Lunes, 10.12.2018 - 20:44 h
El grupo alemán Fresenius Helios

El dueño de Quirón le inyecta un crédito de 2.200 millones para sanear su deuda

Adquirió hace un año el grupo sanitario por 5.760 millones de euros y amortizó su deuda de 2.242 millones con un préstamo intragrupo.

Imagen de un hospital de Quirónsalud.
Hospital de Quirónsalud.

Fue el mayor movimiento empresarial de la sanidad privada en España de los últimos años. En septiembre de 2016, el gigante alemán Fresenius Helios anunció la compra del grupo Quirónsalud por 5.760 millones de euros. Los vendedores: el fondo de capital riesgo CVC y el equipo directivo de la compañía, encabezado por el empresario Víctor Madera. Con ese movimiento, la empresa germana no sólo se hacía con el control de la cabecera Quirón, también de Ruber, de la madrileña Fundación Jiménez Díaz y de enseñas de mutualidades como Fremap, Fraternidad Muprespa y Mutua Universal, entre otras. En total, 44 hospitales.

Tras formalizar la compra, que concluyó en enero, una de sus primeras decisiones fue liberarse de la deuda financiera de la compañía sanitaria. "Con fecha 31 de enero de 2017, la sociedad recibió varios préstamos intragrupo del nuevo socio único, el grupo Fresenius Helios, con los que amortizó anticipadamente la totalidad del préstamo sindicado que poseía", explica la sociedad cabecera del grupo español, IDCSalud Holding en su memoria del último ejercicio.

Al cierre de 2016, la totalidad de ese préstamo sindicado, tanto a corto como a largo plazo, alcanzaba los 2.242,4 millones de euros, según figura en la memoria anual.

El nombre IDC (Ibérica de Diagnóstico Cirugía) es el germen de la compañía en España, creada por Madera a mediados de la década de los 90, donde entró como socia la firma CVC. Liderar la consolidación del sector, con compras como las de Ruber o Dexeus, conllevó disparar su factura bancaria. Por ejemplo, en 2011, firmó con diversas entidades (que no menciona) un contrato de financiación sindicada de 755 millones, para refinanciar deuda anterior, explica en la memoria.

Amplió ese contrato en 2013 (otros 141 millones) y, sobre todo, en 2014. Ese año, a través de dos contratos, elevó su deuda financiera hasta los 2.150 millones de euros. Y volvió a incrementarla un año después, por casi 250 millones adicionales.

Un pasivo que también conllevaba una elevada factura vía intereses que, sólo en 2016, alcanzaron los 113 millones de euros. A cierre de ejercicio, aún tenía por delante otros 469 millones, según detalla en el informe anual. Hasta que llegó el préstamo interno.

Imagen de las instalaciones de Fresenius Helios.
Imagen de las instalaciones de Fresenius Helios.

Con el crédito llegado desde Alemania, Fresenius Helios ha amortizado deuda e intereses a cambio de nueva financiación con vencimientos estipulados entre 2022 y 2032 (anteriormente vencía entre 2020 y 2022), que devengan un tipo de interés fijo de entre el 0,875% y el 3%, más márgenes de entre el 0,88% y el 1,05%.

Pérdidas en 2016

De hecho, los resultados financieros han sido una de las claves que lastraron los resultados de IDCSalud Holding durante el pasado ejercicio. El grupo disparó un 16% sus ingresos, por encima de los 2.509,9 millones de euros. En cambio, cerró con pérdidas por valor de 69,4 millones (frente a los 13,4 millones que ganó un año antes).

Esos números rojos tienen detrás el resultado negativo de una de sus participadas, Desarrollos Empresariales Piera (una de las sociedades cabecera de hospitales), que cerró el año con pérdidas de 173,9 millones después de que sus gastos financieros se dispararan por encima de los 235,8 millones, según sus respectivas memorias anuales.

De cara al ejercicio en curso, Fresenius Helios apunta que, en los nueve primeros meses del año, el negocio de Quirónsalud le ha aportado un volumen de ingresos de 1.860 millones de euros y un resultado antes de impuestos (Ebit) de 220 millones. Para el conjunto del año, prevé que las ventas del negocio se mantengan estables y, de nuevo, ronden los 2.500 millones.

Ahora en Portada 

Comentarios