Domingo, 21.07.2019 - 21:52 h
Alegaciones a la circular de Competencia

Las eléctricas rechazan la medida estrella de la CNMC contra la 'especulación verde'

La asociación de las grandes empresas cuestiona la obligación de presentar derechos de uso de los terrenos para acceder a conexiones a la red.

La CNMC prepara medidas para cortar la burbuja de las renovables.
La CNMC prepara medidas para cortar la burbuja de las renovables.

A las grandes compañías eléctricas no les gusta demasiado el cóctel antiburbuja que la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha diseñado, en forma de circular, para cortar la especulación en el sector de las energías renovables. Aelec, la asociación que agrupa a las grandes compañías,-EDP, Endesa, Iberdrola, Naturgy y Viesgo- va a presentar alegaciones al plan de la CNMC. En ellas, rechaza uno de los puntales contra la especulación en el sector de moda: la exigencia de títulos de derechos de uso de terrenos para conceder conexión a la red a los productores.

Las empresas consideran que la propuesta de la CNMC no tiene demasiado sentido; especialmente en el sector eólico, donde por la ubicación de los parques es difícil obtener esos derechos antes de poner en marcha el proyecto. Fuentes empresariales al tanto de las alegaciones sostienen que la medida puede alentar más todavía una especulación que mueve ya cifras espectaculares. Se negocian contratos de alquiler condicionados a la puesta en marcha de proyectos en los que tierras de secano, con rentabilidades de 300-400 euros por hectárea, disparan el alquiler hasta los 2.500 y 3.000 euros por hectárea.

El artículo de la circular que cuestionan las eléctricas es el 6, apartado 3D. Recoge que la solicitud de acceso por parte del productor debe contener, al menos "contrato de opción de compra, contrato de opción de alquiler, constitución de derecho de usufructo o cualquier otra figura jurídica que otorgue el derecho a usar los terrenos que se prevé ocupará la instalación de producción (excluidas sus infraestructuras de evacuación), conforme al anteproyecto de la misma".

La CNMC no se cierra al cambio. Las fuentes consultadas en el organismo precisan que si las empresas presentan una alternativa razonada y razonable puede haber modificaciones en la circular. Hay tiempo para la reflexión. El plazo de consulta pública de la norma finaliza esta próximo viernes. Pero tendrá que pasar posteriormente por el Consejo de Estado, según aclaran las fuentes de la CNMC.

Fiebre renovable

Mientras se cuece la norma, la fiebre renovable sigue subiendo. Red Eléctrica de España (REE) recibe solicitudes de conexión a las redes a un ritmo de 300 MW al día. Suma ya 147.300 MW y eso es prácticamente el triple de lo que prevén los planes del Gobierno para aumentar la potencia renovable hasta 2030 (67.500 MW). Tanto el Ministerio de Transición Ecológica -que tiene pendiente la aprobación del decreto de acceso y conexión-, como la propia Red Eléctrica (REE) son conscientes de que tienen sobre la mesa un problema serio.

Todas las asociaciones lo saben. Pero cada una defiende sus intereses. Las empresas implicadas en la generación eólica no encaran el riesgo de burbuja de la misma forma que los promotores fotovoltaicos. Hay un cierto consenso, eso sí, en la necesidad de modificar  el sistema de concesión de permisos de conexión. Porque no es el ideal. Es gratuito y hasta 2014 no tenían fecha de caducidad. Los permisos han acabado por cotizar a precio de oro. Guardar la vez en la cola para acceder a las líneas eléctricas se ha convertido en un activo. La consecuencia ha sido que la burbuja, sin alcanzar el tamaño de 2007, ha tomado cuerpo suficiente para dificultar el control de los precios eléctricos a medio plazo, según señalan expertos y asociaciones del sector.

Pero cada sector vela por lo suyo. En opinión de los pequeños productores, la posición de las grandes compañías no es inocente. Aunque están de acuerdo con la idea de que la Administración sea más exigente con los requisitos de quienes solicitan puntos de evacuación, temen que las eléctricas acaben por imponer la promoción de grandes proyectos, megacentrales que pueden afectar -como ya sucede en Murcia- a terrenos agrícolas.

Prórroga de permisos

Al margen de las alegaciones de Aelec, todas las empresas afectadas por la circular de la CNMC plantean "sus" mejoras. Endesa, por ejemplo, va a trasladar una cuestión en la que la última palabra la puede tener el Gobierno: prolongar al menos un año la validez de los permisos de acceso a la red que están a punto de concluir al cumplir cinco años y que han dejado en el aire entre 1.000 y 2.000 MW de potencia eólica. La cuestión fue medio resuelta mediante un decreto (RD 15/2018). Pero precisa una vuelta. El tema en todo caso, según las fuentes consultadas en la CNMC, compete al Gobierno por el rango legal requerido.

Hay más puntos polémicos. Por citar uno: el sistema de subastas que plantea la CNMC para "filtrar" la avalancha de solicitudes de enganche a la red. En general, el sistema no gusta. La razón es que poner precio al enganche de los proyectos a la red puede mandar una señal a los especuladores. En su lugar, algunas de las empresas consultadas defienden la exigencia de avales más altos y/o mayores exigencias en tiempo y forma a los promotores. En todo caso, debate asegurado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios