Miércoles, 23.05.2018 - 14:45 h
Sanción impuesta por el ICAC

Economía multa con 10,5 millones a PwC por revisar las cuentas de la OPV de Aena

La firma de auditoría recurrirá la sanción, por falta de independencia en la salida a bolsa,  ante la Audiencia Nacional.

Imagen de la sede de PwC en Madrid.
Imagen de la sede de PwC en Madrid.

Megamulta del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) a PwC por falta de independencia en la salida a bolsa de Aena, que saltó al parque en febrero de 2015. El ICAC, que depende del Ministerio de Economía, sanciona así con 10,5 millones de euros a la firma para la que, precisamente, trabajó Luis de Guindos entre 2008 y 2010, un año antes de ser nombrado ministro.

El ICAC entiende que hubo falta de independencia, porque PwC era el auditor de Aena durante los ejercicios previos y, sin embargo, realizó trabajos de revisión de cuentas necesarios para la colocación en bolsa del 49% de su accionariado. En concreto, la firma fue encargada de realizar la denominada 'comfort letter', el documento que los bancos colocadores exigen para confiar en las cuentas de una compañía antes de cotizar. 

Esa 'comfort letter' fue cuestionada, porque no medió concurso, y Aena frenó su primer intento de salto al parqué, en noviembre de 2014. La elaboración de ese documento fue a parar a EY -en este caso, sí medio licitación, pero sólo se presentó esa firma- y Aena salió a bolsa sin problemas en febrero de 2015.

La sanción del ICAC a PwC es la segunda más alta del organismo, después de los 12 millones de euros que impuso a Deloitte por revisar las cuentas de la salida a bolsa de Bankia. En este caso, esa sanción se revisó meses después a la baja y se redujo a 10,4 millones, aunque está recurrida ante la Audiciencia Nacional.

Precisamente, esa será la instancia a la que recurrirá PwC la multa, según indica la 'big four'. PwC asegura que sus "trabajos realizados en AENA cumplieron escrupulosamente todas las normas de independencia nacionales e internacionales, como demuestra la documentación aportada por la firma durante el proceso".

Además, indica que "la sanción no cuestiona el resultado de la auditoría de PwC, pero dice que se incumplieron algunas normas de independencia. Las cuentas de AENA auditadas por PwC fueron refrendadas por EY y no han sido cuestionadas por ningún organismo supervisor, tras su exitosa salida a bolsa", añade la firma.

"Los servicios presuntamente incompatibles, según el ICAC, como el asesoramiento en la conversión de la contabilidad a las normas internacionales de información financiera están expresamente autorizados por las normas internacionales y por la directiva europea en la que se basa la ley española", argumenta PwC. En este sentido, indica, se considera una falta grave de independencia la traducción al inglés de la cuentas.

A este tipo de faltas, según la Ley de Auditoría de Cuentas, les corresponde una sanción equivalente a un porcentaje de todos los honorarios facturados por auditoría en el último ejercicio, en este caso, del 5,25%, y, en consecuencia, fija una sanción de 10 millones de euros. PwC matiza que su facturación a Aena por la auditoría de cuentas era de 60.000 euros anuales.

Ahora en portada

Comentarios