Adiós a la era Dimas Gimeno

Año Uno en El Corte Inglés sin Dimas: arranca la guerra total contra Amazon

La renovada estrategia del grupo con Nuño de la Rosa apuesta por la multicanalidad, unificando las tiendas físicas y el negocio digital.

El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa
El presidente de El Corte Inglés, Jesús Nuño de la Rosa / El Corte Inglés

El Corte Inglés tiene otro presidente tras la destitución de Dimas Gimeno, un renovado consejo de administración y afronta los próximos años con un nuevo plan estratégico sobre la mesa que se va a empezar a poner en marcha de manera inmediata. El grupo distribuidor adopta una hoja de ruta basada en competir de tú a tú con sus competidores y en este sentido todas las miradas están puestas en el gigante Amazon o en la china Alibaba. El documento estratégico que ha trazado Jesús Nuño de la Rosa para los próximos años y que fue aprobado este domingo por la junta de accionistas quiere explotar los puntos fuertes con los que históricamente ha contado El Corte Inglés y que son unas ventajas que, precisamente, sus competidores no tienen.

Lo explicó el propio Nuño de la Rosa en la histórica junta de accionistas de este domingo y que ha puesto fin a la era Dimas Gimeno en El Corte Inglés. Histórica porque nunca antes se había cesado a un presidente y se había elegido a un sustituto que no pertenece a la familia fundadora de la firma. "Tenemos que aprovechar las fortalezas que nos diferencian de nuestros competidores y detectar oportunidades de mejora en un entorno cada vez más complejo", afirmó a puerta cerrada su presidente.

De esta forma, el nuevo plan estratégico de El Corte Inglés está compuesto por cuatro líneas que darán un renovado aire a la compañía que cuenta con 92.000 empleados. En primer lugar, El Corte Inglés quiere impulsar sus tiendas como lugares de "gran escaparate de las marcas", para que éstas puedan exhibirse en sus centros repartidos por España y Portugal, incluidas las propias firmas del grupo.

La segunda pata de negocio que se va a potenciar es una potente apuesta por la "omnicanalidad", un término que en El Corte Inglés han introducido como central en su modelo de negocio. En este sentido la firma distrubuidora no tiene competidor posible, ya que las oferta de tienda online y física les hace situarse por encima de sus competidores directos. Amazon no puede ofrecer a un cliente tocar o probarse un producto, y El Corte Inglés sí. Esta es la ventaja competitiva que pretende impulsar el nuevo equipo de Nuño de la Rosa.

Fuentes cercanas a la cúpula de El Corte Inglés explican que habrá novedades en un futuro muy próximo relacionadas con esta renovada apuesta por la multicanalidad y la integración de las tiendas físicas y digital. Según dijo Jesús Nuño de la Rosa ante los accionistas, "hoy carece ya de sentido hablar de ventas online y off-line; los consumidores requieren experiencias integradas entre el canal físico y el digital, sin fricciones, con idéntico acceso a catálogo y oferta comercial". Se trata, por tanto, de poner en marcha una potente transformación e integrar el negocio físico y el online.

El tercer aspecto que se va a impulsar será la internacionalización. El Corte Inglés también va a poner en marcha en los próximos meses un ambicioso proyectos de inversión fuera de nuestras fronteras. Se están explorando abrir el negocio a países con oportunidades, más allá de la experiencia portuguesa. Lo recalcó Nuño de la Rosa cuando explicó su plan a la junta: "La globalización tiene que ser una de nuestras grandes aspiraciones porque tenemos marca, tenemos producto, tenemos servicio y, sobre todo, tenemos vocación de estudiar oportunidades fuera de España".

Por último, el último área de negocio que se impulsará durante esta nueva etapa con Nuño de la Rosa será la base de datos interna del grupo. El Corte Inglés cuenta con más de 11 millones de clientes que cuentan con su tarjeta de compra y eso, en el nuevo plan estratégico, será capital tanto para los clientes españoles como para los que turistas que vienen a España a comprar.

Este nuevo plan estratégico con el que el nuevo El Corte Inglés pretende plantar cara a Amazon contrasta con lo ocurrido hace apenas tres meses, cuando el consejo de El Corte Inglés impulsó un acuerdo con el gigante distribuidor (si no puedes con tu rival, únete a él -pensaron-) y Dimas Gimeno lo dinamitó con unas declaraciones que cayeron como una bomba en el seno de la compañía.

Los consejeros díscolos y molestos con Gimeno pretendieron una alianza con Amazon para que sus clientes pudieran utilizar la tarjeta de El Corte Inglés a la hora de comprar en la plataforma. Sin embargo, en un acto público junto al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Gimeno apostó por una entente entre grupos distribuidor para frenar a los gigantes que les están arrebatando su negocio. A partir de ese momento, las hermanas Álvarez y la vieja guardia de El Corte Inglés inició la contienda que ha acabado con la etapa de Dimas en la presidencia y en el consejo de administración. Hay que recordar que la relación entre Gimeno y Rajoy era cercana y habitual, con alguna reunión personal incluso en La Moncloa. Hoy, apenas cien días después de aquella disputa, los dos expresidentes son historia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios