Miércoles, 17.07.2019 - 05:31 h
Invesión de 100 millones

El Corte Inglés dará la vuelta a Arroyosur: creará MAD-FD con 150 marcas externas

La firma apenas incluirá firmas propias en el nuevo centro comercial que abrirá en primavera de 2020 con un proyecto de Lázaro Rosa Violán. 

MAD-FD ECI
MAD-FD, la solución de El Corte Inglés para salvar Arroyosur. / ECI

El Corte Inglés quiere dar un giro completo a su centro de Arroyosur (Leganés), uno de los que no ha conseguido cumplir las expectativas de rentabilidad que se esperaban. Para ello, ha puesto sobre la mesa un novedoso proyecto que aunará innovación y vanguardia y dejará atrás el clásico concepto de comercio que a día de hoy tiene la marca. Con una inversión de 100 millones de euros, de los cuales El Corte Inglés susfragará menos de la mitad, este espacio sufrirá una reconversión completa. 

Según ha explicado Eduardo Sotillo, director de compras de la firma, será un espacio "caracterizado por tres palabras: futuro, experiencia -en la que casan perfectamente compra, experiencia, diversión y entretenimiento- e innovación". Un nuevo concepto de centro comercial que tal y como aseguran sus ejecutivos no existe en España y "nos atreveríamos a decir en el mundo". Una idea que quieren, si sale bien este aterrizaje, exportar a otros centros en "la zona de Levante, Andalucía o Cataluña". 

Para ello, el grupo de grandes almacenes cerrará el actual Arroyosur el próximo 31 de julio, recolocando a la totalidad de su plantilla, y comenzarán unas obras que se esperan terminar para la primavera de 2020, cuando se abrirán las puertas de un nuevo espacio que contará con más de 150 marcas de moda, belleza, hogar, restauración y arte. 

Para su proyecto cuentan con la colaboración del reputado interiorista nacional Lázaro Rosa-Violán, que ha desarrollado algunos destacados espacios como el hotel Cotton House o el restaurante Amazónico, en Madrid. Tal y como confirman desde la compañía, el desarrollo de MAD-FD busca la creación de una atmósfera propia para este espacio. 

Para ello, se llevará a cabo una reforma total del espacio que simulará "un paseo por Madrid", con rincones como la Puerta de Alcalá, con gran acceso de transporte público, Gran Vía, Sol, Parque del Retiro y un núcleo central que será una estación de tren, denominada Puerta de Atocha, un área exterior y un invernadero. La fachada tendrá varias partes diferenciadas, con una que se asemeja a las clásicas viviendas de la zona de los austrias que tendrá una malla metálica superpuesta con el logo del espacio. 

En el interior, las diferentes zonas del edificio tendrán una imagen completamente diferente unas de otras. Desde espacios más callejeros, a moda de lujo en una reproducción de la calle Serrano, pasando por las tabernas más castizas y una galería de arte capitaneada por Javier López y Fer Francés, reputados galeristas, alrededor del gran invernadero del Parque del Retiro. 

Dar entrada al arte es uno de los principales planes que tiene El Corte Inglés para el nuevo espacio que, tal y como señala Lavinia Llopis, coordinadora de marketing de la firma, que confirma una nueva colaboración con ARCO, la feria de arte contemporáneo con la que ya han mantenido sinergias en otras ocasiones. 

La restauración, especial

En el nuevo espacio también se llevará a cabo una "apuesta decidida y clara" por la restauración. "Cuando abordamos este proyecto pensamos que esto tenía que declinarse de una manera distinta", señala Guillermo Arcénegui, responsable de este área. Para ello trabajarán en cuatro ejes bien diferenciados: MAD- bites, varios puntos concretos, sin cocina, que tendrán mucho que ver con el 'barrio' en el que se sitúen y MAD-local, que agrupa a las tabernas centenarias de Madrid que solo tienen una sucursal y "traerán su experiencia a una callejuela del barrio de los Austrias". 

Por otro lado estará MAD-table, con cuatro establecimientos más grandes y terraza, que se dedicarán a la restauración familiar, divida en  americana, italiana, asiática y 'healthy', con formatos específicos y marcas pequeñas. "Este desarrollo requería algo más nicho, que no quiere decir excluyente", señala Arcénegui. Por último, también se incluirá MAD-station, con siete puntos de restauración que rendirán  homenaje al Madrid más callejero y multicultural. Para ello se contará con restauradores con producto nacional y técnicas extranjeras, "una cocina cañera para el cliente más foodie", destaca. 

"Damos un paso más de cara a crear una innovación que no podréis ver en otro sitio. Se trata de crear experiencias y creemos que solo El Corte Inglés tiene esta capacidad en España", añadía Sotillo en la presentación del proyecto. 

Tal y como ha señalado Pablo de la Torre, director del proyecto, se trata de un "encargo de Víctor del Pozo para desarrollar un concepto nuevo en el mundo del retail" que se llevó a cabo hace año y medio. Desde entonces, un equipo multidisciplinar de la propia compañía ha recorrido el mundo para conocer varios proyectos y crear el suyo propio, "Necesitábamos que fuese algo fácil y que apetezca compartir", además de buscar continuamente la mejora y el cambio. "No puede ser algo fijo, tiene que generar una segunda visita", añadía. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios