Domingo, 22.09.2019 - 14:54 h
Su actividad al margen de los grandes almacenes

El Corte Inglés duplicó sus ingresos como 'casero' tras alquilar la Torre Titania a EY

El gigante de la distribución, que está en pleno proceso de venta de activos, tiene alquilado su inmueble estrella a la firma que audita sus cuentas.

Imagen de la Torre Titania, propiedad de El Corte Inglés.
La firma de consultoría y auditoría EY es el principal inquilino de la Torre Titania, propiedad de El Corte Inglés. / Efe

Es el inmueble estrella de El Corte Inglés. El edificio que construyó sobre las 'cenizas' del malogrado Windsor y que hoy tiene alquilado a su auditor, la firma EY (la antigua Ernst & Young). Ninguna de las dos empresas ha desvelado, hasta el momento, cuánto paga por el alquiler de 11 plantas en pleno corazón financiero de la capital, que la firma ocupa desde hace poco más de un año. Sin embargo, la compañía de distribución sí da 'pistas' en su último informe anual.

El grupo de grandes almacenes explica en su informe consolidado de 2017 (que concluyó el 28 de febrero del año aún en curso) que cuenta con inmuebles con el fin de explotarlos en régimen de alquiler. Aunque no enumera de qué edificios se trata, sí apunta que "los ingresos devengados durante el ejercicio 2017 del alquiler de inmuebles de inversión ascendió a 12,59 millones de euros".

Ese fue el primer ejercicio completo de EY como inquilino de la Torre Titania, como denomina al edificio. Un año antes, esos ingresos fueron prácticamente la mitad, porque se quedaron en 6,25 millones de euros, según las cuentas que El Corte Inglés ha remitido al Registro Mercantil.

La actividad de alquiler, bajo la estrategia de inversión, no es la única que, como arrendador, realiza la compañía de distribución. También alquila parte de sus espacios comerciales, por ejemplo, las tiendas de lujo de su gran almacén en el Paseo de la Castellana. La empresa lo explica en sus cuentas, al señalar que cede "espacios en centros comerciales, tiendas y anexos a los mismos, con el fin de completar la oferta de productos de sus centros, así como al alquiler de oficinas". 

Por esta actividad como arrendador, cobró durante ese último ejercicio 25,1 millones de euros, cuando un año antes se quedó en 17 millones. Además, tenía comprometidos 103 para un plazo de entre uno y cinco años y más de 123,7 millones con una perspectiva superior a cinco ejercicios. Esas sumas, un año antes, se quedaron en 90,5 y 112 millones de euros, respectivamente.

Venta de inmuebles

El Corte Inglés está actualmente inmerso en la transformación de su red de inmuebles. En concreto, la semana pasada anunció que ha puesto a la venta 130 activos que no considera estratégicos y cuyo valor oscila entre 1.500 y 2.000 millones de euros. En concreto, la cifra aproximada se situaría en el entorno de los 1.700 millones. Se trata de activos como terrenos, oficinas, superficies comerciales y plataformas logísticas, cuya venta está prevista para 2019.

Esa operación se enmarca dentro del proceso de reducción de deuda en el que está inmersa la compañía presidida por Jesús Nuño de la Rosa. Sólo en la primera mitad del actual ejercicio, entre marzo y agosto, el gigante del comercio ha reducido su deuda financiera neta en 347 millones de euros, situándola en 3.652 millones de euros. Reducción que ha conseguido, precisamente, con la venta de activos.

A la espera de concluir el ejercicio, El Corte Inglés vive las semanas clave de su año fiscal, las de Navidad y las rebajas de invierno. Tiene por delante superar las cifras del ejercicio 2017, cuando mejoró su volumen de negocio se incrementó un 2,8% hasta alcanzar los 15.935 millones de euros; y su beneficio se disparó un 25%, hasta 202 millones, tras reducir sus gastos financieros desde 207 hasta 192,2 millones.

Ahora en Portada 

Comentarios