El Tribunal Supremo avaló el recargo

El Gobierno va a una guerra de decretos para anular el impuesto al sol este año

Todos los grupos parlamentarios excepto PP respaldan la proposición de ley presentada en el Congreso para eliminar las trabas al autoconsumo

La ministra Teresa Ribera, en el Foro Cinco Días.
La ministra Teresa Ribera, en el Foro Cinco Días. / EFE

A vueltas con el impuesto al sol. Un decreto (RD 900/2015) lo implantó en el año 2015 y otro decreto lo puede eliminar en 2018. La transición energética se empieza a escribir a golpe de BOE. El Gobierno está empeñado en eliminar las trabas al autoconsumo. Lo quiere hacer antes de fin de año, según ha explicado la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, pero el terreno está embarrado.

Todos los partidos, excepto el PP, apoyan la proposición de ley presentada en mayo en el Congreso para fomentar el autoconsumo y eliminar los peajes de respaldo -el impuesto al sol-, aunque la dinámica parlamentaria complica su debate antes de fin de año. Por ello, el Gobierno baraja  la vía del decreto como atajo.

El vehículo elegido para eliminar trabas es un proyecto que ya está avanzado: el decreto de Acceso y Conexión. Pero hay un problema. Tal y como está concebido, el decreto serviría para eliminar barreras como las que dificultan el autoconsumo compartido, pero no para acabar con la pieza mayor: el impuesto al sol. Un simple decreto no puede modificar una ley y el impuesto al sol que recogió el RD 900/2015 -y que respaldó el Tribunal Supremo en octubre de 2017- cae bajo el paraguas de la la Ley Eléctrica de 2013.

Alianza por el autoconsumo

Fuentes de la Alianza por el Autoconsumo, de la que forman parte organizaciones como APPA, UNEF, ANPIER, Greenpeace o CC OO, admiten  que eliminar el impuesto al sol con un simple decreto -que tiene valor de reglamento- no es posible. Dan por hecho que el decreto de Acceso y Conexión se transformará en decreto-ley, lo que permitirá acelerar los trámites. La otra vía, la de la proposición de ley, no sería posible antes de fin año, aseguran.

El recurso al decreto ley por parte del Gobierno exige justificar su urgencia. Así lo contempla la Constitución. Para el director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), José Donoso, el recurso al decreto ley como vía de urgencia "está justificado ante la evolución de los precios de la electricidad en los últimos meses al ser el autoconsumo un elemento capaz de contribuir a moderar la factura de los consumidores".

El presidente de la Fundación Renovables, Fernando Ferrando, también considera "urgente" eliminar las trabas al autoconsumo. "Entendemos", asegura, "que no existe inconveniente alguno para derogar el impuesto al sol vía decreto". 

Todas las fuentes consultadas coinciden en que la convalidación del decreto ley en el Congreso, previo debate y votación, no tendrá mucha dificultad dado el amplio respaldo con que cuenta la proposición de ley de Fomento del Autoconsumo. El decreto eliminará trabas, facilitará el autoconsumo compartido -que avaló el Constitucional al derogar varios artículos del decreto de 2015- y recogerá una vieja aspiración de las asociaciones: valorar los excedentes de energía que se inyecten a la red desde las instalaciones.

Las cifras del autoconsumo

Con la desaparición del impuesto al sol, las cifras del autoconsumo pueden dar un salto espectacular. A día de hoy, las estadísticas oficiales recogen números absolutos muy pequeños. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) sólo registraba en en junio pasado (últimos datos) 256 puntos de suministro en baja tensión y en régimen de autoconsumo. Son instalaciones pequeñas y conectadas a la red, de forma que pueden volcar el excedente de energía si lo generan. Las instalaciones aisladas y sin conexión no requieren registro. El registro de instalaciones del antiguo Ministerio de Energía recoge una cifra más elevada, con 1.328 puntos de suministro.

El Ministerio de Transición Ecológica confía en el autoconsumo como una herramienta importante para lograr los objetivos que la UE recoge en sus directivas. El objetivo es combinar eficiencia energética con más uso de renovables en los edificios y en el transporte. La edificación y el transporte son los sectores clave al concentrar el 65% del consumo de energía y el 70% de las emisiones contaminantes. Y en todo ese proceso, la gestión de la demanda es la llave del nuevo modelo energético.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios