En una colección limitada en 2019

Ikea 'ficha' al diseñador de Louis Vuitton para entrar por la puerta grande en el lujo

La multinacional sueca se ha unido a Virgil Abloh, el director creativo de la línea masculina de la firma italiana, para una colaboración exclusiva.

Virgil Abloh
Virgil Abloh se ha unido a la firma sueca / Ikea

Puede que a muchos el nombre de Virgil Abloh no les diga nada. Pero si decimos que es uno de los culpables de que ahora todos llevemos zapatillas 'feas' -ugly shoes- y ropa deportiva para salir a la calle o ir al trabajo, se darán cuenta de que se trata de uno de los hombres más poderosos del sector de la moda en estos momentos.

Este creador estadounidense es uno de los hombres claves de la escena actual al haber logrado, junto a otros diseñadores de su generación, convertir la ropa de deporte en 'athleisure', o ropa deportiva de lujo. El polifacético Abloh es además uno de los causantes de que ahora la moda sea multirracial, pues sus padres son inmigrantes de Ghana y él sabe bien lo que es tener que batallar con los prejuicios en pleno corazón de Estados Unidos -nació en un pueblo de Illinois-.

Aunque se graduó en ingeniería civil, su madre era costurera, algo que sembró la semilla creativa que ha dado lugar a una de las marcas más pujantes del momento, Off-White, su propia firma, y a que una casa tan mítica como Louis Vuitton lo haya fichado como director creativo de su línea masculina. Un movimiento que se enmarca en la necesidad de las firmas históricas de adaptarse al contexto actual en el que el lujo ya no es algo elitista que se esconde en mansiones y palacios, sino algo que está vivo y está en la calle.

Una carrera meteórica que ha llamado la atención de Ikea, marca que si destaca por algo es por su minimalismo y su sencillez 'nórdica'. Un diseño que contrasta de pleno con el de Abloh, donde la innovación y lo llamativo está por todas partes. Si bien esta alianza muestra cómo la compañía quiere llegar a ese público que bebe los vientos por todo lo nuevo y la estética rompedora y, también su objetivo de entrar en el mundo del lujo con el 'niño minado' de la industria en estos momentos.

Makerad, una colección limitada

La firma sueca, que precisamente ahora no está pasando por sus mejores momentos tras anunciar que prescindirá de 7.500 de sus trabajadores -aunque dice que creará 11.500 nuevos-, se ha propuesto unir su nombre con el Olimpo del lujo de la mano de Abloh, con una iniciativa con la que quiere revitalizar sus ventas, entrar en los hogares más privilegiados y, sobre todo, alejarse de esa imagen del 'low cost' de la decoración.

Así, para el próximo año lanzará Makerad, una colección creada por el diseñador de Louis Vuitton con el objetivo de llevar el mobiliario "a otro nivel", como señala la firma sueca. En esta línea exclusiva hay sillas, mesas, alfombras, sofás cama e incluso una vitrina de cristal. Todo ello con una nueva perspectiva totalmente rompedora con los códigos minimalistas presentes en Ikea en sus más de 70 años de historia.

Ikea
Virgil Abloh en el taller de Ikea
Ikea
Alfombras de Virgil Abloh para Ikea
Ikea
Prototipo de diseño de Virgil Abloh para Ikea

Aunque esta colección se ha anunciado ya, no será hasta finales del año que viene cuando llegue a las tiendas de la marca por todo el mundo, y lo hará por un tiempo limitado -hasta que se agote-. Pero la estrategia de Ikea es ir abriendo el apetito de los clientes con pequeñas dosis de Abloh. La primera fue el pasado mes de octubre en una 'pop up' -tienda efímera- en París. Allí los clientes pudieron vislumbrar los primeros esbozos de lo que será la colección, entre ellos cuatro alfombras que van a parte de lo que es el grueso de Makerad.

Para abril del año que viene está programado el próximo evento. Será entonces cuando Ikea pondrá a la venta una de esas alfombras al margen de la colección principal. Será en el Ikea Art Event que llegará a las tiendas en abril, momento en el que se podrá comprar esta alfombra. Y ya a final de año, coincidiendo con la campaña navideña de 2019, Makerad al completo saldrá a la venta con el objetivo de ser el mejor filón para la principal época de ventas.

En cuanto a los precios, desde Ikea España nos indican que todavía no están fijados al no estar la colección acabada, "pero irán en línea con el objetivo de la compañía de ofrecer productos de diseño a un precio asequible". Por lo tanto, la marca sueca quiere introducir el lujo en las casas de su clientela habitual gracias al último talento del sector. Una forma de revitalizar sus ventas, que en España bajaron el ritmo de crecimiento el pasado año con un aumento del 2,1% -hasta 1.497 millones de euros- frente al incremento de casi el 6% de 2016. 

Una pérdida de ritmo que se constata en la carta que Petra Axdorff, directora general de Ikea Iberica, envió a sus empleados en la Península recientemente cuando se conoció la supresión de esos 7.500 puestos de trabajo -que dicen que tendrá un "impacto mínimo en España". "Estamos perdiendo agilidad", les decía en la misiva, y puede que Abloh les ayude a recuperarla.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios