Lunes, 18.06.2018 - 06:10 h
Incentivos de los consejos

El plus de la cúpula del Ibex: 33 millones para 'engordar' sus planes de ahorro

Ana Botín es la presidenta del selectivo con mayor ‘hucha’ de cara a su jubilación. Suma más de 45,7 millones de euros al cierre de 2017.

Imagen del expresidente de Abertis, Francisco Reynés.
El expresidente de Abertis, Francisco Reynés, elevó en 8,9 millones su plan de ahorro.

Ser consejero de una de las grandes compañías del Ibex 35 no sólo se 'paga' en forma de sueldo. Una retribución que, además, va al alza, porque en 2017 se incrementó en un 7,5%. Además de ese salario, ya sea en metálico o en acciones de las compañías que administran, los consejeros del selectivo también perciben un plus en forma de sistemas de ahorro a largo plazo.

Una modalidad de retribución, pensada para cuando dejan la compañía, que en 2017 se incrementó, en conjunto, en 33,6 millones de euros, según los informes que las cotizadas han remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En esa estimación están incluidas 30 de las 35 empresas del selectivo. Faltan nombres como la textil Inditex, que no presentará sus resultados hasta dentro de unos días, el próximo 14 de marzo. Otras cuatro sociedades (ACS, Indra, Meliá Hotels y Siemens Gamesa) aún no han hecho público cómo han pagado a sus consejeros, aunque sí hayan desvelado su evolución financiera en el pasado año.

Bajo esa modalidad de planes de ahorro, las grandes empresas del Ibex crean huchas para sus directivos. Van más allá de los más tradicionales planes de pensiones, porque también disponen de otros vehículos de inversión o de seguros pensados para altos ejecutivos, que ofrecen ventajas fiscales.

¿Quiénes las perciben?

Entre las empresas que han sumado dígitos a esos planes de ahorro para su dirección destacan cotizadas del selectivo como Acciona. Esta compañía ha sumado 5,12 millones que se reparten José Manuel Entrecanales (3,8 millones); y su primo Juan Ignacio Entrecanales (1,27 millones de euros). De hecho, el presidente del grupo de energía e infraestructuras es, de momento, el directivo mejor pagado del Ibex en 2017 (10,4 millones de euros) y, además, suma otros 9,4 millones en aportes acumulados en los últimos años a su plan de ahorro.

Sin embargo, el alto ejecutivo del selectivo que más incrementó su plan de ahorro en el último año ha sido Francisco Reynés. El elegido como nuevo presidente de Gas Natural Fenosa acaba de abandonar la presidencia de Abertis con un plan que acumula más de 18,1 millones de euros, tras una aportación extraordinaria de 8,9 millones en 2017, de la que el gestor de infraestructuras no da más detalles en el informe de remuneraciones que ha remitido a la CNMV.

Más allá del caso de Reynés, entre los planes de ahorro de los consejeros ejecutivos del Ibex destacan casos de la gran banca. Jaime Guardiola, consejero delegado del Banco Sabadell, acumula más de 22,2 millones de euros; mientras que el CEO y previsible sucesor de Francisco González al frente del BBVA, Carlos Torres Vila, suma 17,5 millones. Al frente de este 'ranking' del ahorro corporativo está la presidenta del Santander, Ana Botín, con fondos acumulados por encima de los 45,7 millones de euros.

En esa terna de beneficiados por los planes de ahorro faltan nombres de peso. Un ejemplo es Francisco González. El presidente de la entidad financiera cuenta con una hucha de cara a su jubilación de 79,5 millones, que el banco externalizó hace varios años, en forma de póliza de seguro, que percibirá cuando abandone las funciones ejecutivas del banco.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios