Sábado, 21.09.2019 - 21:34 h
En España investigamos el grafeno

El MIT apuesta por investigar la langosta para crear los futuros chalecos blindados

Los científicos buscan un hidrogel en la membrana blanda y translúcida que hay en la parte inferior de estas criaturas marinas.

Una de las ilustraciones de la investigación del MIT publicadas en Acta Biomaterialia
Una de las ilustraciones de la investigación del MIT publicadas en Acta Biomaterialia

Muchos hallazgos científicos nacen de casualidades, de felices errores o el 'eureka' de un genio. Por eso no parece extraño que investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT) hayan elegido las langostas como objeto de estudio con vistas a desarrollar protecciones militares muy resistentes y flexibles en el futuro.

El 'Homarus americanus', conocido comúnmente como la 'langosta americana', contiene una membrana translúcida en su abdomen en la que los científicos han descubierto uno de los hidrogeles más resistentes del mundo. Los hidrogeles son sustancias que normalmente se componen de uno o más polímeros suspendidos en un 90% de agua, que se investigan desde hace tiempo por sus cualidades biomédicas.

Según recoge Newsweek, ha sido recientemente cuando se ha comenzado a ver el posible uso de los hidrogeles para aplicaciones militares, desde guantes de invierno de alta tecnología que pueden absorber el sudor y otros líquidos para mantener las manos calientes y secas, hasta vendajes médicos que pueden detener el sangrado en el campo de batalla.

Los investigadores del MIT están buscando un hidrogel específico que se encuentra en las langostas, concretamente en la membrana blanda y translúcida que hay en la parte inferior de estas criaturas y está hecha de una capa de "estructura similar a la madera contrachapada" que la hace altamente resistente a los cortes. También es muy flexible y elástica, permitiendo que la langosta mueva su cola alrededor.

El equipo del MIT ha publicado su investigación en Acta Biomaterialia , y en ella desvelan que, en términos de resistencia, el hidrogel que contiene la membrana de la langosta es comparable al caucho industrial que se usa para fabricar neumáticos de automóviles y cintas transportadoras.

La alternativa del grafeno

El experimento del MIT no es el único realizado con idea de encontrar nuevos materiales con los que confeccionar chalecos antibalas. Sin ir más lejos, científicos españoles desarrollan materiales reforzados con grafeno para aplicaciones de protección balística.

Un grupo de científicos de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), fabricó una serie de laminados con matrices de resinas reforzadas con fibras y dopadas con grafeno, con el objetivo de estudiar sus propiedades mecánicas más significativas para su potencial aplicación dentro del sector de la defensa. 

La UPCT colabora con la Armada en el desarrollo de chalecos antibalas más resistentes y ligeros usando grafeno
La UPCT colabora con la Armada en el desarrollo de chalecos antibalas más resistentes

Dentro del programa "Aplicaciones del grafeno en equipos personales para defensa" (AGEPAD), cuyo coste fue cofinanciado por Defensa (75%) y la Politécnica (25%), las placas se sometieron a pruebas según los estándares OTAN con munición militar 7,62x51 mm FMJ disparada mediante un fusil de precisión Accuracy International AW.

El nanocomposite desarrollado demostró poseer un límite balístico que mejora significativamente el del laminado original, presentando también una mejor capacidad para disipar la energía del impacto y sin aumentar su densidad de manera apreciable. Los ensayos se realizaron con ayuda del Tercio de Levante del Cuerpo de Infantería de Marina en la Estación Naval de la Algameca (Cartagena).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios