Domingo, 27.05.2018 - 03:09 h
Desembarco del tren 'supersónico' en España

El 'AVE fantasma' andaluz se perfila como base para el aterrizaje de Hyperloop

El tramo entre Marchena y Antequera, con 77 kilómetros de vías y abandonado tras una inversión millonaria de la Junta, sería el enclave elegido.

Gráfico del anillo ferroviario de Antequera.

Son 77 kilómetros de vías abandonadas, sin uso desde que la Junta de Andalucía desistiera del proyecto de unir Málaga con Sevilla a través de una Alta Velocidad andaluza, al margen del Estado. Y unas naves con casi 20.000 metros cuadrados construidas por Adif para el fallido anillo ferroviario de Antequera. Las dos infraestructuras se perfilan como la base de operaciones para el aterrizaje del gigante Hyperloop One en España. Un aterrizaje para el que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, está liderando las negociaciones.

Fue en el año 2007, justo antes de la crisis, cuando la Junta de Andalucía planteó el llamado 'eje transversal' que permitiría completar el viaje entre Sevilla y Málaga en 55 minutos y que uniría la capital andaluza con Almería. El pinchazo económico desbarató este plan. Pero lo hizo después de que el Gobierno autonómico desembolsara casi 280 millones de euros en el tramo entre Antequera (Málaga) y Marchena (Sevilla), en gran medida gracias a la financiación llegada de Bruselas.

La obra se frenó y el Ejecutivo tuvo que devolver de golpe 180 millones de euros al Banco Europeo de Inversiones (BEI), y lo hizo recurriendo al Fondo de Liquidez Autonómica.

Esa es la infraestructura, hoy totalmente abandonada y sin que haya sido utilizada por ninguna compañía hasta la fecha, que ahora podría ser utilizada para el aterrizaje de Hyperloop. Desde el Ayuntamiento de Antequera aseguran que sería el enclave ideal para la ubicación de este centro de operaciones, mantenimiento y pruebas de la compañía tecnológica.

Evidentemente implicaría una fuerte inversión económica para retomar de nuevo esta infraestructura y ponerla a punto para la explotación por parte de Hyperloop One. En este sentido, el propio Ministerio de Fomento reconoció ayer, precisamente en la firma de un proyecto de desarrollo de innovación en el sector ferroviario, la necesidad de apostar por la colaboración público-privada como palanca de crecimiento.

Naves ‘originales’ del anillo 'muerto'

A estas instalaciones hay que sumar otras que también servirían como base, según confirman desde el Ayuntamiento de Antequera. Y se trata de las naves del Centro Integral de Servicios Ferroviarios (CSF) de Bobadilla, junto a la localidad malagueña. Unas naves de casi 20.000 metros cuadrados propiedad de Adif y que supusieron una inversión de 13 millones de euros. Llevan cinco años cerradas y desde el propio Consistorio han propuesto su uso para diferentes proyectos.

"Son naves totalmente equipadas que iban a servir para pruebas de los trenes de alta velocidad del anillo ferroviario, aunque hoy estén en desuso", explica a La Información el teniente de alcalde de Antequera, José Ramón Carmona.

Negociaciones con Virgin

Las negociaciones con Virgin aún están en marcha y es pronto para echar las campanas al vuelo, aunque el ministro de Fomento, que ya ha mantenido encuentros con la multinacional, reconoce que se trata de un proyecto "ilusionante". Y los responsables de la multinacional controlada por Richard Branson conocen el terreno que pisarán. "Todas las personas asociadas a Hyperloop han estado viendo las diferentes instalaciones en España", asumió ayer el ministro al confirmar que se está intentando la instalación del proyecto en Andalucía.

La idea de crear el primer centro de pruebas de Hyperloop One fuera de Estados Unidos no es sólo un proyecto español y hay más países tratando de atraer la inversión a su territorio. Ahí España cuenta con la ventaja de su experiencia en la Alta Velocidad. No sólo interesa la inversión, también el empleo especialziado que generará. Y porque no es sólo una vía en la que hacer pruebas de este tren supersónico, también conllevará un polo industrial.

Esa es una de las claves, generar un ecosistema empresarial en torno al proyecto y aprovechar, no sólo las instalaciones de Adif, también las empresas que están trabajando en la zona vinculadas al sector ferroviario. No en vano, Íñigo de la Serna presentó este miércoles la firma de un acuerdo de colaboración con Adif con The Railway Innovation Hub Spain, el clúster de compañías que operan en el Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF) de Adif, situado en el Parque Tecnológico de Andalucía de Campanillas (Málaga).

De la Serna asumió que el proyecto de Hyperloop puede desarrollarse al margen del acuerdo con el Hub malagueño. Sin embargo, durante la presentación, destacó que la firma puede permitir estrechar lazos en la colaboración público-privada vinculada a la innovación en el sector ferroviario y, de nuevo, el acceso a financiación, incluidos proyectos de la Unión Europea.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios