Cero energético en la isla

Endesa acusa a REE de falta de actuación para evitar el gran apagón de Tenerife

La compañía que preside Beatriz Corredor rechaza la versión de la eléctrica y reitera que es totalmente ajena al fallo que provocó el cero energético en la isla.

El fallo en una subestación de Endesa provoca un nuevo apagón en la isla de Tenerife
El fallo en una subestación de Endesa provoca un nuevo apagón en la isla de Tenerife

El director general de Endesa Canarias, Pablo Casado, ha descargado en Red Eléctrica de España (REE) buena parte de la responsabilidad del gran apagón que dejó la isla de Tenerife a oscuras elpasado día 15 de julio. Según Casado, el incidente se originó en el disparo y desconexión de la central de ciclo combinado de Granadilla -responsabilidad de Endesa- pero el "cero energético" se hubiera podido evitar si REE hubiera reaccionado de forma adecuada.

REE rechazó la acusación. En un comunicado, la compañía que preside Beatriz Corredor reiteró que es "totalmente ajena a los fallos que provocaron el corte del suministro que afectó a la  isla y que, por tanto, no tiene ninguna responsabilidad en las causas que lo originaron". El operador del sistema añadió que  "actuó cumpliendo en todo momento con los procedimientos establecidos para tratar de minimizar todo lo posible el tiempo de reposición".

Endesa maneja otra versión. La eléctrica explica que el sistema automático -"deslastre·-actuó "de forma correcta y de acuerdo a lo previsto, aunque no fue suficiente para estabilizar completamente el sistema; a partir de ese momento, cualquier nueva maniobra de desconexión de carga debe realizarse manualmente y ésta debe ser indicada por el Operador del Sistema".

No es la única carga. "Después de  los deslastres" añade la eléctrica "durante algo menos de dos minutos, se requería una actuación por parte de REE, desconectando carga adicional más allá de la actuación automática de los deslastres para evitar el colapso". Según Endesa, REE no lo hizo y todo acabó en desastre: un millón de personas sin luz y enfado porque los incidentes se repiten año tras año.

Fue un apagón total como el que ya sucedió el 29 de septiembre de 2019. Entonces, un fallo en la misma subestación de Granadilla-Abona dejó sin suministro a medio millón de abonados de la comercializadora Endesa. En aquel primer cero, REE asumió la mayor parte de la responsabilidad tras semanas de debate con Endesa.

El nuevo apagón se ha producido un mes después de que el Gobierno canario sancionara con 10 millones a Endesa y con 30 millones a REE por los fallos del otoño pasado. Las mayor multa recayó sobre el operador del sistema, que acabó por asumir también el grueso de la responsabilidad por lo que sucedió: un doble fallo en la subestación de Granadilla-Abona que llevó al sistema al cero energético y paralizó las dos centrales eléctricas de la isla, Caletillas y Abona, propiedad de Endesa. Algo que se ha podido repetir.

Mostrar comentarios