Martes, 19.03.2019 - 21:03 h
Tiene 62 tiendas menos que hace un año

El giro de Inditex: menos tiendas de Pull & Bear y Massimo Dutti, más Zara Home

El grupo textil mantiene su apuesta por abrir tiendas cada vez más grandes, 'flagship', y reduce su exposición a locales pequeños y menos rentables.

Zara Home
La cadena Zara Home, de Inditex, tiene 12 establecimientos más que hace un año y roza los 600 locales. / Inditex

Inditex está en proceso de adelgazar para ser más fuerte. El grupo textil dueño de Zara lleva meses inmerso en un proceso de transformación que se materializa en el cierre de establecimientos pequeños para abrir locales más grandes, denominados 'flagship', en el mismo radio de acción. Su objetivo es no perder clientes y 'captarlos' en tiendas con mayor superficie de venta y más rentables. 

Esa transformación se traduce en que su red global de establecimientos es cada vez más pequeña. En el último año natural (entre el 1 de noviembre de 2017 y el 31 de octubre de 2018) su tejido de locales se ha reducido en 62 tiendas. En conjunto, la compañía fundada por Amancio Ortega afronta los últimos tres meses del año con 7.442 puntos de venta.

Y no todas sus cadenas salen igual de bien paradas en cuanto a la capilaridad de su red comercial. Al cierre de este tercer trimestre, sólo dos de sus divisiones tienen más establecimiento que un año antes: Uterqüe, con un crecimiento neto de cinco locales; y Zara Home, que es la que más crece, porque tiene 12 tiendas más que en octubre de 2017.

El resto de las cadenas adelgazan. Las que más, Massimo Dutti (que tiene 19 locales menos que hace un año) y Pull & Bear (16 menos). Mientras, Zara ha rebajado su red en nueve tiendas y se queda en el entorno de las 2.120. Y que tenga éxito esta estrategia en su buque insignia es clave, porque aporta casi dos tercios de sus ingresos. 

Inditex hace énfasis a los inversores en la salud de su red. Aunque no ha desvelado detalles de cómo va su negocio online en los nueve primeros meses del año, su presidente Pablo Isla sí destacó al hacer balance de este periodo la apertura de grandes 'flagship' en sus principales mercados. Entre las ciudades que destacó como emplazamiento de sus nuevos modelos de tienda: Tokio, Shanghai, Bangkok, Yakarta, Berlín, Lisboa o París. En la capital francesa abrirá esta semana su nuevo local en el Boulevard Haussmann, donde va a acrecentar su competencia con su rival sueco H&M.

Pablo Isla recalcó a los inversores la salud del negocio de la compañía y su capacidad para reforzar todos los aspectos contables (ventas, beneficio, márgenes, capacidad de generación de caja) en un contexto "volátil" y desfavorable. El motivo: que la mayoría de sus competidores apostó en septiembre por descuentos para dar salida a las prendas de otoño en un contexto de temperaturas más altas que otros años. Inditex no lo hizo y elevó sus resultados, a pesar de que es el crecimiento más laxo, en este periodo fiscal, de los últimos ejercicios.

Pese a que crece, que lo haga más despacio que en los años previos ha sido suficiente para reducir su valor en bolsa. Este miércoles, Inditex se dejó un 4,8% en el parqué madrileño. Situó su acción en 25,05 euros y su capitalización en 77.998 millones. La dueña de Zara tiene por delante las semanas clave de su ejercicio, porque la Navidad y las rebajas de invierno serán esenciales en sus cifras al cierre del año fiscal. Sólo ha comunicado que entre octubre y noviembre sus ingresos repuntaron un 5%. De momento, no es suficiente para recuperar el favor de los inversores.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios