En belleza, perfumería, hogar...

La marca blanca arrasa: los productos que enloquecen a los consumidores

Las marcas blancas cada vez tienen más presencia en los supermercados y no solo en el ámbito de la alimentación; hay otros en los que triunfan.

La marca blanca eleva su cuota hasta rozar 44% en la cesta de alimentación
La marca blanca eleva su cuota hasta rozar 44% en la cesta de alimentación. L.I.

Antes de la crisis, los productos de las marcas de distribución -más conocidas como marcas blancas- suponían apenas el 26,6% de la cuota de mercado en los supermercados españoles. Diez años después, en 2017, ese porcentaje aumentaba hasta cerca del 40% -el 37,9%-, según un estudio de EAE Business School. Esto sitúa a España por encima del promedio europeo, que está en el 31,4%.

Con la recesión, las marcas blancas, que son las del propio supermercado, empezaron a copar cada vez más espacio en los lineales de los establecimientos, ya que las familias no podían permitirse comprar tantos productos de marca fabricante -que son normalmente más caros-. Esto impulsó a los principales grupos de distribución a aumentar su portfolio de artículos de marca blanca, pasando de la alimentación a la higiene personal, la belleza, la cosmética e incluso la ropa o el menaje del hogar.

De los supermercados españoles, Mercadona es el que más espacio y recursos dedica a su propia marca -que según el segmento tiene un nombre diferente: Hacendado, Deliplus...-, en concreto, el 44%, según EAE, seguido de DIA (16%), Lidl (11%) y Carrefour (7%). Aunque ahora con la crisis su crecimiento se ha estancado, las marcas de distribuidor siguen gozando de mucha popularidad entre el público, con una serie de productos que le hace enloquecer. Y la mayoría no son de alimentación.

Las cremas levantan pasiones

En estos años, con el 'boom' de las marcas blancas, los consumidores han ido probando las novedades que iban sacando las cadenas en diferentes frentes y algunas han llegado a causar verdadero furor. Su relación calidad-precio ha dejado encantada al público, que no duda en recomendarlo tanto de viva voz como por Internet, amplificando así su popularidad. 

En este contexto, hay unos productos que destacan por encima de los demás: las cremas. Casi todas las cadenas poseen una crema de marca blanca estrella que enamora a los consumidores. Pero si hay una que goza del favor general es la de Lidl. Su crema hidratante de la marca blanca Cien ha sido calificada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) como la mejor que se vende en España para el rostro. Según la asociación, es la que tiene las mejores características de todas las analizadas en el mercado y su precio de 2,99 euros demuestra que "el producto más caro, ni hidrata ni convence más que los otros". Y aunque tras esta consideración se ha levantado toda una polémica sobre dicha crema -algunos científicos la han puesto en duda-, sigue siendo de las preferidas de los consumidores.

Otra crema que goza de bastante fama es la de Mercadona. Se trata de la antiedad Sisbela, que cuesta 5 euros pero que se la compara con algunas de precio mucho más alto de firmas de cosmética reconocidas mundialmente. Este producto llegó a la cadena hace dos años y en este tiempo ya es de sus productos más vendidos. Cabe destacar que Sisbela no solo ofrece esta crema, también hay contorno de ojos o protección solar.

Siguiendo por Mercadona, en el ámbito de belleza tiene otro producto que ha llegado a enamorar a numerosas influencers, consumidoras exigentes donde las haya. Algunas como Grace Villareal han recomendado la máscara de pestañas de Deliplus Maxi Volumen en sus redes y canales de Youtube, comparándola con algunas de tanta reputación como la 'Better than sex' de Too Faced, un éxito de ventas en todo el mundo. Por solo 3,95 euros, da tanto volumen a las pestañas como algunas de las máscaras más famosas del mercado.

Ropa, robots de cocina...

Lidl tiene otro producto que no tiene nada que ver con su crema que causa verdadera sensación. Se trata de su robot de cocina, que el pasado invierno llegó a España y se agotó en pocas semanas. Tal fue su éxito que Lidl lo ha vuelto a traer a nuestro país y se empezará a vender este sábado 30 de junio, coincidiendo con el arranque de las rebajas de forma oficial. El robot dispone de WiFi y diez funciones (cuece al vapor, bate, amasa, mezcla, tritura...) y todo por 359 euros, mucho menos que la famosa Thermomix.

Hace tiempo que la ropa se coló en los supermercados a través de la marca blanca. Pero es ahora cuando se aprecia tanto como la de algunas marcas 'low cost', y entre ellas destaca la de Carrefour, TEX, que tiene una gran variedad de prendas (ropa de calle, de baño, pijamas, uniformes para el colegio de los niños...). Algunos influencers también la han recomendado en sus redes, lo que en la sociedad actual supone el visto bueno definitivo.

Así, dándole profundidad a su portfolio y ofreciendo soluciones eficaces y de calidad, los supermercados han conseguido situar su marca blanca en la mente del consumidor más allá de la alimentación. Ahora, el nombre de estas firmas de distribuidor son comúnmente conocidas y gozan de entidad propia, algo impensable antes de que estallara la crisis.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING