Miércoles, 11.12.2019 - 22:14 h
Podría invertir más de un millón de euros

Echenique sube su apuesta personal por la acción de Santander antes de su adiós

El veterano banquero compra 306.000 'stock options' de Banco Santander a través de su sicav, que así vuelve a tener acciones españolas en cartera.

Santander ya marca el paso en el Popular: Rodrigo Echenique, nuevo presidente
Echenique sube su apuesta de futuro por Santander en plena despedida del banco. / EFE

Rodrigo Echenique apura sus últimos días en Banco Santander con plena confianza en la evolución a futuro del grupo. O al menos así lo demuestra la reciente inversión en 'stock options' que acaba de realizar el banquero madrileño, que está dispuesto a destinar más de un millón de euros a acciones de la entidad cántabra confiando en que los títulos se revalorizan de forma significativa durante los próximos dos años. Esta inversión la realizará si decide ejecutar las opciones de compra (call) que adquirió a principios de mes.

En concreto, Rodrigo Echenique, actual presidente de la Fundación Banco Santander y de la filial en España del grupo, se hizo el pasado 1 de noviembre  con 306.000 opciones de compra sobre acciones de la entidad a 40 céntimos cada una (prima), lo que representa un gasto de 122.000 euros. Este derivado financiero, no obstante, le da la posibilidad de comprar un número equivalente de títulos de Santander a un precio de 3,64 euros cada uno hasta el próximo 17 de septiembre de 2021.

Por tanto, el banquero invertirá 1,11 millones de euros en acciones de Santander en el momento en el que ejecute la opción de compra. Para entonces, el valor de los títulos del banco podría ser muy superior al actual (3,7 euros), por lo que Echenique está en disposición de anotarse jugosos beneficios si Santander se revaloriza durante los próximos meses. Eso sí, si las acciones del banco bajan de 3,64 euros ('exercise price'), la inversión de Rodrigo Echenique no valdrá nada.

De hecho, este tipo de derivados financieros tienen la ventaja de que se pueden obtener ganancias muy elevadas limitando las pérdidas, que en el caso del presidente de Santander España serían los ya mencionados 122.000 euros. El vehículo mediante el que se ha articulado la operación ha sido Abuvilla Inversiones, sicav que Echenique comparte con su mujer y en la que también participan sus cuatro hijos.

La sicav de Echenique se revaloriza un 11% en el año

La sicav acumula una rentabilidad del 11,05% en lo que va de año y, con la compra de estos derivados, vuelve a invertir en acciones españolas, de acuerdo a los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Y es que la exposición a renta variable del vehículo hasta ahora estaba concentrada en acciones de grandes compañías extranjeras como Total, Sanofi, Luxottica, Schindler, Novartis, SAP, Nestle, Mitsubishi UFJ, Alcon, General Electric, Medtronic y Mitsubishi Heavy Industries.

Echenique, de 73 años, está retrasando su jubilación por deseo de la presidenta de Banco Santander, Ana Botín. Estaba previsto que el directivo abandonara la presidencia de Santander España el pasado mes de marzo, con la llegada de Andrea Orcel como consejero delegado de la entidad, ya que el actual CEO, José Antonio Álvarez, había sido nombrado como su sustituto al frente de la filial. No obstante, el frustrado fichaje del banquero de inversión italiano alteró los planes del grupo.

Tras casi media vida trabajando para Santander, Echenique ha asegurado que quiere dedicar el máximo tiempo posible a sus familiares y amigos. Con el objetivo de encontrarle sustituto, el banco ha contratado al cazatalentos Russell Reynolds, pero hasta la fecha no se ha realizado ningún anuncio oficial. Según fuentes financieras, Botín quiere situar a una mujer al frente de la filial y Belén Romana y Magda Salarich llegaron a sonar para el cargo, pero sus candidaturas se han enfriado.

Ana Botín, la mujer más poderosa del mundo según 'Fortune'
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín. / EP

Rodrigo Echenique llegó a Santander en 1984. Tan solo cuatro años más tarde accedió al consejo de administración y fue nombrado consejero delegado, cargo que mantuvo hasta 1994. Fue en este periodo cuando Santander revolucionó el mercado con su 'Supercuenta'. Además, fue un 'hombre clave' en la compra de Banesto (1994) y en la integración de Central Hispano (1999).

El directivo también jugó un papel relevante durante la transición entre Emilio Botín, fallecido en 2014, y su hija Ana, periodo en el que recuperó las funciones ejecutivas que había dejado de tener en la última etapa del padre de la actual presidenta. Además, fue protagonista en la compra de Popular, como se le reconoció posteriormente con la presidencia de la entidad, ya extinta e integrada en Santander.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING