Miércoles, 19.09.2018 - 21:10 h
Ante la lucha contra la ingeniería fiscal iniciada en Europa

El drama de Hacienda: las cinco grandes ‘tech’ apenas pagaron 9 millones al año

Facebook es la única de las grandes de este sector que no se ha visto las caras con la Agencia Tributaria con una inspección.

Fotografía de Cristóbal Montoro
Fotografía de Cristóbal Montoro / EFE

Son cinco de las empresas más poderosas del mundo. Su valor en bolsa suma 3,4 billones de dólares. Y también son un particular quebradero de cabeza para la Agencia Tributaria. Sobre la mesa del organismo lleva años la ingeniería fiscal de estas multinacionales y su reducida factura. No es para menos. Apple, Google, Amazon, Microsoft y Facebook tienen una estructura corporativa con la que han pagado entre todas apenas 9 millones de euros anuales de Impuesto de Sociedades durante la última década en el país.

La Agencia Tributaria planteó este lunes en boca de la responsable de fiscalidad internacional, María José Garde, la necesidad de abordar la tributación de estas compañías. Insistió en que en abril se presentará al G-20 un informe de la OCDE donde se pone de manifiesto el “apetito por gravar este tipo de actividades”.

Sea con una solución a nivel europeo o un parche temporal en España -necesitaría una reforma de la ley del Impuesto de Sociedades-, la Agencia Tributaria lleva años tratando de poner coto a la ingeniería fiscal de estas compañías. No lo ha conseguido. Y prueba de ello son las cifras del tributo abonado durante la última década. Desde el ejercicio 2007 hasta el 2016 -último disponible en todas las filiales que han presentado sus memorias anuales en el Registro mercantil-, han sumado un total de 90,2 millones de euros de impuestos sobre beneficios, según las cuentas consultadas por Lainformacion.com.

De esos 90,2 millones de euros, tres cuartas partes pertenecen a Apple y Microsoft. La primera ha pagado 34,5 millones y la segunda, 37,9 millones. Google sumó 14,9 millones, mientras que Amazon se quedó en 2,1 millones. La factura más pequeña de todas es la de la red social Facebook que apenas ha desembolsado medio millón de euros en todo su tiempo operando en España con una filial.

Irlanda y Luxemburgo, con facturación en España

Si se compara, por ejemplo, con las cifras de impuestos sobre beneficios pagados por las principales empresas del Ibex en España se trata de una cantidad ridícula. Sólo Inditex pagó 460 millones de euros con su actividad en el país.

Es ridícula, básicamente, porque no se basa en el negocio real de estas empresas con negocios anuales que no han dejado de crecer y que suman cientos de millones de euros al año. ¿Cuánto declararon sobre el papel? En estos diez años, según sus propias cuentas, declararon 3.940 millones de euros (un 75% correspondió a la facturación de las sociedades de Apple y Microsoft).

Una parte importante se basó en comisiones cobradas por las filiales a las matrices europeas. Sus estructuras se basa en dos conceptos: el precio de transferencia y la propiedad intelectual. La primera es la cuantía que pagan las sociedades locales por explotar la segunda. Ésta última está ubicada en sociedades matrices en países con fiscalidad muy favorable como Irlanda, Holanda o Luxemburgo.

Pasan más por caja

Y pese a que se trata de cifras bajas, Hacienda ya se ha visto las caras con varias de ellas. Es más, sólo Facebook es la única que se salva de la ‘quema’. El resto tiene vigentes (o ha tenido) procesos judiciales contra el organismo por diferentes inspecciones.

El más llamativo es el caso de Microsoft, que tiene ‘judicializados’ en el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional dos casos por sanciones que suman 30 millones de euros. El gigante fabricante del sistema operativo Windows cuenta con una estructura fiscal basada en un holding en forma de Empresa de Tenencia de Valores (ETVE) gracias al cual logró sacar a través de España más de 400 millones de euros procedentes de dividendos de sus sociedades europeas hasta Estados Unidos sin pagar ni un euro de impuestos.

Google no sólo regularizó 1,9 millones de euros. También revisó al alza los precios cobrados a su matriz por los servicios de marketing prestados que permitió triplicar impuestos. ¿Y el resto? Amazon se enfrentó en el último ejercicio al primer golpe de la Agencia Tributaria tras abonar 2,2 millones de euros por una inspección sobre dos ejercicios de su principal filial. Apple reservó más de 9 millones de euros en el último ejercicio y sumó otros 7 millones más tras varios ajustes.

A estos pagos y ajustes hay que sumar otros cambios que han ido llevando a cabo estas compañías en los dos últimos años. Amazon decidió empezar a facturar todas las ventas en España a través de la sucursal Amazon EU Sarl (no desglosa la cifra total en la matriz luxemburguesa). Microsoft anunció que hará lo propio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios