Los productos saludables para los más pequeños inundan el súper

Comida saludable disfrazada de golosina: así es la alimentación sana para niños

En España la comida ecológica y sana cada vez tiene más fuerza y los supermercados amplían sus lineales con productos adaptados a los más pequeños.

Niños
Dar de comer a los niños de forma saludable ahora es más fácil. / Pixabay

La comida saludable, 'healthy' y ecológica no para de ganar enteros en España. El pasado año el consumo de este tipo de productos de origen ecológico aumentó un 14% en nuestro país frente al 2% de los alimentos convencionales, según Kantar Worldpanel, lo que supone que en 2017 más del 40% de los hogares compró algún alimento clasificado de esta manera. 

Esto demuestra que este tipo de alimentación ha llegado para quedarse y la tendencia para los próximos años es ascendente. Porque la vida sana se ha impuesto. Ahora, la mayoría practicamos deporte, el consumo de tabaco y alcohol se va reduciendo y apostamos por comer de una manera más equilibrada y consciente. O al menos lo intentamos. Y para ayudarnos a ello están los supemercados, que cada vez tienen más productos saludables y ecológicos en sus estantes.

Por ejemplo, Carrefour acaba de lanzar su proyecto más ambicioso en este sentido con la campaña 'Act for food', con el que pretende ayudar a los ciudadanos a comer mejor no solo con más productos de su gama BIO, sino también con iniciativas como trabajando con productores locales o dejando exentos de IVA los productos frescos. De este modo, une variedad y precios más bajos a la gama 'healthy'. 

Si bien todo esto está enfocado a los adultos, quienes eligen cómo y con qué alimentarse y optan de forma consciente por este tipo de comida, pero, ¿qué pasa con los niños? Si dar de comer a los más pequeños puede volverse convertirse en una ardua tarea para algunos padres, intentar que tomen este tipo de productos que no son muy atractivos visualmente -todo muy verde y fresco- puede ser aún más complicado. Pero hay una manera, y en los supermercados ya podemos encontrarla.

Alimentos sanos camuflados de golosinas

Normalmente, la comida entra por los ojos, y muchas veces solo nos guiamos por el aspecto de algo para comerlo o comprarlo. Algo que todavía se exagera con los niños, que tienen una especial predilección por todo lo que tenga aspecto de golosina y sea muy colorido. Y con esa premisa vienen los nuevos productos saludables para los más pequeños. Porque también es importante que desde la infancia estos aprendan a alimentarse bien y no cojan hábitos que puedan pasarles factura de mayores. Y ahora hay una buena fórmula.

Pasta, chucherías, patatas, bollos... que realmente no lo son. Porque la composición de todos estos alimentos es totalmente natural y muchas veces con denominación ecológica, pero su sabor y su forma están adaptados a los gustos de los niños. 

Lo primero que llegó a los estantes de las tiendas, y lo más básico, ya se ha popularizado y prácticamente todos lo tomamos. Se trata de la pasta de legumbres, pues en la mayoría de las ocasiones dar de comer a los niños lentejas, garbanzos o judías puede ser algo parecido a una misión imposible. Un 'truco' es hacerlo con pasta elaborada íntegramente por legumbres que se cocina como la de trigo habitual y se puede aderezar con tomate, de modo que los pequeños no notarán que sus macarrones son realmente un plato de lentejas.

Este producto se empezó a comercializar en herbolarios y tiendas especializadas de alimentación ecológica, hasta que Mercadona lanzó hace un año su pasta de lentejas rojas que se ha convertido en un éxito de ventas. El grupo decidió apostar por este producto en línea con su estrategia de ir introduciendo poco a poco alimentos saludables y aptos para vegetarianos y veganos y se puede decir que ha sentado las bases, pues al poco tiempo de este lanzamiento, Gallo, una de las principales marcas de pasta, sacó su propia gama de pastas elaboradas con legumbres y vegetales 100% natural.

Pasta Gallo
La gama Nature de Pastas Gallo está elaborada por ingredientes naturales

Por un lado, está la pasta multivegetales, elaborada por algunos de los llamados 'superalimentos', como el kale, la espirulina o la cúrcuma con remolacha y zanahoria. Por otra parte, están los multicereales, con quinoa y centeno. Una gama que tiene el objetivo de introducir estos alimentos en la dieta de las familias de la manera más sabrosa posible.

Pero eso no es todo. Porque también es posible tomar alimentos saludables en golosinas. También hace un tiempo desembarcaron en las tiendas las gelatinas de frutas naturales para niños, una alternativa para las meriendas y lograr así que tomen fruta, algo que también puede ser costoso. En este caso, Carrefour ha ido un paso más allá con su gama BIO y tiene gusanitos elaborados con maíz ecológico

Gusanitos
Gusanitos Smilitos de maíz ecológico de la gama BIO / Carrefour

Igualmente, existen galletas para niños sin el denostado azúcar de palma, libre de azúcares y de edulcorantes. En Aldi, por ejemplo, tienen unas con forma de dinosaurios, pero se trata de galletas totalmente ecológicas de trigo, espelta y miel y de cacao natural. 

Galletas
Galletas de dinosaurios de Gut Bio / Aldi

De este modo, alimentar a los pequeños de una forma más consciente será mucho más llevadero, sobre todo en la hora del desayuno o la merienda, que es cuando más se recurre a bollería industrial o alimentos excesivamente azucarados. 

Otro de los platos favoritos de los pequeños también tiene su versión 'helthy', la pizza. En este caso, no solo de los niños, ya que también es uno de los favoritos de los mayores. Meter una pizza al horno es desde hace tiempo una de las soluciones de cena rápidas más frecuentes, pero ahora puede ser también saludable. En los supemercados Aldi también tienen pizzas ecológicas con verduras asadas. 

Pizza ecológica
Pizza de verduras ecológicas Gut Bio / Aldi

Y para el postre...que no falte el helado. En casi todos los supermercados existen ya helados bajos en calorías, sin azúcar, sin lactosa -si son de leche- y también ecológicos, elaborados a partir de ingredientes como el cacao puro, la vainilla bio, el café de Colombia o el sorbete de limón. 

Así, con todo este elenco de productos, dar de comer de forma sana a los niños es más sencillo y, también, más asequible. Los supermercados están adaptando toda esta corriente saludable a los bolsillos de las familias para que no tengan que recurrir a las tiendas especializadas donde todos estos alimentos son siempre más caros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING