Martes, 22.10.2019 - 19:33 h
Nuevas políticas en Brasil

Iberdrola, Indra... las empresas españolas esperan las privatizaciones de Bolsonaro

Confían en las nuevas oportunidades con el futuro Gobierno y  están a la expectativa de la política económica que se implante a partir del 1 de enero.

Bolsanora ganó la primera vuelta de las presidenciales en Brasil.
Iberdrola, Indra... las empresas españolas esperan las privatizaciones de Bolsonaro. / EFE

Las empresas españolas instaladas en Brasil están a la expectativa de las privatizaciones anunciadas en su campaña por el presidente electo de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, ya que esperan anunciar nuevas inversiones, afirmó el embajador de España en Brasilia, Fernando García Casas.

"Por ahora no hay incertidumbre sino expectativas. Una cosa es lo que se anuncia en la campaña y otra lo que luego se hace en el ejercicio del poder, pero creo que los empresarios españoles esperan continuar aquí y comprometerse con nuevas inversiones", dijo García Casas al hacer un balance de su visita de dos días a Río de Janeiro en la que se reunió con ejecutivos de las empresas españolas. "Como las elecciones fueron el domingo aún hay que esperar al 1 de enero (cuando asume el nuevo Gobierno) para ver si se concretan los anuncios y las declaraciones del presidente electo de nuevas privatizaciones y de una mayor apertura económica", agregó.

Según el embajador, las empresas españolas están confiadas en nuevas oportunidades en Brasil en el futuro Gobierno y por eso están a la expectativa de la política económica que será implantada a partir del 1 de enero en el gigante latinoamericano y del funcionamiento de los nuevos ministerios anunciados.

Bolsonaro anunció la víspera que fusionará los actuales ministerios de Hacienda, Planificación y Desarrollo, Industria y Comercio en una súper cartera de Economía que será asumida por Paulo Guedes, un economista liberal de la Escuela de Chicago y que ha sido hasta ahora su principal consejero económico. Durante su campaña el ultraderechista anunció una política económica liberal que buscará reducir el tamaño del Estado con nuevas privatizaciones y concesiones, sanear las cuentas públicas y abrir la economía del país.

Una de las principales expectativas es si Bolsonaro mantendrá el proceso de privatización de Eletrobras, la mayor empresa eléctrica de América Latina y cuyos activos interesan a varias multinacionales, incluyendo a las españolas del sector. García Casas, que en su visita a Río de Janeiro se reunió con autoridades locales, colaboradores de Bolsonaro y ejecutivos de Iberdrola, Repsol, Hispamar e Indra, entre otras empresas, recordó que España es el segundo mayor inversor extranjero en Brasil y que la inversión de las empresas españolas en el país es de largo plazo.

Según el diplomático, los empresarios españoles confían en la recuperación de la economía brasileña tras la profunda recesión que el país sufrió en 2015 y 2016, cuando su PIB encogió en siete puntos porcentuales. Brasil comenzó a recuperarse en 2017, con un ligero crecimiento del 1,0 %, y la expectativa es que ese proceso prosiga en 2018, para cuando se espera una expansión del 1,3 %. "Los empresarios españoles piensan que la coyuntura económica está cambiando, aunque los números del desempleo aún son preocupantes (11,9 %), pero que se pueden abrir nuevas oportunidades", afirmó.

Recordó que la inversión española acumulada en Brasil llega a unos 40.000 millones de euros y que las empresas españolas son responsables por cerca de 160.000 puestos de trabajo directos en el país. "También hay 8.000 millones de euros de inversión brasileña en España, lo que muestra que tenemos que seguir en nuestra asociación estratégica y trabajar en ella", afirmó.

Ahora en Portada 

Comentarios