Jueves, 21.03.2019 - 22:04 h
Tiene hasta finales de 2019 para revertirlo

El pozo sin fondo de Bankia: las pérdidas del Estado ascenderían a 14.100 millones

El precio de las acciones del banco se deberían multiplicar por 2,9 veces para lograr que el resultado de la inversión sea cero para el Estado. 

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia / EFE

El 9 de mayo de 2012 será una fecha recordada por muchos. Aquel día se producía la nacionalización del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia. Aquel día el Estado se convertía en el máximo accionista del banco (con el 45% del capital) y José Ignacio Goirigolzarri sustituía a Rodrigo Rato como presidente. 

El precio pagado no fue poco. Bankia, o mejor dicho el grupo BFA tras integrar las siete cajas que lo crearon, ha recibido de las arcas públicas una inyección de 22.424 millones de euros durante todo su proceso de nacionalización. Cuantía a la que habría que añadir los 1.645 millones inyectados en la antigua Caja Murcia. Por tanto, el Estado pretende recuperar una parte (todo parece una quimera) a través de la venta de paquetes de acciones o vía dividendos. 

Colocaciones como la que se ha producido en la madrugada de hoy. El Fondo de rescate (Frob) optaba por colocar un 7% del banco e ingresaba 818,3 millones de euros que se sumaban a los 1.304 millones de una anterior colocación y los 534 millones que ha logrado ingresar vía dividendos. Por tanto, hasta la fecha ha ingresado un montante que asciende a 2.656 millones de euros. 

Con esta última venta, que se ha aplazado demasiado en el tiempo debido a los últimos acontecimientos en Cataluña, la participación del Frob en Bankia ha bajado del 67% al 60,63% del capital (ascenderá al 60,93% al integrar BMN) y estaría valorada, a precios de mercado, en 7.310 millones de euros. Aun así, esta cifra variará notablemente por la (buena o mala) marcha de la compañía en bolsa y del descuento con el que se realicen futuras ventas. 

La hipotética venta se producirá en un espacio temporal no muy amplio ya que la salida del Estado debe concluir antes del 31 de diciembre de 2019. El precio de las acciones de Bankia debería remontar bastante en bolsa puesto que, a día de hoy, el proceso de nacionalización sería una inversión desastrosa para el Estado. Si sumamos lo recuperado (2.656 millones de euros) a la valoración de la participación de Bankia (7.310 millones, a precios de mercado) la inversión que recuperaría el Estado ascendería a casi 10.000 millones. 

Es decir, el Estado perdería en torno a 14.103 millones de euros con su proceso de nacionalización de Bankia, o lo que es lo mismo, más de la mitad de lo invertido. Aun así, tiene dos años para que la marcha de la compañía sea positiva y asistamos a un rally de la acción que reduciría dicho montante de minusvalías. 

En concreto, el precio de Bankia se debería multiplicar por 2,9 veces para lograr que el resultado de la inversión sea cero para el Estado. O lo que es lo mismo, alcanzar el banco una capitalización de mercado próxima a los 35.140 millones frente a los 12.000 millones que capitaliza actualmente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios