Jueves, 19.09.2019 - 17:42 h
Para operar en la UE 

El Brexit moviliza a las fintech: Kantox activará su nueva licencia del BdE

La firma ya tiene el permiso, al igual que su rival Ebury. Lo utilizará ante la eventual salida sin acuerdo del Reino Unido para operar en la UE.

Donald Tusk, junto a Boris Johnson
Donald Tusk, junto a Boris Johnson. / EFE

La cuenta atrás para un 'Brexit duro' ha empezado. La potencial salida de Reino Unido de la Unión Europea sin acuerdo ha activado todos los protocolos entre las startups financieras españolas con sede en Londres. Kantox, dedicada al intercambio de divisas, ya tiene su licencia como entidad de pagos del Banco de España y asegura que la utilizará antes de que se desate la 'tormenta'. Su rival, la también española Ebury, tiene listo su permiso radicado en Bélgica para activarlo en caso de que sea necesario.

Uno de los grandes temores ante un 'Brexit duro' tiene que ver con la operativa de las compañías que hoy tienen todo su sede central en territorio británico. Muchas startups del sector financiero decidieron trasladar su centro neurálgico a aquel país por la facilidad en su regulación. Es el caso de Kantox, Ebury y otras muchas, que decidieron reclamar una licencia de entidad de pagos a la FCA (regulador británico) para operar en toda Europa. Una salida brusca de la UE el próximo 31 de octubre -fecha límite- dejaría en el aire que con ese permiso se pudiera ejecutar los contratos con clientes del resto de países del continente.

La mayoría de tecnológicas ya han movido ficha. Kantox acaba de lograr, según confirma su consejero delegado, Philippe Gelis, la licencia de entidad de pagos del Banco de España. Y la activará antes de que tenga lugar ese 'Brexit duro'. Se utilizará sólo para las operaciones dentro de la Unión Europea (UE). ¿Y el permiso que ya tiene activo en Reino Unido? Se reservará para trabajar en aquel país y en el resto de países del mundo.

Pero, ¿cómo se lleva a cabo todo el cambio? Es un proceso automatizado y se vinculan todas las cuentas de clientes europeos a esa licencia, que 'cuelga' de una sociedad local. En este caso, la startup ya creó en enero de este año la sociedad 'Kantox European Union SL', que será la que centralice todas esas operaciones.

La licencia para operar en el sector financiero es el principal problema ante el Brexit. ¿Lo es también la ubicación de la sede? Tanto Kantox como Ebury tienen la matriz de su holding radicada en el propio Reino Unido. Ambas lo mantendrán ahí, al menos por ahora. Seguirán teniendo filial y oficinas en España. "Lo que importa realmente son las licencias", explica Gelis.

No son las únicas startups españolas con su holding cabecera en Reino Unido, aunque mantienen oficinas (y sede principal) en España. Ninguna de ellas ha comunicado su intención de salir en caso de una salida brusca. La plataforma de alquiler de viviendas de larga estancia Spotahome; la ETT digital Jobandtalent; la también 'fintech' Pagantis (antigua Digital Origin), o la firma especializada en Wifi Fon Wireless -creada por el empresario argentino, Martín Varsavsky-.

La incertidumbre del Brexit se extiende entre todo el sector financiero. No sólo las startups, sino también las grandes compañías incumbentes. Esta situación ha acarreado un impacto económico entre todas estas firmas. La consultora EY le puso cifra en un estudio reciente: 1.300 millones de libras, entre los costes vinculados a reubicaciones, asesoramiento legal y planes de contingencia y 2.600 millones adicionales para inyecciones de capital con las que abrir nuevas oficinas fuera de Reino Unido.

Las cifras de Kantox en 2018

Al margen de todos los planes ante la salida del país de la UE, Kantox acaba de presentar sus cifras del año 2018 en el registro mercantil británico (Companies House). La 'fintech' cerró con un incremento de casi el 50% en los ingresos hasta rozar los 8 millones de euros. Más de la mitad sigue proviniendo de la comisión cobrada por la utilización de su plataforma para intercambiar divisas, pero han crecido las suscripciones (por la explotación de su tecnología) y otros cargos. El volumen de negocio procedente de las alianzas (con bancos) fue testimonial. El objetivo es hacerlo crecer de manera importante.

Para ello, después de meses de negociaciones y pruebas piloto, la compañía anunció este mes de agosto el acuerdo con el Silicon Valley Bank para que éste incluya sus servicios (y tecnología) de divisas dentro de su plataforma. No será el único. En las próximas semanas se cerrará otro acuerdo que está muy avanzado. La startup, que sigue negociando una ampliación de capital en la que se plantea también la entrada de bancos en su accionariado, se aprovecha de la fuerza de ventas de la entidad financiera para lograr ingresos, a cambio de una parte de ese volumen de negocio.

Con este horizonte económico y regulatorio, Kantox y el resto de startups fintech se preparan para el terremoto del Brexit. La cuenta atrás ha comenzado. Y las licencias fuera de Reino Unido están preparadas para ser utilizadas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios