsabilidad serviría para defender los intereses sociales de El Corte Inglés. No en vano se trata de una reclamación extraordinaria regulada en la Ley de Sociedades de Capital, donde se establece que la misma puede ser ejercida por la propia sociedad o, con carácter subsidiario, por parte de los accionistas y acreedores. Interponerla tendría que pasar por un acuerdo previo de un 5% del capital social y el objetivo último es que se condene al demandado a reintegrar la cantidad estimada por el daño causado por su gestión.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios