Jueves, 27.06.2019 - 07:16 h
Una nueva sentencia

Una empleada de Amazon gana al seguro en una batalla legal por una baja laboral

El TSJ de Madrid tumba una sentencia y da la razón a la trabajadora: su enfermedad se agravó con el trabajo por lo que es un accidente laboral.

Fotografía Amazon huelga
La empleada trabajaba en los almacenes del gigante en España. / José González

David vence a Goliat. Una empleada de los almacenes de Amazon en España ha ganado a la aseguradora. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid acaba de tumbar una sentencia de primera instancia y confirma que la lesión en la rodilla de la trabajadora del gigante del comercio electrónico, que la mantuvo durante más de un año de baja, es un accidente laboral y no una enfermedad común.

Todo arrancaba en septiembre de 2016. La empleada, que trabajaba para la filial de almacenes del gigante, acudía a los servicios médicos de la mutua Asepeyo por un dolor en una de sus rodillas. Durante la asistencia sanitaria, se apreció la posible existencia de una calificación de origen degenerativo. La Seguridad Social dictó resolución por la que se consideró la baja temporal una consecuencia de un accidente de trabajo. 

La empleada fue intervenida quirúrgicamente diez días después de iniciar la baja y recibió el alta un año y tres meses después, en diciembre de 2017. Sin embargo, no aguantó ni una semana. A los cinco días volvió a solicitar la baja por una recaída. Amazon no dio parte de accidente y manifestó, según queda reflejado en la sentencia a la que ha tenido acceso La Información, que solamente la trabajadora "hizo un mal gesto al agacharse" y que su lesión no tiene relación con el trabajo. 

En un primer asalto, en el Juzgado de lo Social número 32 de Madrid, la empleada perdió. El juez confirmó la versión de la aseguradora (y de Amazon) y, por tanto, certificó la baja como enfermedad común. Hay que decir que existen diferencias significativas entre una enfermedad común y el de un accidente de trabajo. Si se certifica este último, la totalidad del coste desde el primer día lo afrontaría la mutua (en caso contrario lo haría desde el día 16).

Ahora, un recurso de la empleada ante el TSJ de Madrid concluye en una sentencia favorable. La Sala de lo Social del tribunal entiende que se trata de un accidente de trabajo, al igual que manifestó la Tesorería de la Seguridad Social. ¿La razón? La enfermedad que sufría la empleada no había provocado ningún problema ni impedimento a la trabajadora en el pasado.

"La actividad laboral desarrollada por la operaria fue el factor desencadenante de la situación patológica agravada", asegura en la sentencia. Es decir, entiende que se trata de una enfermedad padecida con anterioridad que se agrava como consecuencia de la lesión en el puesto de trabajo. Ante la sentencia, cabe recurso de casación en el Tribunal Supremo.

Amazon Spain Fulfillment, según su propia memoria anual presentada en el Registro Mercantil, sufrió durante el pasado año un total de 187 accidentes de trabajo que causaron baja -sin contar los llamados 'in itinere'-. Se trata de 39 accidentes por cada millón de horas trabajadas en los diferentes centros de la filial.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios