Lunes, 24.09.2018 - 17:59 h
Nueva regulación digital

La nueva vida de Dimas: sin mando en El Corte Inglés y en guerra contra Amazon

Desde octubre ya no ejerce como primer ejecutivo del grupo de distribución, función que se reparten Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa.

Imagen del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (c), junto al presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno (d) y el fundador del World Retail Congress, Ian McGarrigle (i).
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (c), junto al presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno (d) y el fundador del World Retail Congress, Ian McGarrigle (i). / Efe

Si hay un sitio para vestirse de largo en el mundo empresarial es Davos. El foro económico que a finales de cada enero reúne a los directivos que son alguien fue el marco en el que, este año, presentó sus credenciales el presidente de El Corte Inglés Dimas Gimeno. Lo hizo para reclamar un nuevo marco legal para el comercio digital en el que los operadores tradicionales operen en igualdad de condiciones que los nuevos gigantes de la red, con Amazon como referente.

Gimeno llegó a Suiza abanderando la reclamación de todo un sector, pero sin las credenciales de ser el máximo ejecutivo de su compañía. Sólo un par de meses antes, el grupo de distribución que preside desde otoño de 2014, tras el fallecimiento de su tío Isidoro Álvarezoptó por nombrar dos consejeros delegados con capacidad de mando. En octubre de 2017, por primera vez, la empresa sacó el 'poder' fuera de la familia fundadora.

El grupo de grandes almacenes vistió el relevo de Gimeno como primer ejecutivo con la necesidad de cumplir las normas de buen gobierno y de gestión propias de una compañía cotizada aunque, al menos por el momento, no esté entre sus planes serlo.

Con ese paso, cedió esa capacidad de dirección a dos nuevos 'CEO': Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa. Ambos están considerados próximos a Marta y Cristina Álvarez Guil, hijas de Isidoro Álvarez, consejeras, primeras accionistas individuales de El Corte Inglés y poder en la sombra.

Este movimiento empresarial fue un reflejo de la distribución accionarial del gigante del comercio español. Las hermanas Álvarez Guil controlan cerca del 70% de Cartera de Valores IASA, segundo accionista de El Corte Inglés con algo más del 22% del capital. El resto de IASA está en manos de Dimas Gimeno. El primer nombre en el accionariado del grupo es la Fundación Ramón Areces, donde Cristina Álvarez Guil ejerce como vicepresidenta, mientras que Florencio Lasaga, uno de los senescales de los que se rodeó Isidoro Álvarez durante su presidencia, aún permanece en la presidencia.

El respaldo de Rajoy

En medio de esa transformación corporativa, Dimas Gimeno ha acaparado más atención mediática que en los dos años anteriores. Se ha convertido en el principal directivo del sector de la distribución a la hora de reclamar un marco común frente a Amazon, con repetidas apariciones públicas. Y el máximo espaldarazo le ha llegado este martes de la mano del presidente del Gobierno.

"Estamos trabajando en el seno de la UE y de la OCDE para tener un marco regulatorio eficaz y justo que se adapte a la era digital", reclamó ayer Mariano Rajoy durante el World Retail Congress que se está celebrando en Madrid y donde se sentó junto al propio Gimeno.

"Nos hemos comprometido en trabajar conjuntamente para que todas las empresas compitan en igualdad de condiciones", recalcó Rajoy. Es justo el mensaje al que aspira El Corte Inglés y toda la distribución tradicional.

¿Y qué proponen Gimeno y, por tanto, El Corte Inglés? Una plataforma europea en la que los operadores sumen fuerzas. "Hay que promover y participar en posibles alianzas entre distribuidores convencionales y tecnológicos y crear una plataforma europea para competir con los grandes competidores 'online", ha asegurado en una de sus intervenciones. Un todos contra Amazon dejando al margen a qué se dedique cada uno.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios