Domingo, 17.02.2019 - 09:47 h
Las sanciones entran en vigor en noviembre

Irán comienza a desplegar medidas para 'blindar' su petróleo frente a Washington

Los precios han aumentado ante la incertidumbre sobre el petróleo iraní, después de que EEUU se retirara el pasado mayo del acuerdo nuclear.

Irán anunció que su país ofrecerá su petróleo a través de la bolsa de valores nacional (EFE)
Irán anunció que su país ofrecerá su petróleo a través de la bolsa de valores nacional (EFE)

El Gobierno iraní expuso hoy su plan para mantener sus exportaciones petroleras, vitales para la economía del país, pese a las sanciones de Estados Unidos, y advirtió a Arabia Saudí contra intentar ocupar el puesto de Irán en el mercado mundial.

Las sanciones estadounidenses entran en vigor el próximo noviembre y Washington ya ha amenazado con castigar a todas aquellas empresas que a partir de esa fecha continúen haciendo negocios con Irán, sin hacer excepción alguna.

Ante esta situación, el primer vicepresidente de Irán, Eshaq Yahanguirí, anunció hoy que su país ofrecerá su petróleo a través de la bolsa de valores nacional, donde -afirmó- "el sector privado podrá comprarlo de forma transparente y luego exportarlo".

El vicepresidente explicó que Irán ya ha comenzado negociaciones con "países amigos" como China e India, los principales compradores, para seguir vendiendo su petróleo, cuyas exportaciones diarias alcanzaron el mes pasado los 2,8 millones de barriles de crudo y condensado.

EEUU está trabajando para que las sanciones contra Irán no afecten a la producción petrolífera global y, en esta vía, el presidente estadounidense, Donald Trump, pidió ayer a Arabia Saudí un aumento de hasta dos millones de barriles diarios para contener los precios del crudo.

El rey saudí, Salman bin Abdelaziz, confirmó que se ha comprometido a incrementar su producción a petición de Trump con el objetivo de compensar "cualquier potencial déficit de suministro", aunque Irán consideró que no tiene la capacidad de aplicar esta medida.

Al respecto, el ministro iraní de Petróleo, Biyan Zangané, pidió hoy a los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), entre los que figura Arabia Saudí, que "se abstengan de tomar medidas unilaterales" y de aceptar las demandas de EEUU.

La OPEP y sus aliados decidieron el pasado 22 de junio elevar su producción de crudo, pero solo en un millón de barriles diarios (mbd), para contener unos precios que están en su nivel más alto desde 2014.

Los precios han aumentado ante la incertidumbre sobre el petróleo iraní, después de que EEUU se retirara el pasado mayo del acuerdo nuclear con Irán de 2015 y volviera a imponer sanciones a Teherán.

No obstante, el resto de firmantes -Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania- siguen manteniendo consultas para salvar el pacto nuclear, cuyo futuro depende de que se garantice la venta de petróleo iraní.

Por ello, Irán ha formado un comité conjunto de miembros del Gobierno y el Parlamento para revisar los compradores del crudo iraní y establecer mecanismos para recaudar los ingresos petroleros bajo las sanciones.

La francesa Total, que firmó hace un año un acuerdo para desarrollar un yacimiento iraní, ya ha anunciado que si no logra una exención de EEUU deberán poner fin a sus trabajos en Irán.

Un funcionario del Ministerio de Petróleo iraní reconoció esta semana que algunas compañías europeas como Shell y Total han dejado de comprar petróleo iraní, pero -señaló- que Irán todavía está exportando a Europa, Asia y otras partes del mundo.

Ahora en Portada 

Comentarios