Lunes, 24.09.2018 - 20:00 h
Ejecuta el préstamo convertible

El jeque Al Thani materializa su llegada a El Corte Inglés: ya es dueño del 10%

Tres años después de prestar 1.000 millones de euros a El Corte Inglés, el jeque catarí ha hecho hoy efectiva su conversión en acciones de la empresa.

El jeque Al Thani, que entró en El Corte Inglés en 2015
El jeque Al Thani es dueño, desde hoy, del 10% de las acciones de El Corte Inglés. / EFE

El Corte Inglés ha hecho efectivo el desembarco en su accionariado del jeque catarí Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, a través de la sociedad Primefin. La compañía de grandes almacenes explica, a través de un comunicado, que hoy "ha trasmitido a dicha sociedad de origen catarí las acciones representativas del 10% del capital".

Este movimiento "es el resultado de la devolución del préstamo de 1.000 millones de euros realizado por Primefin en julio de 2015", argumenta. "Asimismo, El Corte Inglés ha pagado, mediante la entrega de acciones equivalentes al 0,75% del capital, el tercer y último plazo de los intereses correspondientes al mencionado préstamo, que hoy mismo ha quedado cancelado". Es el mismo paso que dio en 2016 y en 2017.

Al mismo tiempo, "Primefin ha ejecutado su opción de venta sobre las acciones de El Corte Inglés (el 2,25%), recibidas como pago de los intereses del préstamo en las condiciones pactadas", añade la compañía dueña de Hipercor. Una operación, según Europa Press, valorada en 74 millones de euros.

El movimiento del catarí llega después de los meses más convulsos de la historia de la compañía. Esta primavera, El Corte Inglés ha vivido un terremoto accionarial (y familiar) que se ha saldado con la salida de Dimas Gimeno de la presidencia del grupo y su sustitución por Jesús Nuño de la Rosa, un hombre de la casa afín a las hermanas Álvarez Guil, hijas del expresidente Isidoro Álvarez y principales accionistas individuales de la compañía, y cuyo nombramiento logró el voto a favor de Al Thani.

El jeque catarí desembarcó en la vida del grupo de grandes almacenes hace tres años, cuando necesitaba encontrar liquidez de forma urgente. El inversor emiratí le ofreció 1.000 millones de euros, en forma de préstamo convertible en acciones en un plazo de tres años. A cambio, marcó unas condiciones leoninas que obligaban a la compañía a alcanzar una serie de objetivos económicos y, también, a cumplir determinadas obligaciones, que al final pueden elevar su peso en el accionariado en casi un 1%.

Todo dependerá de los resultados de 2017, que la compañía desvelará el próximo mes de agosto, cuando celebre la junta anual de accionistas en la que, previsiblemente, volverán a saltar las disparidades entre los descendientes del fundador. 

Primefin se convierte así en el tercer accionista del gigante de la distribución, por detrás de la Fundación Ramón Areces, con un 37,39% y Cartera de Valores IASA, sociedad patrimonial controlada por las hermanas Marta y Cristina Álvarez Guil, con un 22,18%. Por detrás de Primefin se sitúan Mancor, vinculada a la familia García Miranda, con un 7%, y Ceslar, sociedad de la familia Areces, con otro 9%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios