Martes, 26.03.2019 - 02:06 h
Las solicitudes eran mínimas

El Gobierno amplía el plazo del bono social por la alarma desatada en el sector 

El plazo finalizaba el 10 de abril y se amplía seis meses para facilitar los descuentos a millones de beneficiarios 

Gráfico bono social eléctrico.
Gráfico bono social eléctrico.

El bono social eléctrico, vigente desde 2009 y siempre polémico, fue reformado el pasado año. Pero más de dos millones de usuarios con derecho a descuento ignoraban la obligación de renovar la documentación antes del 10 de abril. Las eléctricas estaban alarmadas. A un mes definalizar el plazo, apenas 350.ooo clientes habían solicitado el bono. Las empresas y también la CNMC temían un aluvión de críticas y el Gobierno se ha visto forzado a ampliar el plazo de solicitudes hasta octubre, tal y como planteaba Competencia y explicó Lainformación.com.

Era una cuestión delicada. El derecho al descuento no se perdía aunque se tramitara con retraso, más allá del 10 de abril, pero podía suceder -y es lo que temían empresas y organizaciones de usuarios- que muchos consumidores se encontraran con facturas a partir de abril sin el descuento habitual, lo que afectaría a sus precarias economías.

Para evitarlo, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital está tramitando una propuesta de orden ministerial, que se ha enviado al BOE para iniciar la audiencia pública y está ya disponible en la página web del Ministerio, donde se clarifican determinados aspectos de los formularios de solicitud del bono social, tras las consultas recibidas por usuarios y comercializadoras en esta materia.

Con la prórroga de seis meses, los consumidores que actualmente estén acogidos al anterior bono social seguirán disfrutando hasta octubre de un descuento en sus facturas, pudiendo acogerse al nuevo bono social según su nivel de renta y circunstancias personales.

El nuevo bono social contempla descuentos del 25, el 40 y el 50% para hogares en función de su grado de vulnerabilidad.El nuevo modelo contempla descuentos del 25% del importe de la factura para los consumidores que se consideren “vulnerables”, aquellos con una renta anual familiar inferior a determinados umbrales de riqueza en función del número de integrantes del hogar.

El Gobierno amplió el descuento hasta el 40% del recibo para los consumidores reconocidos como “vulnerables severos”, que son aquellos cuya renta familiar sea inferior a la mitad de los umbrales establecidos para los consumidores vulnerables.

El bono social ha sido siempre un asunto polémico. El Tribunal Supremo anuló el régimen anterior que obligaba a financiarlo -son 244 millones al año- a los grandes grupos eléctricos. Con la reforma, son todas las comercializadoras de electricidad las que financian los descuentos. Endesa, Iberdrola y Gas Natural asumen en torno al 88% del coste según su cuota de mercado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios