Miércoles, 18.07.2018 - 09:05 h
Once semanas consecutivas de alzas

El precio de la gasolina no para de subir y ya alcanza máximos de hace tres años

Los expertos no prevén que el precio del petróleo caiga a corto plazo sino todo lo contrario, lo que se trasladará (y rápidamente) a los precios.

Evolución precio de los carburantes
Evolución precio de los carburantes

El llenar el depósito de gasolina del coche es un quebradero de cabeza. El ir a la gasolinera se está convirtiendo en algo cada vez más caro y las perspectivas no son nada halagüeñas. Los expertos no prevén que el precio del petróleo caiga a corto plazo sino todo lo contrario, lo que se trasladará (y rápidamente) al precio de los combustibles. La subida, por tanto, será un elemento clave en la agenda de la nueva ministra de Energía y Medio Ambiente, Teresa Ribera

El litro de gasóleo ha alcanzado los 1,242 euros por litro, un 0,16% más que la última semana, y no solo marca máximos anuales sino que alcanza niveles no vistos desde diciembre de 2014, según el Boletín Petroleo de la Unión Europea. Si no tienes un coche diésel sino gasolina la situación es aún peor ya que el litro ha alcanzado los 1,337 euros, máximos desde junio de 2014, tras subir un 0,15% en la última semana.  

El precio medio del litro de ambos combustibles ha escalado a máximos en el año tras no dar tregua al conductor y encadenar once semanas consecutivas de subida. Por tanto, acumula un encarecimiento del 10% desde finales de marzo. Este fuerte avance se produce al calor del rally que ha experimentado el petróleo tras la decisión de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear con Irán y los problemas de producción o tensiones geopolíticas que se viven en países como Arabia Saudita, Venezuela, Libia o Nigeria. 

De hecho, grandes bancos de inversión apuntan a que el rally del precio del crudo todavía tendría recorrido (a pesar de cotizar en máximos de 2014) y no estaría agotado. Goldman Sachs, por ejemplo, alertaba que el precio del Brent se iría a 82,5 dólares si otros países no 'abrían' el grifo. Por tanto, el mercado estará pendiente de la reunión que celebrará la OPEP a finales de este mes. 

Con todo este escenario, el conductor que vaya hoy a llenar un depósito de 55 litros de gasolina, debería desembolsar 73,5 euros, lo que supone 5,6 euros más que en el arranque de año. Por su parte, el que tenga un coche diésel pagará 68,3 euros, notando en su bolsillo la misma subida que si echara otro combustible. 

Por tanto, la 'lupa' de Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, no está surtiendo efecto. El ministro indicaba hace algunas semanas que el Gobierno estaba "vigilante" para que la subida del crudo no suponga un aumento de los márgenes de los operadores

Más barata que en la Unión Europea

Precio de los carburantes en Europa

Este escenario es aún más desfavorable para el bolsillo de otros conductores europeos. De hecho, el precio de venta del litro de gasolina se sitúa en los 1,475 euros en el caso de la Unión Europea y en 1,517 euros para la eurozona mientras que el de diésel alcanza los 1,373 euros en ambas regiones. 

Los combustibles más baratos en España frente a nuestros vecinos europeos obedece a que, pese a la subida de impuestos, nuestro país cuenta con una menor presión fiscal que la media comunitaria. De hecho, es frecuente ver a conductores portugueses y francesas que viven en regiones limítrofes con España o a pocos kilómetros como llenan su depósito en gasolineras de nuestro país. 

El precio de la gasolina no para de subir y ya alcanza máximos de hace tres años

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios