Miércoles, 12.12.2018 - 15:10 h
Sin vías de ingresos

La 'app' española para buscar compañero de piso Badi recibe 10 millones de dólares

El fondo estadounidense Spark, inversor de gigantes como Twitter, ha liderado la ronda. Tras dos años en España, busca dar el salto a Europa.

Carlos Pierre
Carlos Pierre, fundador de Badi.

La startup española Badi, desarrolladora de una aplicación para encontrar compañero de piso, ha cerrado una ronda de financiación de 10 millones de dólares. La operación ha sido liderada por el fondo de capital riesgo estadounidense Spark Capital (inversor de Twitter o Foursquare y accionista de españolas como Flywire o Travelperk). La operación eleva su valoración a unos 40 millones y le permite pisar el acelerador en la expansión internacional.

Badi se fundó en 2015 con el objetivo de poner en contacto a los inquilinos de pisos de alquiler que buscan compañero y los que están en busca de esas habitaciones. Vinculan a oferta y demanda y tratan de casarla en base a una serie de aspectos como la edad, aficiones, etc.

Sin ingresos... por ahora

La compañía no tiene, por ahora, ninguna vía de ingresos. No cobra comisiones ni a los potenciales inquilinos que buscan habitación, ni a los que publican el anuncio en su particular 'marketplace'.

En una entrevista con Lainformacion.com, su fundador y CEO, Carlos Pierre, explica que al menos durante este ejercicio y el próximo se centrarán en mejorar la aplicación y expandirse en mercados, principalmente, europeos.

"Queremos crecer muy rápido y vamos a retrasar al máximo todo el enfoque de monetización", apunta. ¿Cómo ha sido la negociación de una ronda en una fase en la que la compañía no tiene ingresos? "En España estamos bastante retrasados en este sentido, frente a mercados como Estados Unidos", explica.

Pero, ¿dónde tienen previsto introducir comisiones? Pierre descarta implantar un modelo 'freemium', con el que restringir el número de solicitudes o anuncios a través de un pago. La alternativa: funcionalidades que cobrar. En los próximos meses lanzarán los pagos seguros en su plataforma, "como un servicio que nos han pedido los usuarios". Aunque será gratuito en una primera fase, su idea es cobrar por este servicio (y otros).

Su modelo se centra, principalmente, en los particulares. Así arrancó Airbnb, aunque finalmente abrió la mano a agencias y profesionales. ¿Qué hará Badi? Al menos por ahora quiere huir del segmento profesional. En este tiempo, según sus cifras, han logrado 10 millones de solicitudes de alquiler en España. A partir de ahora buscan dar el salto a otras ciudades europeas como Londres, Amsterdam, Berlín o París.

Valoración de unos 40 millones

Según explican fuentes conocedoras de la operación, la ronda, adelantada por el medio especializado Techcrunch, ha colocado la valoración de la empresa, cuya sede principal se sitúa en Barcelona, se sitúa en el entorno de los 40 millones de dólares. Desde la compañía se niegan a dar datos.

Además de Spark Capital, han participado otros inversores que ya estaban presentes en el accionariado como Mangrove Capital Partners, o 'business angels' como Didac Lee o Marc Ingla.

La anterior ronda tuvo lugar el pasado año, según adelantó el medio Kippel01. Tal y como queda reflejado en la base de datos Crunchbase, fue de 3 millones de euros y participó Mangrove Capital, el grupo de medios español Atresmedia (con un acuerdo de acciones por publicidad) y dos inversores, Eneko Knörr y Enrique Dubois.

Salto a Delaware

Tras la ronda, como sucedió con TravelPerk en su momento, la 'startup' española ha dado el salto a Estados Unidos. Más concretamente a Delaware, el estado (con una tributación tan favorable que lo ha convertido casi en un paraíso fiscal 'de facto') en el que la mayoría de los inversores estadounidenses piden que se instalen las compañías.

En ese mes de octubre, la sociedad con la que operaba en España, Badiapp 2015 SL, comunicó al Registro el traslado de domicilio a Delaware. La sede principal la mantendrán, según Pierre, en Barcelona, aunque se plantean la puesta en marcha de alguna oficina local en los mercados donde se expandirán. El objetivo es alcanzar los 60 empleados a lo largo de este año (hoy superan la treintena).

Spark, accionista de dos startups españolas

El fondo Spark es accionista de dos compañías de origen español. Por un lado, TravelPerk, desarrolladora de un 'software' para gestionar los viajes de negocios en la que entró a mediados de 2016 en una ronda de 7 millones de dólares.

Por otro, Flywire -antigua Peertransfer-, creadora de una herramienta para hacer transferencias internacionales, que ha reunido 43 millones de dólares en los últimos años y en la que es inversor inicial.

Spotahome, también blindado

Badi batalla en un sector en el que empiezan a despuntar otras compañías españolas. Es el caso de Spotahome, especializada en el alquiler de viviendas por temporadas. Esta startup, con sede en Madrid, cerró una inyección de 13,5 millones de euros, con el fondo español Seaya Ventures (accionistas relevantes en Glovo y Cabify), y el londinense Passion Capital como principales inversores.

En 2017, esta startup esperaba superar la barrera de los 50 millones de euros de rentas de alquiler transaccionados en su plataforma (de ello, la compañía ingresa una comisión de entre un 7 y un 12 por ciento).

Desde Badi tratan de desvincularse de modelos como el de Spotahome, que controlan todo el proceso de alquiler. Entonce,s ¿cuál es su competencia? "Tenemos la misma competencia en todos los mercados y es la plataforma de clasificados líder en cada uno de ellos", apunta Pierre. En España apunta a Idealista, que también tiene una opción de pisos para compartir. Pero hay más. Contra esos quieren batallar.

Ahora en Portada 

Comentarios