Domingo, 19.01.2020 - 14:06 h
Impulso al autoconsumo de energía eléctrica

El Gobierno prohíbe a las eléctricas cortar la luz cuando haya olas de frío o de calor

Apuesta por un nuevo bono social energético que sea de concesión automática y que cubra todas las fuentes de suministro.

Teresa Ribera en el Consejo de Ministros
El Gobierno prohíbe a las eléctricas cortar la luz cuando haya olas de frío o de calor. / EFE

El Gobierno ha presentado este viernes la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética que contempla, entre otras medidas, la prohibición de cortar el suministro de energía en situaciones climatológicas extremas. Con el objetivo de "poner a la ciudadanía en el centro del nuevo sistema energético", el Gobierno ha aprobado esta disposición junto al real decreto que regula las condiciones del autoconsumo de energía eléctrica. 

Durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha destacado las cifras de pobreza energética en España, donde hay entre 3,5 y 8 millones en esta situación. Por ello, el Ejecutivo ha planteado el objetivo de reducir entre un 25% y un 50% estos datos en 2025 a través, entre otras medidas, de la prohibición de cortar el suministro energético en situaciones climatológicas extremas, como puede ser una ola de frío de calor, o con el bono social energético de concesión automática.

La restricción al corte de suministro se suma a las ya existentes de no cortar el suministro a familias en riesgo de exclusión social y beneficiarios del bono social en los que en la unidad familiar haya un menor de 16 años, una persona con discapacidad igual o superior al 33% o con grado de dependencia II o III.

Además, el documento amplía el periodo previo al corte de suministro en caso de impago, que hasta ahora para los consumidores vulnerables acogidos al bono social de electricidad habilitaba un plazo de cuatro meses antes de que el suministrador pudiera interrumpir el servicio. La Estrategia aumenta el plazo otros cuatro meses, durante los cuales el consumidor recibirá un suministro mínimo vital que se fijará atendiendo a las diferentes situaciones de vulnerabilidad, informó el Ministerio para la Transición Ecológica.

La iniciativa, dividida en cuatro ejes de actuación y 19 medidas, ofrece por primera vez una definición oficial sobre la pobreza energética, establece cuatro indicadores (gasto desproporcionado, pobreza energética escondida, incapacidad para mantener la vivienda a una temperatura adecuada y retraso en el pago de las facturas) para su seguimiento -que determinan que, en la actualidad, existen entre 8,1, y 3,5 millones de personas que cumplen algunos de los criterios.

Ribera, señaló que el objetivo de esta medida, junto al Real Decreto por el que se regulan las condiciones del autoconsumo de energía eléctrica, también aprobado este viernes, es "poner a la ciudadanía en el centro del nuevo sistema energético". Respecto a la regulación del autoconsumo, como avanzaba La Información, el nuevo decreto del Ejecutivo apuesta por compensar a los productores que tengan excedente con un sistema de compensación -facturación neta o 'net billing'- que se calculará mensualmente.

Fomento del autoconsumo colectivo

Hasta el momento, si el autoconsumidor quería obtener una compensación por la energía generada que no consumía instantáneamente y se inyectaba en la red, debía constituirse jurídicamente como productor de energía, realizando los trámites y declaraciones fiscales que la ley exige. En virtud de este nuevo decreto, la comercializadora de energía compensará al usuario por la energía excedentaria en cada factura mensual.

Este mecanismo es aplicable para aquellas instalaciones con una potencia no superior a 100 kilovatios (kW) -siempre que la electricidad sea de origen renovable- y la compensación económica podrá llegar hasta el 100 % de la energía consumida por el usuario en ese mes.

El real decreto también permite que un consumidor pueda aprovechar los excedentes de su vecino y coparticipar en el autoconsumo, si éste no está consumiendo su parte proporcional de energía. Además, se permite realizar el autoconsumo tanto con instalaciones de generación situadas en la misma vivienda, como en otras ubicadas en las proximidades. Por ejemplo, se podrán instalar placas fotovoltaicas en edificios contiguos que tengan mejor orientación siempre que haya acuerdo entre las partes.

Asimismo, fomenta la figura del autoconsumo colectivo, que fomentará esta fórmula en las comunidades de propietarios o en polígonos industriales. El texto abre también la posibilidad de que todas las comercializadoras puedan ofrecer servicios de autoconsumo renovable.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING