Lunes, 23.09.2019 - 05:44 h
Enero se estrenará con la interposición de demandas

Endesa saca partido al retraso de la nueva reforma laboral en su conflicto sindical

UGT reclama ante la Dirección de Trabajo la reanudación de las negociaciones para firmar un nuevo convenio tras decaer el que estaba vigente

Central de Compostilla, propiedad de Endesa.
Endesa saca partido al retraso de la nueva reforma laboral en su conflicto sindical. / EFE

En una negociación que afecta a 36.000 personas- 9.000 trabajadores en activo y 27.000 jubilados- todas las armas son útiles y todas son pocas. Tras 18 meses de tiras y aflojas, la dirección de Endesa y los sindicatos no se han puesto de acuerdo para firmar un nuevo convenio colectivo. El que estaba en vigor acabó con el primer día del nuevo año, con  polémica y con anuncio de demandas.

Desde el mes de junio, cuando el Gobierno de Pedro Sánchez llegó a La Moncloa, la parte sindical asumió como un as más de la partida la anunciada reforma de la reforma laboral de 2012 ("contrarreforma") que recuperaría, entre otros equilibrios, la ultraactividad de los convenios. Pero la reforma se ha aplazado. El IV Convenio en vigor de Endesa expiró formalmente hace un año. Tras el periodo obligado de negociaciones, ya no es de aplicación. Los sindicatos se ven presionados para negociar un nuevo acuerdo sin el apoyo de la nueva reforma laboral.

El portavoz de UGT, sindicato mayoritario en la eléctrica, Manuel Jaramillo admite que las expectativas que abrió el cambio de Gobierno pesaron en las negociaciones. Pero lo que queda, sostiene, es una ofensiva de la empresa "para quitar derechos a los trabajadores pasivos". UGT apunta a Francesco Starace, consejero delegado de la italiana Enel -propietaria del 70% de Endesa-, como impulsor de un plan para controlar los 700 millones provisionados en las cuentas de Endesa para pagar la factura eléctrica de sus jubilados.

Más negociaciones

El sindicato mayoritario ha reclamado ante la Dirección General de Trabajo la continuidad de las negociaciones con la dirección de Endesa. Además, ha anunciado la interposición de dos demandas en las próximas semanas ante la Audiencia Nacional "en defensa de la tutela de derechos fundamentales" y de los derechos del personal retirado. Jaramillo adelanta también que la organización apelará a la responsabilidad de los políticos que permitieron la venta de Endesa a la italiana Enel y la aplicación de una estrategia que califica de "expolio".

Las explicaciones de la empresa sobre el conflicto remiten a los comunicados enviados a los empleados tras las negociaciones. No obstante, fuentes de la compañía destacan que la parte sindical confió en exceso la marcha de la negociación a medidas que no han  llegado, en referencia a los anuncios del Gobierno sobre el mercado laboral. Sobre la supuesta eliminación de derechos de los pasivos, esas mismas fuentes aseguran que la compañía paga consumos medios de sus trabajadores de 9.000 kwh cuando la media de una familia española es de 3.500 kwh

Con la extinción del IV Convenio, acaba también -según la empresa- la obligación de pagar la factura eléctrica de su personal retirado. La compañía dará un plazo de seis meses para que los afectados contraten su nuevo suministro. Además, se suprimen otros beneficios como ayudas de estudios o servicios médicos.

Situación complicada

Para el personal en activo -los 9.000 de plantilla- la situación, explica José Manuel Falagán (CC OO /Endesa), dependerá de su contrato ("contractualización"). Para los sindicatos, asegura Falagán "la situación es complicada". Desde el punto de vista de CCOO, lo importante es establecer prioridades para hacer frente a cuestiones como el cierre de las centrales de carbón.

Endesa ha solicitado formalmente ya el cierre de las centrales térmicas de Andorra (Teruel) y Compostilla (León). La eléctrica argumenta que le resulta "imposible" abordar las inversiones necesarias para que las centrales cumplan con los nuevos límites de emisiones establecidos por la UE que entrarán en vigor el próximo 30 de junio de 2020. Están en juego 166 empleos directos en el caso de Compostilla y 153 en Andorra.

El resumen sindical de las negociaciones mantenidas en los últimos meses con la dirección de la empresa es descarnado. El comunicado conjunto elaborado por UGT, CC OO y el Sindicato Independiente de la Energía (SIE) asegura que "toda la negociación ha sido una falta de respeto a los trabajadores , manteniendo su objetivo inicial a toda costa de eliminar derechos y dejar decaer nuestro convenio colectivo, dejándonos las mismas condiciones en cuanto a derechos y obligaciones, pero carentes de carácter normativo en su origen regulatorio (...) pudiendo aplicar las modificaciones que consideren a su conveniencia". El conflicto no ha acabado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios