Sábado, 18.08.2018 - 21:41 h
La empresa denuncia un trato injusto

El 'efecto Évole' castiga a El Pozo: dos cadenas belgas retiran sus productos

Los supermercados Colruyt y Delhaize deciden romper con la cárnica española "como resultado de las imágenes estremecedoras" que mostró 'Salvados'.

Sede de ElPozo
Sede de la empresa española ElPozo. / elpozo.com

El programa que dedicó Jordi Évole al maltrato animal en las granjas españolas ha tenido un enorme impacto en la audiencia, y especialmente en una de las cárnicas más importantes del país: ElPozo. A la lluvia de críticas, de las que tampoco se libró el propio Évole, se suma ahora el rechazo a sus productos de las cadenas de supermercados belgas Colruyt y Delhaize. Ambas han retirado los productos de la cárnica española de la venta al público en sus establecimientos y han anunciado que revisarán su cooperación con la empresa a raíz de las acusaciones sobre maltrato animal.

Delhaize comercializaba ocho productos de la marca ElPozo en sus establecimientos, mientras que Colruyt vendía un único producto, según ha informado el diario flamenco 'Het Laatste Nieuws'.

Esta última ha justificado la retirada de los productos de la empresa española "como resultado de las imágenes estremecedoras" que fueron emitidas en el programa 'Salvados', que la empresa murciana asegura que "corresponden a un área de recuperación sanitaria" con cerdos que "tienen algún tipo de malformación en enfermedad de nacimiento que deben vigilarse para controlar su evolución y mejora y, si no es posible, su sacrificio sanitario".

Por su parte, la empresa cárnica española ha denunciado sufrir un "desproporcionado e injusto ataque" promovido por la organización Igualdad Animal mediante la "imágenes grabadas de forma ilegal y malintencionada" por La Sexta.

"Los animales que aparecen en las imágenes del reportaje jamás entrarían en la cadena alimentaria española", sostiene ElPozo en un comunicado, asegurando que la empresa vela por el "cumplimiento riguroso de las normas de seguridad alimentaria".

"El código ético y deontológico establecido en la ganadería española obliga al granjero a intentar recuperar sanitariamente a cualquier animal que haya nacido, o que a lo largo de su vida pueda sufrir un defecto físico antes de que se determine su eliminación bajo control sanitario", añaden desde ElPozo, señalando que este tipo de animales son los que aparecieron en La Sexta el pasado domingo 4 de febrero.

"Los animales que finalmente no llegan a recuperarse son sacrificados sanitariamente por veterinarios autorizados, en la propia granja, conforme a la legislación vigente de bienestar animal y son retirados por gestores de residuos autorizados oficialmente por la Administración", indica la empresa murciana, que dice disponer de "toda la documentación oficial que acredita este cumplimiento legislativo".

ElPozo expone también que un día después de la grabación de las imágenes que aparecieron en 'Salvados' se produjo "la revisión veterinaria pertinente" en la instalación que apareció en televisión, y asegura que la empresa ha estado predispuesta a enseñar sus granjas "al grupo animalista responsable del desproporcionado e injusto ataque que estamos sufriendo".

El 'efecto Évole' castiga a El Pozo: dos cadenas belgas retiran sus productos

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios