Lunes, 16.07.2018 - 18:09 h
El Estado paga por incentivos a la inversión 

Endesa e Iberdrola aún cobrarán 200 millones por centrales infrautilizadas

Los ciclos combinados representaron en 2016 el 10,5% de la generación eléctrica peninsular, con un coeficiente de utilización del 13%

Gráfico ciclos combinados.

Endesa e Iberdrola aún cobrarán en torno a 200 millones de euros en los próximos años por haber invertido en centrales de generación de gas (ciclos combinados) a pesar de su escasa utilización. Endesa tiene pendientes de cobro 140 millones e Iberdrola otros 68 millones, según han detallado ambas empresas. Además de los denominados "incentivos a la inversión", las compañías eléctricas -no sólo Endesa e Iberdrola- cobran también por mantener las centrales disponibles. En los últimos dos años han ingresado por "disponibilidad" otros 345 millones.

La factura pendiente de pago forma parte del complejo sistema eléctrico que llevó a las empresas del sector a sobreinvertir en centrales de gas a comienzos de siglo confiadas en una planificación -no obligatoria- que se demostró errónea. Finalmente, se instalaron 27.000 MW de centrales de gas que funcionan poco, pero que hay que pagar.

Según los datos de Red Eléctrica de España (REE), los ciclos combinados representaron en 2016 el 10,5% de la generación eléctrica peninsular, con un coeficiente de utilización del 13%. Una ruina que se sostiene sobre el bolsillo de los usuarios.

Para Iberdrola, el chorro de millones por haber invertido en centrales de gas acabará en 2023.  Hasta entonces ingresará ocho millones por el ciclo de Arcos 3 (Cádiz) que tiene derechos de cobro hasta 2019; 18 millones hasta 2020 por el ciclo de Escombreras (Murcia) y otros 40 millones hasta 2023 por la central Castellón 4. Gas Natural Fenosa -que no ha detallado las cantidades de cobro pendientes- y Endesa, con 140 millones por cobrar, seguirán ingresando en algunos casos hasta el año 2029.

Todo porque las centrales que funcionan con gas (CTCC) se utilizan poco pero cobran por estar disponibles. Lo hacen por dos vías: por disponibilidad y como incentivo a la inversión. En el año 2013, las ayudas a la inversión se redujeron a menos de la mitad, de 28.000 euros MW/año a 10.000 Euros MW/año. A cambio, se duplicó el periodo durante el cual podrían cobrarlas.

El tira y afloja por las ayudas a una actividad con exceso de capacidad viene de atrás. En 2016, Gas Natural Fenosa  reclamó al Gobierno 400 millones en concepto de responsabilidad patrimonial por la expulsión de sus centrales del sistema a partir de 2009.

Otra batalla en el Tribunal Supremo

La batalla, como es habitual en el sector energético, ha llegado al Supremo. En octubre pasado, el caso llegó al alto tribunal. Gas Natural argumenta que mientras el consumo de electricidad caía hasta un 3,5% en el periodo 2009-2014, la potencia renovable instalada -y retribuida en exceso en su opinión- creció más de un 50%. Sus centrales, asegura, fueron expulsadas del sistema, con un perjuicio de 400 millones en su cuenta de resultados.

La pelea en los tribunales coincide con la polémica desatada en el sector gasista por las acusaciones de manipulación de precios de la electricidad lanzadas por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) contra Endesa y Gas Natural Fenosa. Competencia ha abierto a ambas compañías un expediente sancionador tras encontrar indicios de alteración de precios en las ofertas de mercado de generación entre octubre de 2016 y enero de 2017.

Endesa e Iberdrola aún cobrarán 200 millones por centrales infrautilizadas

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios