Jueves, 25.04.2019 - 14:39 h
Ejercía como director de operaciones

El caso Ghosn salpica al español José Muñoz: será investigado por Nissan

Nipona asegura que el directivo no está cooperando y le definen como una "persona de interés", pero no dejaron claro si se le acusa de algún delito.

Nissan
El caso Ghosn salpica al español José Muñoz: será investigado por Nissan. / EP

Nissan ha ampliado su investigación sobre el caso de Carlos Ghosn a los acuerdos realizados por la compañía japonesa en Estados Unidos (EE.UU.) --donde el español José Muñoz ejerció como director de Operaciones--, América Latina e India.

La ampliación de la investigación a Muñoz se enmarca dentro de las pesquisas internas que están llevando a cabo Nissan por la supuesta mala conducta financiera de Carlos Ghosn, al que se le acusa de transferir temporalmente pérdidas de inversiones personales a Nissan en 2008 y de comunicar unos ingresos menores de los que realmente percibió.

Según fuentes cercanas a la investigación citadas por 'Reuters', los investigadores de la marca japonesa están estudiando las decisiones tomadas en EE.UU. entre 2014 y 2018 por Muñoz, que en la actualidad está suspendido temporalmente.

La firma nipona aseguró que el directivo español detuvo su actividad laboral para que el fabricante asiático pueda concentrarse en tareas especiales derivadas de los eventos recientes vinculadas con el expresidente de Nissan Carlos Ghosn. Muñoz se situó en su día entre los candidatos para suceder a Ghosn al frente de Renault-Nissan y ahora ejerce como responsable de rendimiento global de la empresa y como presidente de Nissan en China.

Las mismas fuentes aseguraron que Muñoz no está cooperando con los investigadores y le definen como una "persona de interés" en la investigación. No obstante, no dejaron claro si el español será acusado de algún delito.

Las investigaciones sobre Muñoz se relacionan con los derechos de franquicia de los concesionarios, afirma una de las fuentes. Además de con los contratos con proveedores de piezas de vehículos y con proveedores de servicios aprobados por este cuando estaba al mando de las operaciones de Nissan en EE.UU., según otra fuente. Nissan señaló que en su investigación interna descubrió "evidencias sustanciales y convincentes de mala conducta" por parte de Ghosn y que su alcance se está expandiendo.

El fabricante de vehículos japonés presentó este viernes una querella criminal contra Ghosn ante los fiscales de Tokio, tras ser también acusado formalmente de un agravante de violación de confianza por transferir temporalmente pérdidas de inversiones personales a Nissan en 2008, así como por subestimar su retribución por tres años hasta el 2018.

En su primera aparición pública tras ser detenido el pasado 19 de noviembre, Ghosn se declaró inocente y aseguró que fue acusado y detenido "injustamente" por acusaciones "sin fundamento". Además, el directivo está acusado de comunicar a los supervisores nipones unos ingresos menores de los que realmente percibió. En concreto, está acusado de publicar una compensación económica por su responsabilidad al frente de Nissan de menos de la mitad de los 88 millones de dólares (77 millones de euros) que recibió durante cinco años desde 2010.

Por su parte, la Fiscalía nipona también ha acusado a Ghosn, a Nissan y al exdirector representante del fabricante Greg Kelly de no haber declarado parte de las compensaciones recibidas por el máximo responsable de la empresa entre marzo de 2015 y marzo de 2018.

Ahora en Portada 

Comentarios