Jueves, 20.02.2020 - 02:42 h
Tras varios intentos de salida

La batalla en El Corte Inglés se aviva: las primas reiteran el 'no' a que Dimas venda

Las hermanas Álvarez han advertido al expresidente de la compañía que no liberarán su participación en la holding instrumental IASA.

Dimas Gimeno y las hermanas Álvarez.
La batalla en El Corte Inglés se aviva: las primas reiteran el 'no' a que Dimas venda. / ECI

Lejos de apaciguar los ánimos, la guerra familiar en el seno de El Corte Inglés se recrudece. Marta y Cristina Álvarez Guil, la actual presidenta de la compañía y su hermana, siguen sin ponerle las cosas fáciles al resto de herederos de Isidoro Álvarez, el expresidente Dimas Gimeno, su madre María Antonia Álvarez y su tío César Álvarez, para vender su participación en los grandes almacenes. Y es que las primas han reiterado su 'no' a liberar el porcentaje que éstos tienen en la firma a través de IASA, la sociedad holding en la que ambas partes de esta 'guerra' familiar tienen sus acciones, confirman a La Información fuentes conocedoras. Todo ello, mientras se fraguaba el adiós del que fuera el puente entre la salida de Dimas Gimeno y la llegada a la presidencia de Marta Álvarez, Nuño de la Rosa, hecho público este mismo lunes.

IASA está formada en un 62% por la participación de las hermanas Álvarez y el 38% restante está en manos del expresidente Gimeno, su madre y su tío. A través de esta sociedad, ambas partes de la ecuación cuentan con un porcentaje en los grandes almacenes del 22,18%, lo que deja en manos de la familia de Gimeno un 7% del total de la compañía. Es precisamente este porcentaje el que lleva ya un tiempo con el cartel de 'se vende', pero sigue sin ser una transacción fácil. 

Como la participación en los grandes almacenes está dentro de IASA, cualquier inversor que quisiese hacerse con ella se vería obligado a estar bajo el mando de las hermanas Álvarez ya que estas tienen la participación mayoritaria. Este impedimento hace que, sin liberarse las acciones de Dimas Gimeno, la venta se haya vuelto misión casi imposible, ya que hasta el voto en el consejo estaría supeditada a la decisión de la actual presidenta y su hermana. 

Tanto es así que esta fue una de las bazas que se utilizaron para 'sacar' de la presidencia a Dimas GimenoMarta y Cristina Álvarez Guil fueron las grandes vencedoras del consejo de administración que se celebró en junio de 2018 y que terminó con su cese. El expresidente ya intentó entonces un pacto por el que diría adiós al consejo de administración de los grandes almacenes a cambio de la venta de las acciones que siguen ahora con el cartel de 'se vende' y su finiquito, todo ello en un 'pack'. Ya entonces las hermanas se negaron

Desde esta intentona ha habido varias más, incluso intentando poner sobre la mesa un importante descuento en el precio de la participación frente al valor empresa. Ninguna ha dado los frutos deseados y el conflicto sigue más vivo que nunca. De hecho, la puerta de salida de la compañía está cerrada no solo para Gimeno y su familia. A finales del mes de septiembre se conocía que el consejo de administración de la firma había decidido no ejercer el derecho de tanteo que posee sobre la participación de Ramón Areces Fuentes, apenas un 0,7% del capital total.

Dimas Gimeno y su familia decidieron aceptar la herencia de Isidoro Álvarez pese a las consecuencias fiscales que tendría para ellos. Hacienda les exigió el pago del Impuesto de Sucesiones por esa participación- que se debe pagar a la Comunidad de Madrid y se encuentra bonificado para los herederos directos-. La herencia del asturiano conlleva un coste fiscal de cerca de 70 millones de euros si se suma la parte del propio Gimeno y de su madre, un pago para el que ambos recurrieron a la ayuda financiera de Banco Santander.

Al Thani no quiere más acciones

Hamad Bin Jassim Al Thani, el jeque que cuenta con un 10,33% de los títulos de El Corte Inglés, ha decidido no aumentar sus acciones en la compañía. El catarí, a través de Primefin, irrumpió en el grupo de grandes almacenes a través de un crédito de 1.000 millones de euros convertible en acciones en julio de 2015. El préstamo tenía un vencimiento a tres años y tras el cumplimiento de este periodo, el dinero prestado se transformó en títulos.

Primefin aún tenía otro 2,25% de El Corte Inglés como pago por los intereses del citado préstamo. Primefin ejecutó la opción de venta sobre este porcentaje y la compañía le pagó un total de 74 millones de euros, tal y como consta en la última documentación oficial de la misma, el documento de información para la emisión de 1.200 millones en pagarés. Desde entonces, y según confirman fuentes conocedoras a este medio, el jeque no quiere más acciones y ha decidido cobrar los dividendos en efectivo y no en títulos de los grandes almacenes. 

El Corte Inglés firmó con Primefin un acuerdo, a la vez que el propio préstamo, en el que le otorgaba una opción de venta de salida sobre la totalidad de acciones que posea de los grandes almacenes en ese momento. Esta opción de venta de salida, es ejercitable a partir del décimo año de la firma del contrato, es decir, en 2025. 

El adiós de Nuño de la Rosa

El hasta ahora consejero delegado de los grandes almacenes, Nuño de la Rosa, decía adiós a la compañía este mismo lunes tras ir perdiendo poder en favor de otro CEO, Víctor del Pozo, tal y como hacía público la firma a través de un comunicado. La marca que presidía Isidoro Álvarez aupó a la presidencia hace apenas unos meses a una de sus hijas adoptivas, Marta Álvarez, y desde entonces Nuño de la Rosa se había ocupado de la dirección de la división de 'no retail'. 

La venta de Informática dejó el territorio del hasta ahora CEO cada vez más mermado y ha terminado, solo unos meses después, con el adiós del que había sido presidente de una compañía que le acogió durante casi 30 años. La lucha familiar sigue sin uno de los grandes puentes entre ambas partes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING