Miércoles, 26.06.2019 - 10:40 h
El examen a la banca española

En el peor test de estrés: Santander gana 1.200 millones... y Sabadell pierde 1.630

Los cuatro bancos españoles pasan la prueba y sólo la entidad de Josep Oliu tendría números rojos entre 2018 y 2020 en el peor escenario económico.

Ana Botin, presidenta de Banco Santander y Josep Oliú, presidente del Sabadell.
En el peor escenario económico, Santander ganaría 1.200 millones entre 2018 y 2020 y Sabadell perdería 1.630 millones. / EP

"Las notas de los bancos españoles son buenas, pero es un examen a cierre de 2017 y han pasado muchas cosas desde entonces que no se han tenido en cuenta". Una de las cuatro entidades financieras españolas que ha pasado el examen de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés) quita relevancia a unos test de estrés que dan un claro aprobado a Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell. Y es que al entrar en detalle, no todas solventarían igual el trance de una crisis económica.

En el peor escenario posible (con una economía en recesión y caída del empleo), Santander, BBVA y CaixaBank, pese a todo, ganarían dinero, mientras que el Sabadell caería en números rojos. En concreto, la entidad presidida por Ana Botín lograría un beneficio, entre 2018 y 2020, de 1.208 millones de euros, en el peor de los casos, y sería la tercera entidad europea que mejor resultado obtendría de las 48 analizadas.

Por detrás estarían CaixaBank, que ganaría 739 millones de euros; y BBVA, que se quedaría en 344 millones. Sin embargo, Sabadell, en esos tres ejercicios, perdería 1.631 millones de euros, según los datos publicados por la EBA. En este examen europeo, Bankia ha sido eximida de pasar por la lupa del supervisor por estar en plena integración de BMN.

Los test de estrés miden si los bancos cuentan con el capital necesario para operar con normalidad tras asumir en sus balances el peor escenario económico previsible. En él, el denominado escenario adverso, el Producto Interior Bruto (PIB) de España sufriría este año una caída del 0,3%, que llegaría al 1,5% en 2019 y volvería a crecer, un 1,1%, en 2020. Combinado, además, con un aumento del desempleo (que se estima en el 3,3% para el conjunto de la UE) y, también, un nuevo pinchazo del los precios de la vivienda.

Gráfico de los test de estrés 2

Y, en ese escenario más negativo, las cuatro entidades españolas sufrirían un golpe en sus resultados de este 2018 que, a tenor de cómo va la economía y los balances que han presentado hasta septiembre, no va a producirse. En ese peor contexto, Santander perdería este año algo más de 4.000 millones; BBVA, superaría los 2.700; Sabadell, 1.285 millones; y CaixaBank sería el mejor parado, con unos números rojos estimados en 387 millones. Unas pérdidas que se cuantifican en este ejercicio porque, por prudencia contable, es cuando tiene que realizar el esfuerzo financiero y soportar el golpe, según indican desde una de las entidades.

Los motivos

Los bancos españoles celebraron su aprobado en los test de estrés, pese a que saquen peor nota que hace dos años, porque el examen ha sido más severo. En cambio, lamentan la lentitud con la que se hacen públicos unos resultados que, en realidad, no reflejan la situación de sus balances actuales y cómo han reforzado su capital en lo que va de 2018.

Por ejemplo, no recogen la venta de sus carteras inmobiliarias o de créditos fallidos, ni la desinversión de CaixaBank en Repsol. Además, los análisis descontextualizan la situación económica, dando mejores perspectivas para este 2018 a las economías de Turquía o de Italia de las que atraviesan al finalizar el ejercicio.

En esa misma línea, el Banco Central de Inglaterra criticó en la tarde del viernes que la EBA ha aplicado un escenario mucho más duro para los bancos de la 'City' que para el resto. Por ejemplo, en el peor escenario, a Lloyds le otorga una ratio CET1 'fully loaded' del 6,8%. Lo coloca como el tercer peor resultado de los 48 bancos examinados, cuando el 'aprobado' se consigue con el 5,5%. Barclays sale aún peor parado incluso, porque se queda en 6,37%.

En el caso de los cuatro bancos españoles, sus ratios en ese peor escenario se sitúan en el 7,58% del Sabadell; el 8,8% del BBVA; el 9,11% de CaixaBank; y el 9,2% de Santander.

Estas dudas sobre si los test de la EBA son un fiel reflejo de la situación actual, quedan patentes en el caso de los bancos italianos. Pese a la reciente evolución de su economía (Bruselas acaba de pedir al Gobierno de Giuseppe Conte que reelabore su presupuesto), sacan mejor nota que los ingleses e, incluso, que los españoles. Por ejemplo, Intesa Sanpaolo, en el peor escenario, logra un ratio de capital del 9,66%; y Unicredit, del 9,34%. "Que Barclays tenga un ratio inferior al Banco Popular de Milano (Bami) agota la credibilidad de los test de estrés de este año", asegura en un análisis la firma de inversión JPMorgan.

Pese a todo, los bancos españoles no salen mal situados en el ránking de entidades que más capital destruirían en caso de crisis. De hecho, tres de ellos están entre los mejores. Santander sería el tercero que menos capital perdería; BBVA sería el quinto y CaixaBank, el sexto. Sabadell, en cambio, sería el decimotercero que más capital perdería en el caso de que se produjese un severo traspiés económico.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios