Dia, la segunda que más

Mercadona explota el boom de la marca blanca: acapara una de cada dos ventas

Su cuota de mercado se sitúa en el 24,5% en el sector de la distribución mientras que el porcentaje asciende hasta el 44% en marca blanca. 

Cuota de mercado de la marca blanca

La marca blanca es un fenómeno con especial implantación en Europa. Su éxito ha logrado desbancar a las marcas comerciales de la cesta de un buen número de consumidores y no es para menos. En nuestro país, la diferencia de precio entre la marca de distribución y las marcas líderes es de un 26,6% y en este boom parece calar el eslogan de 'Siempre Precios Bajos' de Mercadona, según el informe 'Estado de las marcas de la distribución tras la crisis económica' realizado por el EAE Business School.

La cadena de distribución fundada por Juan Roig arrasa en todo tipo de productos. Su cuota de mercado se sitúa en el 24,5%, o lo que es lo mismo, factura uno de cada cuatro euros del sector en nuestro país, según el panel de Kantar, mientras que la segunda, Carrefour, únicamente logra un 8,6%, y Dia se hace con un 7,5%

Mercadona basa su gran éxito en el boom de la marca blanca en nuestro país. De hecho, en este segmento su hegemonía es más que evidente al alcanzar una cuota de mercado del 44%, por lo que casi uno de dos consumidores compra los productos baratos de la empresa con sede en Tabernes Blanques. Además, la diferencia con sus rivales es notable al aglutinar Dia, la segunda en el ranking, una cuota del 16%. 

Tanto Mercadona como Dia han sido las dos compañías que más partido han sacado al boom de la marca blanca. En ambos casos, su cuota de mercado en este segmento es el doble (aproximadamente) de la que alcanzan en el sector de la distribución. Eso si, el mercado parece estabilizarse y la marca blanca ya no crece a altos ritmos sino que se ha consolidado. 

La consolidación es algo lógico que está fuertemente ligado al ciclo económico. Las marcas de distribución experimentaron un crecimiento continuado y sostenido, especialmente intenso a partir del inicio de la crisis económica, pero en los últimos tres años está dando síntomas de cierto agotamiento, manteniéndose en niveles estables. Muchos consumidores han cambiado durante la crisis sus pautas de consumo y algunos de manera definitiva al integrar, de manera natural, a las marcas blancas en sus preferencias habituales, incluso con los presupuestos familiares más desahogados.

La marca blanca se ha consolidado en nuestro país y es bastante común encontrarla casi tanto como las grandes marcas comerciales. De hecho, su cuota de mercado en valor es de un 41,5% a finales de 2015 mientras que en unidades el porcentaje asciende hasta representar el 49,1%. Es decir, prácticamente podríamos encontrar el mismo número de productos de marca de distribución que de las grandes marcas en una nevera tipo de nuestro país

El análisis evidencia como las previsiones apuntan a que el peso de la marca blanca en el mercado de los productos de gran consumo se mantendrá o crecerá, si bien a ritmos moderados. Aun así, el crecimiento no lo hará vía penetración ya que es del 100% de los hogares españoles y tampoco vía precio. De hecho, el aumento de precios de la marca de distribución se ha unido a una mayor actividad promocional de las marcas de fabricante, lo que ha contribuido a un estrechamiento del diferencial de precios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios